Saltar al contenido

Video de la primera conversación – respuestas del 2 – 8 de Noviembre

Preguntas y respuestas de la sección de Seamos Mejores Maestros sobre el vídeo de la primera conversación de la semana del 2 al 8 de Noviembre de 2020.

Salude a la persona según las costumbres locales. ¿Qué debería decir o hacer al saludar?

En cada lugar se puede emplear unas expresiones como “Buenos días, tardes o noche” seguido de un lenguaje gestual determinado. Incluso en ciertos lugares o en diferentes entornos, puede que las palabras sobren y simplemente se inicie la conversación con un gesto. Por ejemplo, en un contexto laboral, en el que ambos compañeros se encuentre en el descanso, puede que no se inicie la conversación con un “Buenos días” (ya que esto puede que se lo hayan dicho al comienzo de la jornada o no”), sino que se inicie la conversación directamente por su nombre o por alguna circunstancia del trabajo. Por ejemplo: “Juan, ¿cómo vas?” o “La verdad que hoy el día está siendo agotador”. Por lo que vemos, que una conversación, según el contexto, se puede iniciar de una forma u otra. Una forma más tradicional y formal como un “Buenos días” o de una forma más informal como en la parada de autobús con un “Hoy hace un día muy bueno”. Los contextos, las costumbres locales y nuestra creatividad, puede dar lugar a que se inicien conversaciones con frases e introducciones muy diversas.

¿Cómo podría seguir la conversación? ¿Qué podría decir y qué texto usaría?

La respuesta del hermano se aleja de la concepción que tenía la persona sobre posibles gobiernos. Cuando se habla de gobiernos y políticos, se piensa en los actuales líderes humanos, o los pasados o los que pueden venir en el futuro. Las personas no suelen percibir un gobierno que no esté liderado por humanos. Por tanto, un gobierno celestial como en el cielo, en la tierra, un gobierno por parte de Dios no se suele usar como una opción válida. Sin embargo, y tal como hace el hermano, muchas personas oran por este Reino. De esta forma, logra que la persona vea que no es un gobierno nuevo o algo que le dice solo esta persona. Sino que está muy extendido, muchas personas creen en ello y lo esperan con ganas. El proceder después de decir que solo se cree en el Reino de Dios, consiste en explicar un poco en qué consiste y acercarle a la persona este concepto, que puede que lo haya oído por primera vez, o que por el contrario, lo haya escuchado muchas veces (por ejemplo, en las oraciones) pero no haya reparado en lo que de verdad significa. Por lo que despertaremos el interés de la persona haciéndole partícipe en la conversación, haciéndole ver que es muy real y está muy cerca, y traerá grandes bendiciones que es lo que se explicará en la pregunta que dejará pendiente.

Los textos a emplear, según la guía de actividades, son Mateo 6:9,10 e Isaías 9:6,7. Este último pasaje es un poco más extenso, puede requerir más tiempo de explicación y puede que usemos solo determinadas partes de estos versículos. En cualquier caso, este último texto se puede emplear para conversaciones más estables donde la persona nos permita extendernos más en la explicación. Mientras que Mateo 6:9,10 es ideal para explicar una idea sencilla a enlazar con lo que significa el Reino de Dios y lo que traerá.

¿Cómo podemos mantenernos neutrales si la persona quiere hablar de política o de problemas sociales?

Antes de afrontar una conversación de este tipo tenemos que tener en cuenta dos cosas: 1) respetar la opinión de la persona y 2) respetar la postura de la Biblia, es decir, no participar en estos temas y ser neutrales (todo esto, respetando la opinión de la persona).

Sería un error decirle que todo lo que dice no tiene ninguna validez y que se equivoca completamente, que ningún hombre puede lograr lo que dice. Pero también sería un error participar en la conversación destacando buenas decisiones que pueden tomar unos políticos u otros. Al final, los políticos o dirigentes en diferentes ámbitos son personas, humanos imperfectos que su trabajo es tomar decisiones, algunas más acertadas que otras.

Seremos respetuosos si escuchamos a la persona, respetemos su opinión y luego o antes damos nuestra opinión basada en la Biblia. Cada persona tiene una opinión y ha de ser respetada, de esta forma respetarán la nuestra, que siempre está en armonía con los principios bíblicos. Igual sobre problemas sociales, la Biblia trata mucho de ellos y nuestras publicaciones también, están a la orden del día, muchos dirigentes lo intentan solucionar, y la Biblia ya da la solución para muchos problemas sociales. Solo tenemos que exponer nuestro punto de vista, enseñar lo que dice la Biblia sobre los problemas sociales y sobre la dirección o ejemplos de gobierno terrestres en la antigüedad y el Gobierno de Dios. La Biblia por si sola dará el testimonio que Jehová merece y quiere, nosotros solo actuaremos de mensajeros al dar a conocer lo que dice la Biblia. Si nos limitamos a argumentar nuestras respuestas y reflexiones en la conversación con la persona a la que queremos transmitir el mensaje De Dios estaremos permaneciendo neutral y dando testimonio cabal de las buenas nuevas.

Cookies