Saltar al contenido

Tesoros de la Biblia | Semana del 8 al 14 de Febrero 2021

Discurso preparado de demostración para los tesoros de esta semana del 8 al 14 de Febrero de 2021. El vídeo “información sobre Números” no lo vamos a poner ya que es un video elaborado y editado por la organización y no por nosotros, y no sería correcto. Cuando hemos preparado esta entrada, el vídeo aún no estaba disponible, no obstante, estos videos suelen tener una duración de entre 3-4 minutos, por lo que, el siguiente discurso de demostración será inferior a 10 minutos para que se pueda adaptar de mejor forma al tiempo estipulado cuando introduzcáis el video introductorio en vuestros discursos.

Jehová organiza a su pueblo

https://youtu.be/VU6cG9GjyeQ
Video

Jehová hizo muchas cosas por su pueblo en la antigüedad y también las hace en la actualidad. Todo ello es de acuerdo a su voluntad y lo vemos reflejado en las cualidades y virtudes de su obra, en cada uno de los detalles y en la organización con la que se hace todas las cosas. Ni el más mínimo detalle se escapa de control, todo esta bajo su debido orden y rigurosidad, tal como el nombre de Dios merece.

Con las circunstancias, muchas muy difíciles que atravesaron los israelitas y los momentos de incertidumbre que vivieron, nunca faltó el orden, por muy difícil que pudiese parecer que lo hubiera o por muy difícil que pareciese ejercer orden en determinados momentos. ¿Un campamentos de miles, de millones de personas sería fácil de llevar? ¿Fácil de montar? ¿Fácil de organizar?

Si pudiéramos hacernos una imagen real de ello, vemos que no es nada fácil y es todo un reto si nos tocara a nosotros, como organizadores, velar por que todo salga bien como Dios quiere. Una similitud son nuestras asambleas, la organización que hacen nuestros hermanos es extraordinaria y lleva mucha planificación, trabajo y esfuerzo para que todo salga como siempre sale, a la perfección, alabando y honrando el nombre de Dios. En nuestras asambleas asisten miles y miles de personas… ¿imaginamos la organización del campamento de Israel?

¿Cómo lo hicieron? ¿Cuáles fueron las instrucciones de Jehová para que todo saliera como él quería? Porque todo se desarrolló de forma organizada, como pueblo de Dios. Jehová, es un Dios de orden. Leamos Números 1:52,53:

“Cada israelita debe montar su tienda en su campamento asignado, cada hombre según su correspondiente división de tres tribus, por grupos.  Y los levitas deben acampar alrededor del tabernáculo del Testimonio, para que no haya indignación contra el pueblo de Israel. Los levitas se encargarán de cuidar del tabernáculo del Testimonio”

Números 1:52,53

Notamos que todo israelita conocía y sabía donde debía montar su respectiva tienda respondiendo a una organización con orden y justa según tribus, por grupos. Cada hombre según con su correspondiente decisión de tres tribus. Una organización, un campamento con un nivel de orden como nunca se haya visto y que ensalza la majestuosidad, orden y sabiduría de Dios. Si pudiéramos y tendríamos el privilegio de ver tal orden desde una vista aérea panorámica veríamos como el pueblo de Dios refleja este gran orden con este campamento. En su lugar, tenemos esta imagen en la que podemos hacernos una pequeña idea del conjunto ordenado de tiendas de campañas según divisiones de tres tribus en sus ubicaciones, unas hacia el norte, hacia el sur, el este y el oeste respectivamente.

Además, también vemos las tiendas de campaña correspondiente a los levitas más cercanas al centro del campamento, que alojaban a estas familias de la tribu de Leví por sus funciones sagradas sacerdotales de la tienda de reunión, la cual se ubicaba en el centro separada del resto del campamento por una pared de tela. El tabernáculo, el lugar de adoración a Jehová construido por las mismas instrucciones precisas que dio él.

¿Sabemos cuántas tiendas de campaña habían? Muchísimas, Números 2:32,33:

“Estos son los israelitas que fueron registrados según sus casas paternas; el total de los varones registrados para el ejército en los campamentos fue de 603.550. Pero los levitas no fueron registrados con los otros israelitas, tal como Jehová le había mandado a Moisés.”

Números 2:32,33

Más de 600.000 varones registrados para el ejército. Estamos hablando de solo personas varones registrados para el ejército. A este número hay que sumar los 22.000 levitas y una vasta compañía mixta de extranjeros. Pero no solo esto, ni mucho menos, cada “hombre de guerra” tendría su familia. A ese muy elevado número de varones tenemos que añadir a las mujeres, a los niños, a las personas mayores, a las personas impedidas para la guerra… en definitiva, aunque no tenemos y es imposible dar una cifra exacta, podemos estar hablando, de quizás, más de 3 millones de personas en total. Un número que no podemos imaginar ya que nunca hemos visto a tantas personas juntas.

Tampoco se sabe cuál era la superficie total que ocupaba este campamento, se dice que se extendía desde Bet-jesimot hasta Abel-sitim, enfrente de Jericó, en las llanuras de Moab. Una gran ciudad, si vivimos en ella, podemos ver el caos que siempre hay y el tráfico que se genera y aún muchas no llegan a estos 3 millones de personas.

Aunque a nuestra mente le cueste imaginar estas cifras o la extensión del campamento o tantas tiendas de campaña juntas, algo que si sabemos y que nuestra mente no duda, es que la organización era perfecta tal como Jehová quiere, porque Dios organiza su pueblo. Así lo vemos hoy día, como la adoración que rendimos a Jehová se sigue efectuando como siempre, de forma ordenada. Jehová organizó a la nación de Israel y nos organiza hoy a nosotros, haciendo posible la adoración pura que estamos rindiendo actualmente y haciendo su voluntad de predicar su nombre por toda la Tierra. Porque como dice 1 Corintios 14:33:

“Porque Dios no es un Dios de desorden, sino de paz. Al igual que pasa en todas las congregaciones de los santos.”

1 Corintios 14:33

Y es por ello, que como pueblo de Dios que somos y honramos su nombre, todo lo que hacemos, ya sea de forma individual como dentro de la organización, queremos hacerlo como él quiere y como está haciendo todo su pueblo y que se dice en el versículo 40 de este pasaje bíblico:

“Pero háganlo todo de forma digna y ordenada”.

1 Corintios 14:40
Cookies