Saltar al contenido

Seamos mejores maestros – Semana del 25 al 31 de Mayo

Preguntas, respuestas, consejos y demostraciones para: Seamos Mejores Maestros y su consideración en congregación.

Preguntas y respuestas al vídeo demostración:

¿Qué hizo el hermano para introducir el texto bíblico? y ¿por qué ofreció el libro Nos enseña, y cómo lo hizo?

El hermano comienza con la pregunta que quedó pendiente. Es una buenas pregunta con una respuesta que todas las personas que no la conocen y que sufren igual que nosotros en este sistema de cosas quiere saber. Es por ello, que cuando el amo de casa le dice que tiene mucha curiosidad por saber la respuesta, el hermano utiliza la biblia y le dice que verán solo uno de los tantos ejemplos que se encuentra en ella. Esto produce dos cosas, por un lado, la respuesta la da directamente de la biblia, cuya autoridad es superior a la posible palabra del hermano, el hermano no dice: pues mira… ocurrirá esto y lo otro. En ese caso la persona puede pensar y decir: ya claro… pero eso es lo que dice usted. La Biblia supone siempre una fuente fiable ya que es la palabra De Dios. Y por otro lado, dice que le mostrará solo uno de los muchos ejemplos, lo que deriva que en la Biblia s muestren muchos ejemplos de cómo será y que ocurrirá en una paraíso de paz, esto puede llamar la atención de la persona hacia la Biblia para conocer mejor lo que dice en su totalidad.

¿Y qué mejor forma de conocer todas esas cosas bonitas que promete la Biblia que por medio del libro Enseña? Es el libro indicado para que una persona sin conocimiento de la Biblia comience a estudiarla y no se pierda con las enseñanzas más profundas que contiene la Biblia, y que quizás muchas personas que se inician en su lectura pueden llegar a no comprender de primeras y abandonar su estudio. El libro Enseña, es una herramienta fácil y eficaz para entender los puntos principales de la Biblia y preparar a la persona para un posterior estudio más profundo de las Santas Escrituras.

Demostración de la segunda revisita: 3 minutos o menos

  • Buenas tardes. ¿Cómo estás hoy? ¿Sigues mejor que ayer?
  • Buenas tardes Sara. Sí, gracias. Estoy mejor, aunque como te he dicho ayer, aún no me puedo creer por lo que estamos pasando.
  • Es increíble si, nunca lo habíamos vivido antes.
  • Es como si estuviéramos en una película de esas del fin del mundo, menos mal que parece que poco a poco nos vamos recuperando.
  • No estábamos preparados para algo así. Pero recuerda que ayer vimos que la muerte no es el fin de todo. Ni lo será estas epidemias u otras que puedan venir. ¿Recuerdas la pregunta que dejamos pendiente?
  • Sí claro, dijimos que me ibas a enseñar como será la vida después de que Dios resucite a nuestros familiares y seres queridos.
  • Es muy bonito de leer. Es una gran esperanza que nos da después de ver cómo está el mundo hoy día, y cada vez peor. Te voy a leer Isaías 32:18, allí dice: “Mi pueblo vivirá en un lugar pacífico, en hogares seguros y lugares de descanso tranquilos”. ¿A quién no le gustaría?
  • A nosotros nos encantaría, que mi familia y mis hijos estén seguros es lo único que puede querer un buen padre. Y más que parece que este mundo irá a peor.
  • Cómo bien sabes, todo lo que Dios ha dicho se cumplirá. En un futuro, podremos ver esa paz en un gran paraíso, en una tierra sin maldad, violencia, guerra, injusticias o enfermedades. Tendremos hogares verdaderamente seguros y nunca temeremos nada.
  • Sería fantástico poder ver tal cosa.
  • Sin embargo, con todo lo que estamos viendo, puede que nos preguntemos cómo podrá suceder eso si cada vez parece que estamos peor.
  • Sí, yo la verdad que no tenía muchas esperanzas hasta que me llamaste ayer.
  • Pues mira, siempre debemos tenerla, mañana si quieres hablamos otro ratito, y vemos ¿qué hará Dios para que haya paz en la Tierra? ¿Te parece?
  • Me parece genial.
  • Hablamos mañana.

Demostración del curso bíblico: 5 minutos o menos

  • Buenas tardes María. ¿Cómo estás hoy? ¿Lista para el estudio?
  • Buenas tardes. Yo muy bien, siempre me motiva ver tu energía. ¿Tú cómo estás?
  • Yo también estoy muy bien, con ganas de empezar a estudiar y aprender cosas contigo.
  • Muchas gracias, yo también… ¿por dónde íbamos? ¿párrafo 18 verdad?
  • Exacto, si no te importa, ¿puedes leerlo?
  • Si claro. Dice: (…leer párrafo…).
  • Perfecto, gracias. ¿Cuál dirías que es la clave de este párrafo? Si tuvieras que resumirlo en una palabra o dos, ¿cuál sería?
  • Creo que diría: “el amor”.
  • Muy bien, ¿y por qué dirías el amor?
  • Porque con amor podemos perdonarlo todo y llevarnos todos bien.
  • Así es. Mira, voy a leer 1 Pedro 4:8. allí dice (…). ¿Sabes? Hay un ejemplo muy claro sobre esto. Supongamos un hijo con sus padres, ¿cuántas veces los padres se enfadan con el hijo por no obedecerles?
  • Pues si ese hijo es como fui yo, miles y miles de veces.
  • ¿Y alguna vez tus padres te dejaron de hablar o te abandonaron por todas esas cosas malas que hiciste?
  • Nunca, siempre estuvieron conmigo, preocupándose y ayudándome.
  • Ese amor fraternal, es el mismo que debemos cultivar con todos nuestros hermanos. Nosotros somos como ese niño, cometemos errores y pecamos continuamente, pero nuestro amor es tan profundo entre nosotros que nunca dejaremos que un malentendido se convierta en un problema mayor y nos separe.
  • Nunca lo había pensado así, tienes mucha razón. Además, muchas veces nos enfadamos por tonterías y nuestro orgullo, a veces, nos impide pedir perdón o simplemente olvidar todo lo que ocurrió.
  • Esa es otra ventaja de ser como niños, son libros abiertos y en blanco, ellos no tienen cuenta del orgullo, ni recuerdan las cosas que han hecho mal. Simplemente continuan siendo niños y juntos a sus padres. Es otra cualidad a imitar, ¿nos hemos equivocado? Sí, ¿y qué? Siguen siendo nuestros hermanos, y les queremos. Cómo tu has dicho, la mayoría de los problemas se crean por tonterías sin importancia. ¿A qué dormimos mejor cuando no tenemos ningún problema o preocupación que cuando si tenemos una?
  • La verdad es que si, cuando tienes algo en mente te sigue dando vueltas por dentro y cuesta más dormir.
  • ¿Y qué necesidad hay de eso? Ninguna, ser amorosos con nuestros hermanos y solucionar siempre nuestras diferencias con ellos, nos servirá para ser más felices, para edificarnos unos a otros, y para mejorar nuestra amistad con Jehová. Vamos a leer Colosenses 3.13 y seguimos con el estudio, ¿quieres leerlo tú?
  • Dice… (…leer texto… y fin del estudio).
Cookies