Saltar al contenido

Seamos mejores maestros | Semana del 25 al 31 de Enero 2021

Ejemplo de demostraciones para las asignaciones de seamos mejores maestros para la semana del 25 al 31 de enero de 2021 con la primera conversación venciendo una objeción, un ejemplo de la revisita a la que se le entrega una invitación para las reuniones y se presenta el vídeo -sin ponerlo- de: ¿Cómo son nuestras reuniones? y por último, un ejemplo de demostración del curso bíblico con el folleto Buenas noticias, su capitulo 12 y los párrafos 6 y 7.

Primera Conversación con objeción

Marco de circunstancias: Hablamos con nuestro vecino/a después de cierto tiempo sin verlo y nos ponemos al día de la situación. Le decimos que la oración puede ayudarlo y darle ánimo, pero piensa que Dios nos ha abandonado por todo el mal que existe hoy día.

Vídeo
  • Buenos días Manuel. ¿Cómo se encuentra? Hace tiempo que no coincidimos, ¿cómo está llevando todo esto?
  • Buenos días Alberto. Pues mira a días mejor y otros días peor. ¿Tú cómo estás?
  • Estamos ahí luchando, no es fácil lo que estamos viviendo.
  • La verdad es que no Alberto. Personalmente, mi situación emocional parece una montaña rusa de esas de las ferias. Hay días que me levanto con ánimo y otros que no me quiero ni levantar de la cama.
  • Hay que ser fuertes Manuel, y no pensar más de lo debido en los problemas.
  • Ya Alberto, pero es que son muchas cosas… ya tenía problemas, y ahora tengo muchos más.
  • Es cierto Manuel, tenemos muchos problemas… es lo que genera la sociedad actual. Un aspecto que nos ayuda mucho a mi familia y a mí, es la oración a Dios, nos da el ánimo, consuelo y auxilio que necesitamos siempre en el momento oportuno.
  • Alberto, la oración no es la solución a mis problemas. Soy mucho mayor a ti, así que hazme caso en eso, Dios no nos escucha, de hecho… yo creo que nos ha abandonado desde hace mucho tiempo… solo tienes que mirar a tu alrededor para darte cuenta de esto.
  • Entiendo Manuel. No obstante, todo el dolor y sufrimiento que pasamos no viene de parte de Dios, él nunca querría eso. Dios es amor, nos ha creado y nunca ha querido vernos sufrir. A diferencia del diablo, que siempre ha ido en contra de Dios, este mundo está dominado por él y así lo vemos si estudiamos las profecías de la Biblia y vemos cómo se están cumpliendo. ¿Tú no crees que Dios escucha nuestras oraciones, no?
  • No lo sé, dejé de orar hace mucho tiempo…
  • Déjame leerte lo que dice aquí en la Biblia en Salmo 65:2: “A ti, el que escucha las oraciones, a ti acudirá gente de toda clase”. La Biblia nos dice que Dios sí escucha las oraciones. Dios nunca se ha ido y mucho menos, nunca nos ha abandonado. Miles de personas oran a Dios todos los días por muchas cosas diferentes y sienten sus bendiciones. Sí es cierto, que Dios escucha las oraciones sinceras y solo responde aquellas de personas que ponen fe en él. Muchas de estas personas encuentran el ánimo y consuelo que necesitaban.
  • No sé Alberto, ¿y tú crees que a mí también me puede ayudar?
  • Estoy convencido de ello, Manuel. Dios ayuda a todo aquel que lo necesite sinceramente y confía en el poder que tiene Dios para cambiar las cosas. Esta fe que muchas persona tienen en Dios la han ido construyendo a medida que aprenden de él y han visto las muchas bendiciones que tiene la oración. Hay muchas cosas que aprender sobre la oración… como por ejemplo, ¿sobre qué cosas podemos orar? Allí te está esperando tu mujer, pero podríamos hablar de esto mañana si nos volvemos a ver. ¿Te parece?
  • Sí vale, un ratito como el de hoy tendré para ver eso.

Revisita con invitación a las reuniones y presentación del vídeo

Revisita a un compañero de trabajo.

  • Buenos días Carlos, ¿cómo estás?
  • Muy bien Alberto, ¿tú cómo te encuentras?
  • Bien también, gracias. Con ganas de seguir con la conversación. ¿Recuerdas la pregunta que dejamos pendiente?
  • Sí, íbamos a hablar hoy sobre qué cosas podemos orar.
  • Muy bien, ¿y has pensado un poco en esa pregunta? ¿Qué cosas se te ocurren sobre las que podemos orar?
  • Pues si Alberto, desde el otro día le he dado alguna vuelta a esa pregunta. Y he pensado algunas cosas, por ejemplo, pedirle ayuda sobre los problemas que tenemos mi familia y yo, o también darle las gracias por ejemplo, por los alimentos.
  • Muy bien, eso está muy bien Carlos. Vamos a completar lo que has dicho con la respuesta que da la Biblia. Déjame leerte 1 Juan 5:14, allí dice: “Y esta es la confianza que tenemos con él: que le podemos pedir cualquier cosa que esté de acuerdo con su voluntad y él nos escucha”. Por lo que vemos, que podemos pedirle cualquier cosa que esté de acuerdo con su voluntad y lo que me has comentado antes creo que está de acuerdo con esta voluntad de Dios. ¿Qué cosas crees que podría no estar de acuerdo con esta voluntad de Dios?
  • Pues se me ocurren cuestiones sobre el dinero, ganar más y más dinero no creo que esté bien pedirle a Dios por eso.
  • Muy bien. Si es cierto que las familias se tienen que sostener y para eso es necesario trabajar, pero como tú bien dices, una cosa es eso, y otra es ser avaricioso. Muy bien, otras cosas por las que muchas personas oran es por ejemplo: cuando hay fútbol, cada afición pide que gane su equipo, ¿de qué equipo será Dios, no?. Las guerras son un acto humano que no aprueba bajo ningún concepto Dios, y sin embargo, cada bando ora por sus intereses. En definitiva, por lo único que debemos orar es por la voluntad de Dios, esas son las cosas que podemos pedirle, Dios las escuchará y las responderá porque esa es la confianza que tenemos con él como leemos en el texto, ¿te fijaste no?
  • Sí me he fijado, tiene que ser bonito poder tener una relación de confianza con Dios.
  • Esa relación se va construyendo poco a poco, conociendo más de Dios y de lo que dice su palabra la Biblia. Así podremos lograr una confianza y una fe en Dios de tal modo, que no solo escuche nuestras oraciones sino que veamos los resultados, que serán muchas bendiciones. Personalmente, y como bien sabes, fortalezco mi confianza con Dios asistiendo a unas reuniones bíblicas donde se diserta información muy interesante. Te voy a enseñar un vídeo muy cortito. Mira…
  • Vaya, eso es lo que hacéis en las reuniones… parece que hay un buen ambiente de verdad. Es muy diferente a lo que yo hacía cuando iba a la Iglesia.
  • Así es Carlos, somos como una familia. Es una lástima que ahora con todo esto de la pandemia hemos suspendido estas reuniones presenciales por la seguridad de todos. Pero esto no nos ha parado, y ahora las hacemos por medio de videoconferencia, todos nos conectamos desde nuestras casas y estudiamos la Biblia juntos desde la comodidad de nuestro hogar. ¿A ti te gustaría probar un día, por ejemplo, esta semana el viernes por la tarde? Simplemente te conectas sin compromiso ninguno y escuchas lo que allí se dice, seguro que te gustará, es solo un ratito.
  • Pues suena interesante Alberto. Miraré a ver qué turno tengo en el trabajo el viernes.
  • Perfecto Carlos. Mira, te dejo una tarjeta de invitación a nuestra reunión y te apunto por aquí el nombre del programa para que sepas cuál es para acceder. Igualmente, el viernes seguro que nos vemos en el trabajo y te explico como te puedes unir a la reunión si al final puedes. Y de paso, podemos seguir hablando de cómo establecer esta confianza con Dios para que responda a nuestras oraciones.
  • Muy bien Alberto, gracias.

Curso bíblico con el folleto buenas noticias

Ejemplo para el curso bíblico con el folleto buenas noticas en su capítulo 12 y los párrafos 6 y 7.

  • Muy bien Juan. Hasta ahora hemos visto aspectos muy importantes de la oración. Una vez ya sabemos esto, vamos a ver otro aspecto muy importante que te ayudará personalmente en tu relación con Dios y en cómo escuchará tus oraciones. La siguiente parte, el punto 4, dice: ¿Cómo puede usted acercarse a Dios? Nota que aquí dice cómo te puedes acercar tú mismo con Dios, tu relación íntima con él, como puedes construirla y tener una estrecha amistad con Dios hasta el punto de ser su amigo. Lee el siguiente párrafo cuando quieras.
  • Sí, dice… “Lo logrará meditando en lo que ha aprendido acerca de él en la Biblia. Piense en sus acciones, sus consejos y sus promesas. La meditación y la oración le ayudarán a valorar más el amor y la sabiduría de Dios.”
  • ¿Cómo dice que lograrás esta amistad con Dios?
  • Pues aprendiendo de lo que dice la Biblia. Y la meditación y la oración también me ayudará.
  • Muy bien Juan. Tenemos que tener conocimiento de la Biblia, de toda su palabra en general, pero para esta relación con Dios, hay que profundizar especialmente en lo que dice la Biblia sobre Jehová, cuáles son las maravillosas cualidades de Dios, la Biblia nos enseña mucho sobre él y la oración es el medio que nos ha dejado, un privilegio, para hablar directamente con Dios. ¿Cómo te sientes por ello?
  • Pues muy bien… que pueda hablar directamente con Dios y me escuche, a mi, con todas las personas que también lo harán, la verdad que te hace sentir muy bien.
  • Dios quiere seamos sus amigos, que lo amemos tal como nos ama a nosotros, que pensemos en sus acciones, en sus consejos y sus promesas, que conozcamos de él y luego demostremos lo que hemos aprendido nosotros también, así estaremos obedeciendo todo lo que él dice como se dice en Josué 1:8, termina diciendo este texto: “porque entonces te irá bien en tu camino y entonces actuarás con sabiduría”. ¿Y sabes porqué? Mira Salmo 1:1-3…
  • Porque de esa forma no estaríamos siguiendo los consejos de personas malas o con malas intenciones.
  • Exactamente…
  • Sino que estaremos disfrutando de la ley de Dios.
  • Perfecto Juan. Ya podemos pasar al siguiente párrafo.
  • “Solo podrá estar cerca de Dios si confía en él, si tiene fe en él. Pero la fe es como un ser vivo: necesita ser alimentada constantemente, y eso se consigue reflexionando en las razones que uno tiene para creer lo que cree.”
  • Claro. Piensa en tus amigos, en tu mejor amigo. Ese mejor amigo no siempre fue así, no naciste con un mejor amigo, y puede que tengas amigos desde la infancia, muy buenos amigos pero no el mejor amigo que puede que lo conocieras hace no tanto tiempo. ¿Y por qué es tu mejor amigo esa persona y no otra?
  • Pues porque a esa persona le puede contar cualquier cosa y puedo confiar plenamente en él.
  • Exacto, es justo lo que acabamos de leer en este párrafo, ¿no?
  • Sí, solo podemos estar cerca de Dios si confiamos en él, si tenemos fe en él, si le contamos cualquier cosa y tenemos plena confianza como con nuestro mejor amigo.
  • Muy bien Carlos. Y además de eso, con ese mejor amigo compartes mucho tiempo con él y seguro que salís mucho juntos y hacéis actividades juntos, ¿no?. Porque eso, es lo que te ha llevado a ser tu mejor amigo y quizás… antes lo era otro, pero por determinadas circunstancias ya no pasas tanto tiempo con esa persona y esa relación se ha enfriado. Lo mismo ocurre con la fe, ¿cómo dice este párrafo que es?
  • Es como un ser vivo. No es conseguirla y ya está, sino como dices, hay que estar constantemente alimentándola y reflexionar en las razones por las que tenemos esa fe y creemos en Dios.
  • Porque queremos que Jehová siga siendo nuestro mejor amigo, un amigo como Dios no encontrarás en ningún sitio y no debemos permitir que nuestra relación con él se enfríe. Debemos tener la certeza que tenemos ahora Juan, de la veracidad de todo lo que estamos estudiando aunque esta sociedad nos intente entrampar y nos diga lo contrario, esto solo provocaría problemas en nosotros. Tenemos que tener certeza de nuestra fe y confianza plena en Dios y en su Palabra, así lo dice Hebreos 11:1,6 y si así lo hacemos, como dice el versículo 6, nuestro mejor amigo Dios de seguro que nos recompensará y tendremos grandes bendiciones y grandes frutos por nuestra relación con Dios. ¿Tienes alguna pregunta sobre esta importante parte antes de pasar a la siguiente?
Cookies