Saltar al contenido

Seamos mejores maestros – Semana del 24 al 1 de Marzo de 2020

¡Vídeo ya disponible en nuestro canal oficial de YouTube!

PREGUNTAS Y RESPUESTAS AL VÍDEO

¿Cómo resaltaron los publicadores el valor práctico del texto bíblico? y ¿Por qué es esta una buena forma de ayudar a quienes muestran interés en la Biblia?

Los publicadores utilizan el texto de Isaías 65:21-23. Que dice: “Construirán casas y vivirán en ellas; plantarán viñas y comerán su fruto. No construirán casas para que otros vivan en ellas ni plantarán para que otros coman. Porque los días de mi pueblo serán como los días de un árbol, y mis escogidos disfrutarán al máximo del fruto de su trabajo. No se esforzarán en vano ni traerán hijos al mundo para que sufran, porque son la descendencia compuesta por los que Jehová ha bendecido, ellos y sus descendientes”.

Es un pasaje bíblico extenso, pero la persona ya ha mostrado interés en las visitas anteriores y está muy cerca de dar los pasos para comenzar un estudio bíblico a conciencia. Entonces, una vez que la persona ya tiene interés en el mensaje de Dios, en la Biblia… que ya ha visto que lo que dice es cierto, es la verdad… que sus profecías, las profecías que los hermanos le han enseñado se están y muchas se han cumplido. El siguiente paso de la persona, será conocer mejor todo acerca de Jehová y las bendiciones que nos promete a su pueblo, porque en su interior, esa persona quiere ser parte de nosotros.

Es por ello que el publicador, busca la aplicación práctica del texto que lee su compañero. Pero no una aplicación práctica con un ejemplo en la vida real, sino con su propia ejemplo, hace a la persona partícipe del panorama que ha visualizado mentalmente en su cabeza. El hermano lo ha colocado mentalmente en un paraíso, en su propia casa, libre de cargas materiales y económicas, cultivando juntos en familia un hermoso jardín.

Todos queremos ser felices, vivir en paz y por siempre. El hermano tuvo en cuenta las dificultades que la persona estaba pasando, se acordó de ellas y sin incluirlas en la conversación, ya que son confidencias que le contó hacia nuestro hermano y que no debemos volver a sacarlas en la conversación, si se refirió a ellas en el sentido de las bendiciones que dentro de muy poco tendrá él y su familia si ponen fe en nuestro Creador.

Sin lugar a dudas, esta persona encuentra un cobijo hablando con nuestros hermanos que le permite abstraerse del ajetreo y la vicisitudes de este mundo para imaginarse una realidad que muy pronto vendrá, y que ya sabe que Dios lo ha prometido, y como promesas anteriores se han cumplido, ésta también. No hace falta que la persona pregunte cuál es el siguiente paso, ya se lo regala el hermano por medio del libro ¿Qué nos enseña la Biblia?.

SEGUNDA REVISITA

EJEMPLO DE DEMOSTRACIÓN

  • Buenas tardes Julián, ¿Cómo sigue?
  • Pues mire, ahí vamos en otro día más de trabajo duro y más cerca del fin de semana, otra vez, para poder descansar por fin.
  • Si, ya queda menos para volver a descansar de la rutina.
  • ¿Ustedes cómo están?
  • Bien, como ya sabes, Jehová nos da fuerzas y energías para efectuar su obra.
  • Eso está muy bien.
  • ¿Sabes que llegará un día en el que vamos a trabajar, pero será un trabajo tan regocijante y reparador que lo haremos con gusto y no nos cansará?
  • ¿Sí? ¿A qué te refieres?
  • ¿Recuerdas la pregunta que dejamos pendiente la semana pasada?
  • Recuerdo que me dijiste que me enseñarías cosas buenas que iban a pasar en el futuro.
  • Si, cosas realmente maravillosas que hará Jehová. Una de ellas tiene que ver con el trabajo que te he dicho. Vamos a leer en Isaías 65:21-23. Mira, allí dice: Construirán casas y vivirán en ellas; plantarán viñas y comerán su fruto. No construirán casas para que otros vivan en ellas ni plantarán para que otros coman. Porque los días de mi pueblo serán como los días de un árbol, y mis escogidos disfrutarán al máximo del fruto de su trabajo. No se esforzarán en vano ni traerán hijos al mundo para que sufran, porque son la descendencia compuesta por los que Jehová ha bendecido, ellos y sus descendientes.”
  • Vaya, dice que no trabajaremos para los demás.
  • Exacto.
  • ¿Y también que construiremos nuestras propias casas?
  • Exactamente, es una de las grandes maravillas que nos espera. Este sistema de capitalismo – consumismo desaparecerá. Viviremos en un paraíso sin corrupción, sin contaminación donde podremos elegir dónde y cómo construir nuestra propia casa, trabajar nuestros propios campos para comer y vivir felices con nuestras familia y con nuestro pueblo. No quiere decir que estemos solos para construir la casa, evidentemente nos ayudaremos mutuamente. Pero, ¿viste lo importante de este trabajo? Es un trabajo para nosotros mismos, por lo que…
  • Por lo que no dependemos de él para ganar un sueldo y malvivir. Sino que lo haremos con gozo y alegres como me dijiste.
  • Imagínate que todos tus ahorros los inviertes en comprar una finca, y ahora en esa finca, tú y tu familia hacéis lo que queréis. Construyen la casa de vuestros sueños, plantan para recoger frutos, quizás arman una piscina. De seguro que cuando llegas de tu trabajo no tienes ningún problema en trabajar en tu finca.
  • Claro que no, es nuestra ilusión, de toda la familia.
  • Igual sucede aquí. Tenemos que ahorrar riquezas espirituales en esta vida para poder realizar todas nuestras ilusiones en la vida eterna que nos promete Jehová, donde trabajar será un verdadero placer.
  • No puedo esperar a ver tal cosa.
  • Jesús hará que puedas ver y disfrutar de lo que Jehová nos promete en este pasaje bíblico, ¿quieres saber cómo?
  • Claro, dime.
  • Lo vemos el próximo día en otro ratito.
  • Perfecto.

CURSO BÍBLICO

EJEMPLO DE DEMOSTRACIÓN

  • Muy bien. Ahora vamos a pasar al siguiente párrafo, el 19. Antes de leer, como siempre, vamos a tener en cuenta la pregunta que se nos plantea para encontrar más rápidamente la respuesta. Dice: ¿Por qué podemos estar seguros de que habrá alimento para todos en el nuevo mundo? Es una pregunta muy interesante. Hoy día, hay muchas personas alrededor del mundo que mueren de hambre o que están en situación de pobreza. Sin embargo, aquí Dios nos dice, que aunque vivamos eternamente y nos reproduzcamos, siempre habrá alimento. ¿Quieres leer el párrafo?
  • Claro. A ver: … Habrá alimento para todos. La Biblia dice: “Llegará a haber abundancia de grano en la tierra; en la cima de las montañas habrá sobreabundancia” (Salmo 72:16). Jehová “nos bendecirá”, y “la tierra misma ciertamente dará su producto” (Salmo 67:6).
  • ¿Qué te ha llamado la atención?
  • Sobre todo la parte donde dice que en las montañas habrá sobreabundancia, no solo abundancia.
  • Entonces, ¿de qué podemos estar seguros?
  • De que habrá alimento para todos.
  • Normalmente hoy en las cimas de las montañas lo que suele haber es frío. Pues dice el Salmo que también darán fruto las montañas. Y es que, con nuestro trabajo, con un reparto equitativo de los alimentos, con herramientas y técnicas que también utilizaremos, y con la bendición de Jehová sobre la tierra, ¿quién pasará hambre?
  • Nadie.
  • Exactamente. Nunca tendremos que preocuparnos por la comida ni de cualquier otra cosa, ¿sabes porqué?
  • Porque estamos viviendo en un paraíso donde no existe maldad.
  • Sí, y por lo que dice el siguiente párrafo: ¿cómo sabemos que la Tierra será un paraíso?. ¿Quieres leerlo?
  • Toda la Tierra será un paraíso. Tendremos bonitas casas y preciosos jardines (lea Isaías 65:21-24 y Revelación 11:18). Toda la Tierra será tan hermosa como el jardín de Edén. Jehová nos dará todo lo que necesitemos. La Biblia dice esto sobre Dios: “Estás abriendo tu mano y satisfaciendo el deseo de toda cosa viviente” (Salmo 145:16).
  • Vamos a leer los textos que se nos citan, los leo yo si quieres. El primero es Isaías 65:21-24: Construirán casas y vivirán en ellas; plantarán viñas y comerán su fruto. No construirán casas para que otros vivan en ellas ni plantarán para que otros coman. Porque los días de mi pueblo serán como los días de un árbol, y mis escogidos disfrutarán al máximo del fruto de su trabajo. No se esforzarán en vano ni traerán hijos al mundo para que sufran, porque son la descendencia compuesta por los que Jehová ha bendecido, ellos y sus descendientes. Incluso antes de que ellos llamen, yo responderé; mientras todavía estén hablando, yo los escucharé. Y el segundo es Revelación 11:18: Pero las naciones se llenaron de ira, y entonces vino tu propia ira y vino el tiempo fijado para que los muertos sean juzgados y para recompensar a tus esclavos, los profetas, así como a los santos y a los que temen tu nombre —tanto a los pequeños como a los grandes—, y para destruir a los que están destruyendo la tierra”. Bien, vamos por partes, ¿cómo sabemos que la Tierra será un paraíso?
  • Porque será como el jardín de Edén. Me imagino esas ilustraciones que me has enseñado, o la que vimos antes. Habrá paz y tranquilidad.
  • Y tendremos casa bonitas con sus jardines, y serán nuestras, propias, las construiremos con nuestras propias manos y al estilo que queramos.
  • Sí, como dice el pasaje que leíste de Isaías. Trabajaremos en nuestras propias cosas.
  • Y cuando hacemos eso, nos sentimos alegres, felices y contentos. No estamos supeditados a una jornada laboral, sino que trabajaremos con gozo, será nuestra forma de vida. Lo que hacíamos en el pasado, pasado fue, ¿te fijaste en revelación no?
  • Si.
  • El pasado quedó juzgado por el único que puede juzgar, Jehová. Fueron castigados y ahora, sus merecedores, las personas que fuimos justas en este mundo a los ojos De Dios, tenemos la gran bendición de poner construir nuestras propias casas.
  • Y cultivar nuestros propios jardines para nuestro alimento.
  • ¡Qué felices seremos!
  • Ya falta menos para ver a mis hijos corretear por el jardín o por donde quieran sin peligro alguno.
Cookies