Saltar al contenido

Preguntas que podemos hacernos para saber cómo está nuestra fe | 22 al 28 de Marzo 2021

Discurso preparado de demostración de seamos mejores maestros para esta semana del 22 al 28 de Marzo de 2021, de aproximadamente 5 minutos, con el tema:

Preguntas que podemos hacernos para saber cómo está nuestra fe

Vídeo

Tal como empezamos la semana un lunes… ajetreados, corriendo, el estrés del tráfico, del trabajo, de nuestras tareas en casa… acaba siendo domingo y otra vez vuelta a la rutina. Ha pasado una semana, y ahora nos toca enfrentar otra semana prácticamente igual hasta que nos damos cuenta que ha llegado verano. Y así año tras año.

En un momento reflexivo decimos: “El tiempo pasa volando”. Y resulta que este momento reflexivo y esta frase viene más a nuestra mente cuantos más años tenemos que cuando somos jóvenes. Luego la frase se convierte en: “La vida pasa volando o se me ha pasado volando”.

Leamos Habacuc 2:3 y no cerremos la Biblia:

“Porque todavía falta para que llegue el tiempo fijado de la visión”

Habacuc 2:3

Sí, todavía falta tiempo. Pero, ¿qué es el tiempo? Es efímero. Hemos dicho que pasa volando. Habacuc da la misma concepción sobre el tiempo, sigue diciendo, noten:

“y este avanza rápidamente hacia su final, y no fallará”

Habacuc 2:3

De jóvenes nos preocupaba suspender un examen, en la vida adulta nos preocupaba que nos despidieran del trabajo y cuando somos ancianos nos preocupan mucho más las enfermedades. Todo pasa y en cada etapa de nuestra vida no nos acordamos de lo anterior porque tenemos nuevas preocupaciones. Termina diciendo el versículo:

“Aunque se retrasara, ¡mantente a la expectativa! Se cumplirá sin ninguna duda. ¡No llegará tarde!”

Habacuc 2:3

¿Qué es lo que no pasa? ¿Qué es lo que no es efímero? La esperanza que nos da Jehová de vida eterna, de un nuevo mundo, de la venida de su Reino.

Nos hemos preocupado de muchas cosas en nuestra vida en las diferentes etapas que hemos vivido, pero… ¿nos hemos preocupado de la única cosa que no es efímera? ¿de la única cosa que no pasa con el tiempo sino que es eterna? ¿nos hemos preocupado de la única cosa importante en nuestra vida? ¿nos hemos preocupado de nuestra fe?

Nuestra fe, ¿es una fe firme? ¿está siendo una fe firme? El tiempo avanza rápidamente, ya lo hemos visto y leído en la Biblia. La vida se nos puede pasar volando, lo que no puede pasarse volando es nuestra fe, y ésta tenemos que fortalecerla no en una etapa concreta de nuestras vidas, sino en toda nuestra vida.

Si no, puede que la vida se nos pase volando y ya sea tarde para preocuparnos en nuestra fe. Es lo único que importa, todas las demás preocupaciones son temporales y efímeras, pasarán. La fe no.

¿Estoy perdiendo la fe en las promesas de Dios? ¿Sigo dándole a Jehová todo lo que puedo? ¿Se me hace difícil perdonar? ¿Me cuesta aceptar los consejos que me dan? ¿Me quejo de los hermanos que cuidan de la congregación?

Este mundo desparecerá por uno mucho mejor, no dejemos que el ajetreo de la vida diaria nos aleje de esta promesa que nos ha hecho Jehová. Sabemos que es una promesa muy viva, por eso vino Jesús a la Tierra, para morir por todos nosotros, no perdamos la fe en las promesas que nos ha hecho Dios, de nuestra fe en el rescate de Jesús.

Nunca hemos perdido la esperanza en esta promesa, la tenemos grabada en nuestro corazón… pero la vida pasa volando. Y puede que en cierto momento miremos atrás y veamos las cosas sobre una perspectiva diferente y pensemos… cuánto tiempo he dedicado a esas cosas y ya no están, cuántas energías he dejado en esa empresa para que ahora ya no exista o no me quieran… ¿sabes quién siempre está ahí con nosotros, cuidándonos y protegiéndonos, no? Jehová, nuestro amoroso Padre celestial. Y, ¿qué hemos hecho nosotros por él? ¿hemos estado siempre con él? ¿nos hemos acordado de él en todo momento dando lo mejor de nosotros mismos?

No seamos perezosos ni indolentes, hermanos. No hay nada más importante ni preocupación mayor que nuestra fe. Demos lo mejor de nosotros mismos siempre, en todos los ámbitos. Seamos verdaderos cristianos que portan la Palabra de Dios en cada momento de sus vidas, cada versículo de ella tiene que estar grabado a fuego en nuestro corazón como Lucas 11:4:

“Perdónanos nuestros pecados, porque nosotros mismos también perdonamos”.

Lucas 11:4

Tener muy presente la palabra de Dios hará que nuestra fe siempre sea firme, podemos fallar, podemos descuidarnos en ciertos momentos de nuestra vida, somos imperfectos pero Jehová nos perdona y nos instruye, no solo por la Biblia como con Lucas 11:4 sino que muchas veces se valdrá de hermanos experimentados para darnos consejos, ¿somos agradecidos o los vemos como una crítica?

Si los vemos como una crítica, ¿qué dice eso de nuestra fe? ¿estamos poniendo fe en estos hermanos que cuidan de la congregación? Nos dan consejos para nuestro bienestar y nosotros ahora solo nos estamos quejándonos de ellos cuando son los primeros que se preocupan por la fe de toda la congregación… por nuestra fe.

Cookies