Saltar al contenido

Noé, un siervo fiel de Jehová según la Biblia

Noé, siervo fiel a Jehová. ¿Qué lecciones podemos sacar de este ejemplo de fidelidad a Dios?

Noé según la Biblia

Noé según la Biblia. Un siervo fiel de Jehová, un ejemplo para todos nosotros. Conoce todo sobre Noé y lo que dice la Biblia y qué aprendemos de él. (Génesis 5:28-9:29; Mateo 24:37,38; 1Pedro 3:20; 2 Pedro 2:5; Hebreos 11:7).

Cronología de Noé según la Biblia

* a.E.C.: Antes de nuestra Era Común.

Tabla de contenidos

¿Quién era Noé según la Biblia, y dónde vivió?

¿Qué significa el nombre de Noé según la Biblia?

Su nombre posiblemente significa “Descanso; Consolación.”

¿Quién era Noé?

Era hijo de Lamec (hijo de Matusalén).

¿Dónde nació Noé?

Nació en el año 2970 a.E.C.

Cuando Lamec puso el nombre “Noé” a su hijo, dijo:

“Este hijo nos aliviará del trabajo y del esfuerzo doloroso de nuestras manos a causa del suelo que Jehová ha maldecido”.

Génesis 5:28,29

Noé aprendió mucho de Jehová gracias a su familia. Su padre Lamec, era un hombre de fe y nació cuando Adán todavía estaba vivo.

Es posible que Noé aprendiera que Adán y Eva desobedecieron a Jehová, y podía ver las consecuencias de su decisión. Lo que está claro es que lo que Noé aprendió le llegó al corazón y lo impulsó a servir a Dios.

“Noé era un hombre justo. Resultó ser intachable entre la gente de su tiempo. Él andaba con el Dios verdadero”.

Génesis 6:9

Pero no era nada fácil servir a Jehová en ese tiempo. La gente era muy violenta y algo terrible pasó. Algunos ángeles se rebelaron contra Jehová y bajaron del cielo a la tierra en forma de hombres para poder casarse con hermosas mujeres de la tierra.

Así nacieron sus hijos, los Nefilim (“derribadores”, “hacen caer a otros”). Eran gigantes y con una fuerza sobrenatural. Nos imaginamos como estaría el mundo en aquella época con estos seres allí, sería un lugar terrible y perverso.

Y no lo hacían en secreto, como haría un criminal, sino que actuaban para que les viera todo el mundo, así demostraron una descarada rebelión contra Jehová y sus mandatos.

Jehová vio todo aquello y esto fue lo que pensó y dijo:

“Jehová vio que la maldad del hombre crecía en la tierra y que los pensamientos de su corazón estaban inclinados solo hacia el mal todo el tiempo. Y Jehová sintió pesar por haber creado al hombre en la tierra; sintió un gran dolor en el corazón. Por lo tanto, Jehová dijo: “Voy a eliminar de la faz de la tierra a los hombres que he creado, tanto a ellos como a los animales domésticos, a los animales que se arrastran y a los animales voladores de los cielos, porque lamento haberlos hecho”. 

Genésis 6:5-7

Incluso decidió eliminar a toda la gente malvada en un plazo de 120 años:

“Y Jehová dijo: “Mi espíritu no tolerará por siempre al hombre, porque solo es carne. Por lo tanto, sus días serán 120 años”. (lea Génesis 6:3).

Génesis 6:3

Noé encontró una buena esposa y después de cumplir 500 años fue padre de tres hijos: Sem, Cam, Jafet. Sería muy difícil criar a sus hijos en ese ambiente con tantas malas influencias.

Los Nefilim eran hombres poderosos y de fama, cualidades que seguramente atrajeran a los niños. Pero tanto Noé como su esposa les hablarían de Jehová y sus maravillosas cualidades, que sobre todo odia la maldad y la violencia.

Noé era un hombre intachable a los ojos de Jehová, pero para la gente de allí sería alguien extraño porque no hacía lo que ellos.

¿Qué aprendemos de la vida que llevaba Noé?

Noé fue siempre fiel a Jehová en aquel mundo malvado y fueron casi 600 años los que tenía, antes de que llegara el diluvio. No nos podemos imaginar todo lo que tuvo que pasar en tantos años, nosotros vivimos 80 o 90 años. Además, no contaba con una congregación que le ayudara y diera alimento espiritual. Tenemos mucho que aprender de Noé e imitar su gran fe en Jehová, que pasara lo que pasara y los años que fueran, siempre quería agradarle.

Jesús comparó nuestro tiempo al de Noé, pero no se concentró en la violencia o la inmoralidad, sino en el peligro de distraernos en sentido espiritual. Debemos reflexionar en como actuamos en nuestra vida, si de verdad demuestra nuestra forma de vivir que conocemos a Jehová y que queremos obedecer sus normas y darlas a conocer.

Puede que nos angustiemos por todas las malas noticias y sucesos que hay por todo el mundo, Noé también pasó por eso, pero no cayó en el desánimo y se dejó vencer, más bien se acercó cada vez más a Jehová y le obedeció en todo, así logró centrarse en las maravillosas recompensas que tenemos siempre gracias a tener a nuestro lado a Jehová.

¿Qué sacrificios hizo Noé por Jehová según la Biblia?

Jehová le advirtió a Noé que iba a traer un diluvio y que tenía que construir un arca si quería salvarse junto con su familia y los que quisieran obedecer. Era probable que solo faltasen 40 o 50 años para que llegase el Diluvio. 

“Yo, por mi parte, voy a traer un diluvio que inundará la tierra y destruirá a todo ser vivo que está bajo los cielos y que tiene aliento de vida. Todo lo que está en la tierra morirá. Estoy estableciendo mi pacto contigo. Tú tienes que entrar en el arca con tus hijos, tu esposa y tus nueras”.

Génesis 6:17,18

¿Cómo era esta increíble arca que Jehová mandó que construyera Noé?

Jehová le dio las siguientes instrucciones a Noé para que hiciera el arca.

“Construye un arca de madera resinosa para ti. Hazle compartimientos y cúbrela de alquitrán por dentro y por fuera. Hazla así: debe medir 300 codos de largo, 50 codos de ancho y 30 codos de alto; debe tener tres niveles: primero, segundo y tercero; a un codo del techo debe haber una ventana para que, entre luz, y la entrada del arca debe estar en uno de los lados”. (Génesis 6:14-16). 

Génesis 6:14-16
Dimensiones del Arca de Noé en comparación con el Titanic

El arca era una caja rectangular que podía flotar en el agua. 

Las medidas eran: Unos 133 metros de largo, 22 metros de ancho y 13 metros de alto. 

Debía tener 3 pisos y varios compartimientos. Había una puerta en un costado del arca y, al parecer, una abertura a lo largo de toda la parte superior.

Es probable que tuviera ventanas a lo largo de la parte superior y un techo elevado por el centro con una ligera inclinación hacia los lados para que escurriera el agua. 

Los materiales: madera resinosa y cubierta con alquitrán o brea por dentro y por fuera. 

Dimensiones de un campo de fútbol en comparación con el Arca de Noé
Dimensiones de un campo de fútbol en comparación con el Arca de Noé
Dimensiones de un avión de pasajeros en comparación con el Arca de Noé
Dimensiones de un avión de pasajeros en comparación con el Arca de Noé

En Dordrecht (Holanda) podemos encontrar una réplica del arca construido por el carpintero holandés Johan Huibers.

Imitación del Arca de Noé en Holanda
Imitación del Arca de Noé en Holanda (Dordrecht)

Las medidas que tiene son: 125 metros de largo, 29 de ancho y 23 de alto, medidas similares. También dentro de esta embarcación hay réplicas de parejas de animales. 

¿Cómo reaccionó Noé a esta profecía?

“Noé hizo todo lo que Dios le había mandado. Lo hizo tal como él había dicho”.

Génesis 6:22

Noé no rechazó esta orden de Jehová, ni se quejó por todas las dificultades que iba a tener, ni cambió algunos detalles para que se le hiciera más fácil sino hizo exactamente todo lo que dijo Jehová. 

Es posible que Noé tardara más de cincuenta años en construir el arca.

Tenía que talar árboles, llevar los troncos, cortarlos, darles forma y unir las piezas. 

Si era difícil construir el arca también tenía otra labor que hacer aún más difícil.

Noé fue “predicador de justicia”

2 Pedro 2:5

Debió tener un valor enorme para advertir a las personas que Jehová iba a destruir a las personas que no le obedecieran, mediante un diluvio. 

¿Cómo reaccionaron las personas que lo vieron? ¡Pensaban que estaba loco!

Muchos se burlarían de él y de su familia y puede hasta que lo amenazaran, atacarlo con violencia o intentar detener la construcción del arca. No veían cómo Jehová lo bendecía. 

No escuchaban la advertencia, estaban tan ocupados con los asuntos de la vida diaria, comer, beber y casarse, que no prestaban atención a Noé (Mat. 24:37-39). 

Cuanto más terminada se veía el arca, más se reían de que fuera a llegar un diluvio que inunde la Tierra entera. Les parece una idea absurda, algo imposible.

Pensarían que Noé y su familia estaban desperdiciando sus vidas en hacer eso tan ridículo. Pero Noé y su familia no se dejaron influenciar por ellos.

Cuánto más pasaban los días para seguros estaban de que Jehová estaba con ellos sino no pudieron lograr todo aquello por ellos mismos. 

¿Qué aprendemos de la fe y confianza plena de Noé en Dios según la Biblia?

A nosotros Jehová también nos ha encargado predicar a las personas sobre el fin de la maldad y por hacer eso también nos enfrentamos a oposición, burlas, cárcel, amenazas, golpes, etc. Hemos de imitar el gran valor que tuvo Noé y no dejar de hacerlo pase lo que pase. Contar con Jehová es muchísimo más importante que tener la aprobación de los que no quieren saber nada de él. 

A diferencia de la época de Noé, muchas personas si que han respondido positivamente a nuestro mensaje, aunque muchas más no hacen caso. A pesar de todo lo que pasa en el mundo, como esta pandemia que tenemos ahora, que prueban que las profecías se cumplen y que muy cerquita está de que Jehová haga justicia. 

Noé tuvo una labor difícil al construir el arca, pero no se echó para atrás, ni lo dejó, el confiaba en Jehová que lo ayudaría y le daría todo lo necesario para seguir adelante a pesar de todas las dificultades. Nosotros también pasamos por problemas todos los días, pero si confiamos siempre en Jehová, que todo lo puede y lo dejamos en su mano, tendremos otra perspectiva de las cosas y seremos felices y positivos a pesar de las pruebas. Jehová nos cuidará siempre. 

¿Cuándo dice la Biblia que ocurrió el diluvio universal?

Génesis nos da todas las respuestas sobre el diluvio y el Arca

Incógnitas sobre el diluvio universal de la Biblia

  1. ¿En qué día, mes y año se produce el diluvio universal?

    La respuesta nos la da Génesis 7:11

    “Cuando Noé tenía 600 años, el día 17 del segundo mes, ese día reventaron todos los manantiales de las extensas aguas profundas y se abrieron las compuertas de los cielos”.

  2. ¿Cuándo y dónde se posó el arca?

    La respuesta nos la da Génesis 8:4

    “El día 17 del séptimo mes, el arca se detuvo sobre las montañas de Ararat”.

  3. ¿Cuándo se secó la Tierra de este gran diluvio nuca visto y que nuca se repetirá?

    La respuesta nos la da Génesis 8:13,14

    “En el año 601 de la vida de Noé, en el primer día del primer mes, las aguas se habían retirado de la tierra. Noé quitó la cubierta del arca y vio que el suelo se estaba secando. Y, en el día 27 del segundo mes, el suelo quedó completamente seco”. 

  4. ¿Cuáles son los tempos de esta profecía?


    1. Noé dividió el año en 12 meses con 30 días cada uno. En la antigüedad, el primer mes empezaba a mediados de lo que hoy es septiembre. 

    2. Las lluvias empezaron el día 17 del mes de octubre seguramente y siguió lloviendo por 40 días y 40 noches durante noviembre y diciembre del año 2370 a.E.C. 

    3. Las aguas inundaron la Tierra durante 150 (cinco meses). El arca se posó sobre las montañas de Ararat en abril de 2369 a.E.C. El monte Ararat en la actualidad se encuentra en Turquía oriental, cerca de la frontera con Armenia e Irán. 

  5. ¿Cuándo avisó Jehová Dios a Noé de que el diluvio empezaría?


    Fueron 7 días antes de que las aguas del Diluvio empezasen a caer, Jehová le dio instrucciones a Noé para que metiere a los animales en el arca.

“De cada tipo de animal puro debes llevar siete contigo: machos y hembras. Pero de cada animal que no es puro solo debes llevar dos: el macho y la hembra. De los animales voladores de los cielos debes llevar siete también —machos y hembras— para que su descendencia sobreviva sobre toda la tierra”.

Génesis 7:2,3

¿Noé tenía que meter 7 parejas de animales puros o 7 animales puros?

Eran 3 animales puros machos de cada tipo, 3 animales puros hembras de cada tipo para que se propagara la especie (fuera posible su reproducción y supervivencia). El séptimo animal era para que Noé tuviera la posibilidad de sacrificarlo. 

Estos números garantizaban la población mínimo viable para que la especie no desapareciera y pudiera reproducirse y extenderse.

Y así hizo, cuándo salieron del arca, debido al aprecio que sentía por la bondad amorosa de Jehová, su misericordia y su protección, Noé construyó un altar y ofreció algunos de los animales puros como sacrificio a Jehová. 

¿Cómo hizo Noé para poder meter a todos estos animales salvajes en el arca?


“Pues bien, antes de empezar el Diluvio, Noé entró en el arca con sus hijos, su esposa y sus nueras. Y los animales puros, los animales que no eran puros, los animales voladores y todo lo que se mueve sobre el suelo fueron adonde estaba Noé y entraron en el arca de dos en dos, macho y hembra, tal como Dios le había mandado a Noé”.

Génesis 7:7-9

Ellos mismos entraron solos sin necesidad de estar obligándolos ni a correr detrás de ellos.

Jehová es el Creador y tiene el pleno control.

Seguramente hizo que los animales fueran mansos y dóciles en ese momento.

Podía haber salvado a los animales de otra forma, pero al hacerlo así nos recuerda que había confiado en el hombre la responsabilidad de cuidar a todos los seres vivos de la tierra.

Además, demostró que valoraba a los animales igual que a las personas al salvarlos a todos. 

Noé tuvo que trabajar muchísimo para meter dentro del arca la comida para todos y para tantos días. 

Después de que Noé introdujo a su familia y los animales en el arca, “Jehová cerró la puerta detrás de él”. (Génesis 7:16). 

Llovió durante 40 días y 40 noches. Todos tuvieron que permanecer dentro del arca un año entero.

Hasta que las aguas bajaron. 

“Y llovió con fuerza en la tierra durante 40 días y 40 noches”.  

Y las aguas llegaron hasta 6 metros (15 codos) por encima de las montañas.

Génesis 7:12, 20

Todas las personas malvadas murieron, y solo Noé y su familia quedaron en una Tierra que había sido limpiada.

Noé pudo comprobar que Jehová protegía a sus siervos fieles mientras que estaba castigando a la gente que no obedeció. 

Los ángeles rebeldes tuvieron que abandonar sus cuerpos de la tierra y volver al cielo, pero ya nunca más volverían a adoptar forma humana. 

Noé siguió tomando en cuenta a Jehová y aunque ya vio que la tierra se había secado por completo después de un año en el arca, porque mandó una paloma y ya no volvió al encontrar tierra, no decidió abrir la puerta y salir, sino que esperó a que Jehová se lo dijera. 

Después, Jehová le dijo a Noé: “Sal del arca con tu esposa, tus hijos y tus nueras. Saca contigo a todos los seres vivos: a los animales voladores, a los animales y a los animales que se arrastran. Así podrán multiplicarse en la tierra y reproducirse y ser muchos”.

De modo que Noé salió del arca con sus hijos, su esposa y sus nueras. Y todos los seres vivos, todos los animales que se arrastran y todos los animales voladores —todo lo que se mueve sobre la tierra— salieron del arca por familias”. (Génesis 8:16-19). 

Jehová estaba muy contento con Noé y su familia y les bendijo, que tenían que hacerse muchos. Luego les dio leyes sencillas y claras para guiarse en la vida (Génesis 9:1-7).

Podían comer la carne de los animales, pero sin su sangre. 

Prohibiciones como no asesinar. 

Después hizo un pacto con la humanidad: Prometió que jamás volvería a acabar con la vida terrestre mediante un diluvio.

Y como garantía de ello nos dio un espectacular fenómeno natural: el Arcoíris. 

“Cada vez que traiga nubes sobre la tierra, el arcoíris sin falta aparecerá en las nubes. Entonces recordaré sin falta el pacto que hice con ustedes y con todo tipo de seres vivos. Las aguas nunca más se convertirán en un diluvio para destruir a todos los seres vivos de la tierra”.

Génesis 9:14,15
El arcoiris un pacto de Dios con la humanidad tras el diluvio universal de Noé
El arcoíris, un pacto de Dios con la humanidad tras el diluvio universal de Noé

¿Qué aprendemos de la Palabra de Dios y la fidelidad de Noé según la Biblia?

Jehová siempre cumple su palabra, dijo que iba a traer un diluvio y en la fecha exacta llegó. Podemos confiar entonces que, si ha dicho que va a destruir a los malvados también ahora, lo va a hacer sin falta. Qué importante es que obedezcamos a Jehová en todo si queremos salvarnos igual que Noé y su familia. 

Noé no hizo las cosas como el pensaba que eran mejor, a su manera, sino que siempre esperó las indicaciones de Jehová antes de actuar. Gracias a ello se pudo salvar. Nosotros también hacer todas las cosas como a Jehová le agradan, aunque a veces nos parezca que nosotros tenemos mejor manera de hacerlo o nos parezca extraño lo que Jehová nos manda. El obedecer será lo que nos salve en el futuro de la destrucción. 

Cada vez que vemos el arco iris en el cielo nos tiene que tranquilizar recordar la promesa de Jehová. También da prueba de que la Biblia es verídica, se cumple, podemos confiar en ella porque viene de Jehová y todo lo que dice se cumple siempre. 

¿Cuándo murió Noé según la Biblia?

Noé murió cuando tenía 950 años, aproximadamente dos años antes del nacimiento de Abrahán. 

“Así que Noé vivió 950 años en total. Entonces murió”.

Génesis 9:29

Llegó a ver cuándo Jehová confundió los idiomas cuando se construyó la Torre de Babel y como las personas se fueron distribuyendo por la Tierra.

Ni Noé ni Sem, su hijo, participaron en la construcción de la torre, su idioma no fue confundido, sino que continuaron hablando el lenguaje original del hombre, aquel que Dios le había dado a Adán. 

Noé hizo caso a Jehová en todo y le creyó sin dudar gracias a que fue obediente, pudo salvarse.

El apóstol Pablo escribió.

“Por la fe, Noé, después de recibir una advertencia divina de cosas que todavía no se habían visto, demostró temor de Dios y construyó un arca para salvar a los de su casa. Por medio de esa fe condenó al mundo y se convirtió en heredero de la justicia que se obtiene por la fe”.

Hebreos 11:7

Más siervos fieles a Jehová de la antigüedad

¡No te lo pierdas! por Siervos de Jah

Cookies