Saltar al contenido

La Atalaya | Semana del 4 al 10 de Enero 2021

Respuestas al estudio de La Atalaya 4 al 10 de Enero, Artículo de estudio 45

“Cómo ayudar a otros a obedecer lo que Cristo mandó”

“Vayan y hagan discípulos […]. Enséñeles a obedecer todo lo que yo les he mandado”

Texto temático, Mateo 28:19,20
Vídeo

1 ¿Qué mandó Jesús en Mateo 28:18-20?

1) Jesús les dijo a sus discípulos que se le había entregado la autoridad en el cielo y en la tierra y les mandó la importante labor de transmitir la Palabra de Dios a todas las personas, haciendo discípulos, enseñando a obedecer todo lo que les había mandado. Jesús siempre estaría con ellos hasta la conclusión de este sistema de cosas. Al igual que ahora nosotros seguimos obedeciendo este mandato y la voluntad de Dios.

2 ¿Qué preguntas vamos a analizar?

Veremos las siguientes preguntas: 1) ¿qué debemos hacer además de enseñarles a los nuevos discípulos las normas de Dios?, 2) ¿cómo puede toda la congregación ayudar a los estudiantes de la Biblia a progresar en sentido espiritual? y 3) ¿cómo podemos ayudar a los hermanos inactivos a participar de nuevo en la obra de hacer discípulos?.

Enseñémosles a obedecer lo que Cristo mandó

3 ¿Qué detalle incluye el mandato que dio Jesús?

1) En el versículo 20 leemos que Jesús dijo “enséñenles a obedecer”. No dice que enseñemos todo lo que nos ha mandado y nosotros sabemos. Sino que enseñemos para que obedezcan. Y es que una persona puede tener mucho conocimiento de la Biblia pero si no lo pone en práctica no sirve para nada. Una fe sin obras para Dios es como no tener nada. Es por eso, que tenemos que enseñar pero más importante, es enseñar a cómo hacer los cambios oportunos para obedecer lo que está aprendiendo.

4 Explique con un ejemplo cómo podemos enseñar a alguien a obedecer lo que Cristo mandó.

1) Cuando queremos sacarnos el carnet de conducir para poder usar nuestro coche y tener esa libertad de movilidad. Tenemos que ir por partes, y lo primero es conocer el funcionamiento, las señales, las leyes de circulación, etc. Y una vez pasamos esta prueba, viene la prueba práctica, aplicar lo que hemos estudiado para realmente aprender a conducir. Saber todas las señales no implica que sepamos conducir el coche. De igual forma, conocer todas las señales de este mundo de Satanás no sirve de nada si no se pone en práctica lo que hemos aprendido para evitarlas.

2) Como todo en la vida, es un proceso de aprendizaje. Y la primera parte siempre es teórica y luego práctica. No podemos hacer nada si antes no sabemos cómo hacerlo. En los trabajos, sea de la índole que sean, primero tenemos que saber qué hacer y cómo hacerlo, para después poder hacerlo, de lo contrario estaremos perdidos. Para que nuestro estudiante no esté perdido como está este mundo, primero tiene que tener una base bíblica, y luego, para no seguir perdido en este sistema, tiene que aplicarla.

5 a) Según Juan 14:15 y 1 Juan 2:3, ¿qué debemos enseñar al estudiante a hacer?

1) En Juan 14:15 lo dice muy claramente: “Si me aman, obedecerán mis mandamientos”. Nuestra labor más importante con un estudiante es hacer que la Palabra de Dios cale en su corazón. No tenemos que obligarlo a poner en práctica nada, ni presionarlo a ello o a hacer cambios. Si realmente lo que le enseñamos le ha llegado al corazón, él mismo por si solo, por ese amor a Dios pasará a la acción y hará los cambios oportunos.

2) Nuestro ejemplo es muy importante para el estudiante, ver cómo aplicamos los principios bíblicos día a día y los cambios que nosotros tuvimos qué hacer y cómo nos ha recompensado hacerlo. Las clases de la Biblia a una persona no es como cualquier curso, con una duración predeterminada. Cada persona sería diferente y realmente obedecerá, realmente conocerá a Dios cuando haga lo que dice en 1 Juan 2:3, si sigue obedeciendo sus mandamientos, y esto es día a día, no solo durante sus clases de la Biblia.

b) Dé algunos ejemplos de cómo podemos hacerlo.

1) Tal y como los hijos son un espejo para sus padres. El primer contacto con la Biblia del estudiante, por lo menos, el primer contacto profundo será con nosotros, con su maestro, y nosotros seremos su espejo. Nuestro ejemplo puro de obediencia a los principios bíblicos será su primera referencia, es por ello muy importante que todas nuestras acciones estén de acuerdo con lo que estamos enseñando, en todos los ámbitos.

2) Otro aspecto que ayuda mucho al estudiante es poner ejemplos personales de cómo nos ha ayudado la verdad en nuestras vidas. Todos hemos hecho cambios, muchos muy difíciles, ¿cómo nos ha beneficiado esto?. Las experiencias personales sobre cómo los consejos de la Biblia nos protegen y ayudan a tomar buenas decisiones son un estímulo muy positivo para el estudiante.

3) Para el estudiante no será fácil poner en práctica lo que esta aprendiendo, lo que aprende le cambiará la vida y nunca es fácil. Tendrá que hacer muchos cambios y muchos de ellos serán difíciles y puede que no le guste hacerlo porque lleva toda su vida acostumbrado a ello. Si no nacimos en la verdad, sabremos que los comienzos no siempre son fáciles. Es por ello, como dice Juan 16:13 debemos pedir regularmente a Jehová que guíe con su espíritu santo al estudiante, de esta forma no estará solo y el estudiante verá tal importancia.

6 ¿Qué más debemos hacer para enseñar a otros a obedecer los mandatos de Jesús?

1) El mandato de Mateo 18:19 es uno de los que pueden costarle más a nuestros estudiantes al principio. Puede que con la presión que existe hoy día sobre nosotros no le resulte fácil hablar de la verdad a las personas y de los cambios que ha hecho a sus conocidos. El maestro debe ser comprensivo, tener paciencia y ayudar al estudiante a entender mejor las verdades de la Biblia para cultivar una fe fuerte y que su corazón lo impulse a hablar de Dios.

7 ¿Cómo podemos ayudar al estudiante a tener el deseo de predicar las buenas noticias?

1) La Palabra De Dios cambia la vida de las personas. Desde que una persona empieza a leer de la Biblia, empieza a aprender cosas muy provechosas. Es por ello, que podemos ir haciéndoles preguntas al estudiante de cómo ha notado que su vida ha mejorado desde que está estudiando, si otras personas se pueden beneficiar también y en qué podría ayudarlas. Estas preguntas le ayudará a ver como los cambios que ha hecho hasta ahora han sido en su beneficio y cómo puede beneficiar a otras personas.

2) Otro aspecto donde podemos ayudarle es irle introduciendo los tratados del kit de enseñanza y hacerle preguntas sobre ellos, cuál le gustaría para sus familiares, amigos o compañeros del trabajo y porqué, en qué cosa pueden ayudarlos. Incluso podemos dejarle algunos y preparar algunas presentaciones para que vaya aprendiendo a ofrecerlos de forma amable.

3) Por último, cuando el estudiante empiece a dar sus primeros pasos en el ministerio, no estará solo, tendrá a todos nuestros hermanos. Pero tenemos que ser nosotros quienes sigamos a su lado guiándolo cuando de los pasos para ser publicador no bautizado.

El papel de la congregación en el progreso de los estudiantes

8 ¿Por qué es importante que la persona llegue a sentir un profundo amor a Dios y al prójimo? (Vea también el recuadro “Cómo ayudar al estudiante a amar más a Dios”).

1) El mandato de Jesús dice que tenemos que enseñar a otros a obedecer. Primero tenemos que obedecer nosotros a Jehová, y una vez nuestro conocimiento de la Biblia crea este amor profundo por Dios debemos demostrarlo complemente, y para así hacerlo, nos falta una segunda parte, que es enseñar de Dios a otras personas. Por lo que es muy importante que transmitamos a nuestro estudiante con nuestras palabras que tiene que cultivar tanto amor profundo a Dios como por el prójimo, para que esto le ayude a predicar a otros.

2) Es comprensible que algunos estudiantes tengan temor por predicar a otros, por los motivos que sean. Nosotros cuando fuimos estudiantes también fue un importante paso para nosotros, es por eso, que con más razón, tenemos que ser compresivos, sabemos bien que es un paso difícil de dar, pero una vez se de, nuestro amor por Dios y por el prójimo nos impulsará a dar más y más de nosotros mismos.

3) Podemos hacer muchas cosas para ayudar a nuestro estudiante a cultivar y desarrollar este profundo amor, como puede ser que lee la Biblia todos los días unos minutos, ayudándolo a meditar sobre lecciones y asuntos que le puedan ayudar, y un aspecto muy importante es enseñarle a orar. El estudiante nos ve hacerlo a nosotros, y ve reflejado en nosotros la importancia de orar, pero eso no significa que el estudiante sepa o que le sea fácil, por lo que, a parte de esto, podemos enseñarle como puedo construir sus propias oraciones de corazón.

9 ¿De qué maneras aprende una persona a manejar un automóvil?

1) En muchas ocasiones el instructor indica comportamientos de otros conductores como ejemplos, como buenos ejemplos y malos ejemplos. A todos seguro que nos ha pasado cuando hemos aprendido a conducir que nos haya dicho la siguiente frase: “Mira, aprovecha, te está dejando pasar, te hizo una señal con la mano o te picó las luces”. El aprendiz conductor ve reflejado la amabilidad de las personas y él también cederá el paso cuando tenga el carnet a otras personas. Nuestros estudiantes también aprenden mucho con ejemplos.

2) Otro ejemplo que puede poner un profesor de autoescuela es cuando puedes ir con el coche por una zona muy oscura y un coche que vienen en sentido contrario con las luces largas, las baja cuando ve a otro coche para no deslumbrarlo. Todos estos ejemplos que usa el profesor le ayuda al estudiante a aprender como comportarse en la conducción. Ejemplos así enseñan a nuestros estudiantes a como comportarse en su servicio a Dios.

10 ¿Qué ayudará al estudiante a progresar en sentido espiritual?

1) Nuestro ejemplo ayuda mucho al estudiante a progresar. Pero lo ayuda aún más ver como todos nuestros hermanos hacen lo mismo que nosotros y ponen en práctica todos los principios bíblicos. Esto, ver el ejemplo de otros muchos maestros, ayuda al estudiante y son buenos ejemplos para fortalecer la fe que está construyendo. Es por ello muy importante, que cuánto antes, el estudiante empiece a acudir a las reuniones para edificación de su fe.

2) El asistir a las reuniones edificara la fe del estudiante, pero no solo viendo el ejemplo de todos nuestros hermanos, sus comportamientos y amor por la Biblia. La misma reunión constituye una masterclass donde el estudiante aprenderá mucho con la información que se diserta, fortalece su fe y amará más a Dios y todo lo que nos provee. Además, hará grandes amistades con nuestros hermanos que a la larga sustituirán las posibles relaciones tóxicas que tenga.

11 ¿Qué casos pudieran darse en la congregación, y qué efecto pueden tener en los estudiantes?

1) Puede que el estudiante esté pasando por alguna de las situaciones que pueden estar pasando otros estudiantes que acuden a la reunión o que muchos hermanos hayan pasado por lo que está pasando el estudiante y hayan hechos los cambios oportunos. Por ejemplo, una hermana que se esfuerza por ir al salón con sus niños, un publicador que dejó el tabaco o una hermana de su edad la cuál es muy feliz siendo Testigo de Jehová.

2) Hemos dicho que el ejemplo del maestro y de otros publicadores de la congregación es muy importante para el estudiante. Y aún lo es más, si encuentra personas que han pasado por las situaciones que él tiene que pasar para hacer los cambios oportunos. Una persona realmente no puede entender a otra si ésta no ha pasado por lo mismo, y muchos de nuestros hermanos han tenido que dejar vicios de este mundo atrás para ser Testigos, el estudiante se verá reflejado en ellos y verá que los cambios que tiene que hacer son posibles.

12 ¿Por qué decimos que todos podemos aportar nuestro granito de arena al progreso de los estudiantes?

1) El estudiante verá que el amor que reflejamos nosotros como maestros hacia Dios y el prójimo no es solo cosa nuestra. Sino que todos nuestros hermanos viven en este profundo amor y tienen vidas felices, y él puede ser uno de nosotros. Además, como hemos visto, todos aportamos un estímulo positivo al estudiante y puede verse representado con muchos de nosotros por la situación parecida que puede estar pasando. El maestro es quien lo lleva al bautismo, pero todos hemos participado a ello con nuestras palabras, gestos y acciones.

2) El granito de arena que aportamos todos es muy importante, absolutamente todos, desde el hermano más mayor y con más experiencia en la congregación hasta el niño más pequeño de la reunión. Todos aportamos nuestro amor al estudiante que hará que se sienta mejor que en casa. Es por ello, cuándo vemos algún rostro nuevo en la congregación, ¿le dedicamos un momento? Sabemos que muchas veces, está vida atareada nos hace irnos rápido (antes de Zoom) y apenas saludar a nuestros hermanos tras finalizar la reunión… no obstante, el que todos dediquemos solo unos segundos -que no cuesta nada- a saludar a los nuevos de la congregación, está siendo muy valioso para ellos, y solo son unos segundos.

3) Tal como animamos en la reunión a nuestros hermanos lo mismo tenemos que hacer con aquellas personas que nos visitan y con aquellos estudiantes que asisten a la reuniones. Se integrarán y verán el amor profesa el pueblo De Dios que tan diferente los hace de otros. El estudiante se sentirá como en familia, incluso como en aquella familia que pudo no tener.

Ayudemos a los inactivos a volver a predicar

13,14 ¿Cómo trató Jesús a sus apóstoles cuando estaban desanimados?

1) Como leemos en Marcos 14:50 aún cuando lo abandonaron y huyeron, Jesús imitó a Jehová y fue compasivo, dispuesto a perdonar y siguió llamándolos hermanos como leemos en Mateo 28:10. Jesús no se enfadó y los abandonó, al contrario, estuvo ahí para ellos.

2) ¿Qué aprendemos del ejemplo de Jesús? Nuestros hermanos inactivos siguen siendo hermanos nuestros, y el pueblo De Dios no abandona a ninguna ovejita. Todos nos apoyamos y nos estimulamos mutuamente, y con más razón debemos animar a estos hermanos que están desanimados, a todos nos puede pasar, esta sociedad es así, y todos necesitamos ánimo en algún momento que otro.

15 ¿Qué sentimos por quienes han dejado de predicar?

1) Nos preocupamos mucho por nuestros hermanos e intentamos hacer lo que esté en nuestra mano para apoyarlos. Las situaciones los han impulsado a esta inactividad, situaciones que nos puede pasar a nosotros también y nos animarán otros hermanos si ese momento llega. No olvidamos todo lo que han hecho, y tal como ellos estuvieron en algún momento para nosotros cuando lo necesitábamos, nosotros estaremos para ellos, porque son nuestros hermanos y los amamos.

16 ¿Cuál es una manera de demostrarles a nuestros hermanos inactivos que nos interesamos por ellos?

1) Una manera de animarlos es invitarlos regularmente a las reuniones, puede que tengamos que insistir. Si un hermano está desanimado, esta situación no se ha producido de la noche a la mañana sino que habrá llevado un proceso, y recuperar sus actividades espirituales puede llevarle otro proceso y no aceptará inmediatamente nuestra invitación. Nuestro amor por nuestro hermano hará que no lo abandonaremos, y estaremos verdaderamente felices cuando el hermano acepte al fin nuestra invitación.

17 ¿Qué debemos hacer si un inactivo viene a una reunión?

1) Si vemos a un hermano que vuelve a la reunión después de un periodo de inactividad tenemos que ir a recibirlo con amor, afecto y cariño, nos alegramos realmente mucho de verlo, y con decirle y transmitirle esto es suficiente para que el hermano vuelva a sentirse como en casa.

2) Si no sabemos qué decir cuando vemos a este hermano después de mucho tiempo, no es tan difícil. Nos alegamos mucho por verlo y eso es lo que tenemos que transmitirle, pero de corazón. Debemos evitar expresiones hirientes, como por ejemplo: “¿dónde has estado metido, se te ha echado mucho de menos?”. Notamos qué frase sobre en esta pregunta, ¿no?. Pongamonos en su lugar y pensemos cómo nos sentimos nosotros y qué es aquello que nos gustaría que nos dijeran.

18 ¿Cómo podemos darles ánimo y confianza a los inactivos?

1) Los publicadores inactivos necesitan ánimo y confianza, predicar puede no ser fácil. Nuestra obra es muy grande e imponente, pero Jesús dijo en Mateo 28:20, que siempre estaría con sus discípulos y se vio reflejado en cómo estaban declarando y enseñando las buenas noticias sin parar. Al igual que Jesús, nuestros hermanos inactivos no están solos, nos tienen a todos nosotros, y nos podemos ofrecer a predicar con ellos, así verán que nunca están solos.

Completemos la obra que Jesús nos encargó

19 ¿Cuál es nuestro más sincero deseo, y por qué?

1) Nuestro más sincero deseo es completar la obra que se nos ha encomendado, junto a todos nuestros hermanos, incluso los inactivos que se reactivarán con nuestra ayuda, porque es la gran obra que nuestro Padre nos ha encomendado, y no queremos fallar, queremos llevarla a cabo hasta el fin de este sistema dominado por Satanás, así, como dice Mateo 24:13: “el que aguante hasta el fin será salvado”.

20 Según Filipenses 4:13, ¿por qué podemos cumplir con la misión que Jesús nos mandó?

1) Es una gran obra que hace muchos años parecería impensable, y el pueblo De Dios ha estado a la altura y llevamos el mensaje De Dios a millones de personas. No es una labor sencilla la que nos encargó Jesús, él lo sabía y por eso está con nosotros dándonos las fuerzas que necesitamos para cumplir con nuestra misión como dice Filipenses 4:13, que es un enorme placer y un gran privilegio.

¿Qué respondería?

¿Cómo podemos ayudar a nuestros estudiantes de la Biblia a obedecer lo que Jesús mandó?

Podemos ayudarlo de muchas formas. Lo primero que tenemos que hacer es transmitir con la Biblia, con nuestras palabras, ejemplos y las experiencias de otros hermanos a cultivar un profundo amor por Jehová y por el prójimo, ya que una vez tenga esto, este amor propio hará que el mismo estudiante venza la dificultad de transmitir el mensaje de Dios a otros por amor a Jehová y por amor a las personas, que pueden beneficiarse de lo mismo que está aprendiendo él.

¿Qué podemos hacer para animar a los estudiantes de la Biblia que asisten a las reuniones?

Todos aportamos nuestro granito de arena a los estudiantes. Cuando el estudiante se bautiza el maestro está muy alegre, pero también lo está toda la congregación, porque la dedicación ha sido posible porque todos hemos contribuido aportando nuestro granito de arena, nuestro amor, nuestro cariño, afecto, palabras de ánimo y estímulo, ejemplo de adoración pura, experiencias y ejemplos de cómo nos beneficia la verdad, situaciones similares de cambios que tuvimos que hacer y que tiene que hacer el estudiante, etc., son muchas las cosas por las que animamos a los estudiantes de la Biblia que asisten a las reuniones a aprender más de Jehová y hacerse amigos de él.

¿De qué maneras podemos ayudar a los inactivos a salir a predicar de nuevo?

La inactividad puede producirse por muchas situaciones, en cualquier caso, no es una situación fácil de la que salir. Es por ello, que como hermanos que somos y el amor que sentimos por ellos, siempre tenemos que estar a su lado, suponer un apoyo que puedan usar y hacerles ver que no están solos, tenemos que animar e invitar a nuestros hermanos a actividades espirituales e insistir hasta que estén preparados para volver a dar el paso.

Cookies