Saltar al contenido

La Atalaya | Semana del 25 al 31 de Enero 2021

Respuestas y comentarios a La Atalaya para la semana del 25 al 31 de Enero con el artículo de estudio número 48 y con el tema: “Miremos siempre hacia el futuro”.

Miremos siempre hacia el futuro

“Tus ojos deben mirar al frente; sí, mantén la vista fija delante de ti”

TEXTO TEMÁTICO, Proverbios 4:25
https://youtu.be/DfZk-o3gvWk
Vídeo

1,2 Explique con un ejemplo cómo podemos poner en práctica lo que dice Proverbios 4:25.

1) Tenemos el ejemplo de una hermana de edad avanzada a la que le han cambiado las circunstancias, y aunque ya no pueda hacer las cosas que hacía en el pasado, sigue haciendo todo lo que puede por Dios. La hermana tiene la vista fijada en el futuro y no en el pasado, en lo que puede aportar ahora a Jehová.

2) Como dice Colosenses 3:13. Jehová los perdonó con generosidad a ustedes. Es por ello, que en este ejemplo de la hermana que fue herida en la congregación por alguien, no guarda rencor sino que aplica estas palabras de Colosenses 3:13 y mantiene su vista en el frente, en el Reino de Dios.

3) Un último ejemplo es el de un hermano que en el pasado cometió errores, lo sabe y no los olvida, pero no se concentra en ello ni se atormenta por ello sino que se concentra en ser fiel ahora y en el futuro.

4) Puede que nosotros tengamos muchas distracciones o que hayamos cometido errores en el pasado o que la influencia de este sistema haya generado sentimientos conflictivos en nosotros. Pero aplicamos lo que dice Proverbios 4:25. Nosotros miramos al frente y no dejamos que nos desviamos del camino por mirar a los lados o al pasado, nuestra vista está fijada en la promesa que nos hace Dios.

3 ¿Por qué es importante que mantengamos la vista fija en el futuro?

1) Es importante porque así estaremos concentrados y decididos en el andar del camino que conduce a la vida. Si nos distraemos o miramos al pasado no podremos caminar en línea recta sino que siempre estaremos arrastrando cargas que nos desequilibrarán y nos desviarán de nuestro camino. Mantener la vista en el frente nos permite concentrarnos en lo que realmente es importante y no dejarnos influenciar por el entorno maligno que hoy nos rodea.

4 ¿De qué hablaremos en este artículo?

1) Hablaremos sobre tres cosas que puede que hagan que nuestra vista al frente se difumine o vivamos del pasado o arrastrando cargas, son: la nostalgia, el resentimiento y el exceso de culpa. Y más importante, veremos como la Biblia nos ayuda a dejar atrás estas cargas.

La nostalgia

5 ¿Qué advertencia nos da Eclesiastés 7:10?

1) Eclesiastés nos advierte que no es de sabios preguntarnos y dedicar tiempo en pensar porqué estábamos mejor en el pasado que ahora. Los buenos recuerdos son un regalo de Dios, esto es diferente a estar pensando en porqué ahora no estoy tan bien que en el pasado. Esto, como dice el texto, no es de sabios y no sirve de ninguna ayuda. Tenemos que focalizarnos en lo que estamos haciendo ahora y en el futuro, no de lo que vivíamos en el pasado, el pasado pasó.

6 ¿Por qué no es de sabios pensar constantemente que nuestra vida era mejor antes? Dé un ejemplo.

1) Un efecto que tiene la nostalgia en nosotros, es que recordamos aquellos momentos buenos o felices y nos olvidemos de nuestras limitaciones y problemas que teníamos en ese entonces. Siempre tenemos problemas, así es la vida que vivimos en este sistema, y la nostalgia hace que restemos importancia a las dificultades que pasábamos entonces en comparación con las actuales y le demos más importancia a lo bueno de aquel tiempo sin ver todo lo bueno que tenemos ahora.

2) Un ejemplo es también el pueblo israelita. Cuando salieron de Egipto echaron de menos ricos alimentos como el pescado, pepinos, sandías, puerros, cebollas y ajos, a los que recordaban que los comían gratis. Recordaban los buenos momentos y olvidaban la esclavitud a la que estaban sometidos, en poco tiempo olvidaron los problemas de su pasado y solo dejaron los buenos recuerdos.

3) Hay un dicho que dice: “no sabes lo que tenías hasta que lo pierdes”. Y puede ser cierto, cuando ya no tenemos algo es cuando vemos realmente el valor de aquello, de lo que pensábamos que teníamos derecho a ello. Igualmente, cuando estamos sufriendo un problema lo vemos como un gran obstáculo y vemos la gran carga que supone, pero cuando ya no lo tenemos, es como si nos olvidamos de esa carga, de lo que sufrimos o que le demos menos valor o importancia de la que tuvo para nosotros en ese momento. Es por ello, que tener buenos recuerdos es un regalo de Dios, pero comparar nuestra situación en el tiempo no es de sabios y no ayuda a fijar la vista en el frente.

4) Números 11:10 dice que Jehová se enojó mucho con ellos y que Moisés también estaba muy disgustado. Es muy fácil recodar lo bueno que teníamos antes y muy fácil olvidar lo malo. Y es muy difícil valorar lo bueno que tenemos ahora sin los problemas de antes. Esto es lo que les pasó a los israelitas, y por ello este enfado que leemos en Números, los israelitas no se concentraron en lo que Jehová había hecho por ellos sino que centraron su atención en los viejos tiempos. Concentrémonos en lo que tenemos ahora de forma que lo usemos y sirvamos a Dios manteniendo la vista al frente.

7 ¿Qué ayudó a una hermana a no caer en la nostalgia?

1) Los buenos consejos de su esposo, quién le dijo que no viviera en el pasado, que no se amargue ni se compadezca de si misma, el tiempo la ayudaría a superar el dolor y que valorara esos buenos recursos que son un regalo de Dios, no todos los matrimonios puede decir que hayan sido tan felices y esto es para agradecer a Dios las alegrías y bendiciones que tuvo este matrimonio, que tuvo esta hermana. Los consejos de su esposo la ayudaron mucho a no compararse con el pasado y no vivir de él.

8 ¿Qué bendiciones recibió esta hermana por no vivir en el pasado?

1) La hermana llevó una vida plena por su servicio a Jehová. Siempre miró al futuro y le dio importancia a aquello que lo tiene, la esperanza de la eternidad que nos da Dios junto a su maravillosa hermandad que vivirá en una Tierra paradisíaca. La hermana siempre miró al frente, al futuro venidero que realmente importa con el Reino de Dios.

El resentimiento

9 Tal como indica Levítico 19:18, ¿cuándo podría ser especialmente difícil vencer el resentimiento?

1) El resentimiento es posible que sea más difícil vencerlo cuando se trate de personas cercanas a nosotros, un hermano, un amigo o un familiar. Y como dice Levítico 19:18, no debemos guardar rencor sino amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Cuando una persona que apenas conocemos nos hiere es diferente a cuando lo puede hacer una persona que confiamos en ella. Aún con más razón para no guardar rencor y solucionar las cosas.

2) Se puede dar el caso, como se ha leído en el texto, que una persona acuse erróneamente a otro hermano, y aunque se de cuenta y se disculpe posteriormente, le hermana acusada no podía dejar de pensar en lo sucedido. Todos somos humanos imperfectos y cometemos errores, y casi nunca tendremos información completa de todo lo que sucedió o todo lo que está envuelto en ello, pero eso no importa, lo que importa es amar a nuestro prójimo, ser comprensibles y compasivos, perdonar y no guardar rencor.

10 ¿Qué nos puede ayudar a vencer el resentimiento?

1) Nos ayuda a vencerlo saber que Jehová lo ve todo y se preocupa por todos nosotros, ve los problemas e injusticias que sufrimos y promete que con el tiempo reparará cualquier daño que las injusticias nos hayan causado.

2) Puede que nos sintamos mal, con resentimiento y así queramos mostrarlo a la persona que nos ha herido castigándola de alguna forma como ignorándola. Pero hay que recordar, que todos cometemos errores y somos en algún momento injustos con otros. Como humanos imperfectos, no nos corresponde ni tenemos autoridad para juzgar y tomar la justicia por nuestra mano, eso ya lo hará Dios al tiempo establecido. Nuestra única autoridad, es la de no guardar rencor y perdonar.

11 ¿Cómo nos beneficia librarnos del resentimiento?

1) Vivir sin resentimiento trae muchas bendiciones y beneficios. En primer lugar, tal como dice Mateo 6:14, si perdonamos las ofensas de otros, Jehová perdonará las nuestras. Sí, nosotros también nos equivocamos, muchas veces, y en la mayoría de ellas puede que no seamos ni conscientes. Y en aquellas en la que somos conscientes, si así lo hacemos y no guardamos resentimiento, tendremos vidas más felices y seguiremos concentrados en el servicio a Jehová.

El exceso de culpa

12 ¿Qué nos enseña 1 Juan 3:19, 20?

1) Nos enseña y recuerda que Jehová sabe todo sobre nosotros, es más grande que nuestro corazón y lo sabe todo. Ve los errores que hemos cometido antes o después de conocer la verdad, ve la culpa que tenemos en nuestro corazón y cómo nos esforzamos en arrepentirnos y cambiar. Todos tropezamos y la culpa no es agradable, pero si es útil. Vemos y valoramos la importancia de la palabra de Dios y hacemos los cambios necesarios para andar en el camino de la verdad.

2) Es normal que sintamos culpa en muchos momentos de nuestra vida, como dice Romanos 3:23: “Porque todos han pecado y no alcanzan la gloria de Dios”. La culpa es útil siempre y cuando nos ayude a rectificar nuestro rumbo y a tomar decisiones firmes de no repetir nuestros errores y no desviarnos del camino de la vida.

13 ¿Por qué es esencial que no caigamos en el exceso de culpa?

1) Hemos visto que la culpa es útil siempre y cuando nos sirva para aprender y rectificar. El exceso de culpa no es útil, y este se produce cuando nos hemos arrepentido y Jehová haya demostrado que nos ha perdonado. No es útil porque como dice Salmo 31:10 lo único que hará que es debilite nuestras fuerzas y no sirvamos a Dios al 100%.

2) Este exceso de culpa solo ayuda a Satanás, ya que le encantaría que nos veamos como un caso perdido y no demos, por esto mismo, lo mejor de nosotros a Jehová sino que puede producirse lo contrario, nos alejemos del servicio a Dios o de su pueblo por pensar que no lo merecemos, que no tenemos esperanza o que no estamos a la altura. Nunca dejemos que este sentimiento de exceso de culpa nos invada y provoque que cometamos más errores.

14 ¿Cómo podemos estar seguros de que Jehová no nos ve como casos perdidos?

1) Jehová no da perdido a ningún siervo que le busca, como dice esta Atalaya de hace una décadas, de 1954, Jehová es Dios de bondad inmerecida. Jehová no nos ve como casos perdidos, así es como le gusta a Satanás que nos veamos. De hecho, si nosotros llegamos a este punto y nos vemos como tal, como casos perdidos, es porque somos conscientes de nuestras acciones y nuestro corazón lo sabe y se siente culpable y posiblemente ha impedido que vayamos más lejos, así que no perdamos la esperanza y dirijámosnos a Jehová siempre con humildad y sinceridad.

15,16 ¿Cómo se han sentido algunos hermanos al saber que Jehová no los ha dado por perdidos?

1) Muchos hermanos se han sentido como un caso perdido, pero como vemos en estos ejemplos, les ha ayudado mucho al ver que Jehová no los ha dado por perdidos, que nunca lo hace y que siempre está ahí para ayudarles. Un hermano dice que, cuando se siente así, lo que le dijo la hermana le ayuda mucho y reflexiona en que: en realidad estaría “menospreciando el sacrificio que Jesús hizo para que sus pecados fueran perdonados”. Por lo que vemos, Jehová no da por perdido a ninguna persona que lo busque.

17 ¿Cómo logró Pablo evitar el exceso de culpa?

1) En Gálatas podemos leer algo muy bonito cuando dice que “la vida que ahora vivo en este cuerpo la vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó por mí”. Pablo no permitió que su pasado lo persiguiera, al contrario, dedicó su vida al futuro, a su servicio a Dios, recordaba los pecados que cometió, pero no pensaba en ellos constantemente, sino que valoró el sacrificio que Jesús hizo e hizo de ello su vida.

Vivamos pensando en el futuro

18 ¿Qué hemos aprendido en este artículo?

1) Hemos aprendido muchas cosas: 1) los buenos recuerdos son un regalo de Dios que debemos recordar como lo que son, recuerdos felices y no compararlos con nuestra situación actual llegando a la conclusión que podamos estar peor, ya que nuestro futuro en el nuevo mundo no será comparable con nada. 2) Cuando nos hieran, saber perdonar es lo hará posible que sigamos adelante sin tropiezos y 3) si tenemos un exceso de culpa, nuestro servicio a Jehová no tendrá la alegría que nos gustaría disfrutar.

19 ¿Cómo sabemos que en el nuevo mundo no tendremos que cargar con ningún mal recuerdo del pasado?

1) Así se dice en Isaías 65:17: “las cosas del pasado no serán recordadas ni vendrán al corazón”. Por lo que podemos estar seguros y confiados que ningún mal recuerdo o carga nos atormentará en esta Tierra paradisiaca que tantos queremos y disfrutaremos en eternidad con nuestra familia y nuestros hermanos.

¿Qué nos ayudará a librarnos de estas cargas?

  • La nostalgia.

La nostalgia puede llevarnos a compararnos con el pasado y echar de menos las cosas buenas de ese tiempo. Problemas y dificultades hay siempre, y también cosas buenas. Valoremos las cosas buenas, los buenos recuerdos son un regalo de Dios pero mientras hagamos esto, fijemos la vista al frente en el futuro que está por venir y no vivamos del pasado ni comparemos los problemas que tenemos ahora con los que teníamos antes, lo único que conseguirá será no ver con claridad el camino que tenemos por delante.

  • El resentimiento.

Recordemos lo que dice Mateo 6:14: “Porque, si ustedes les perdonan a otros sus ofensas, (…) “Jehová” también perdonará las nuestras””. El pueblo de Dios se caracteriza por su amor, amor al prójimo, no por resentimiento. Para que nuestros errores, que son muchos, sean perdonados, primero tenemos que perdonar. Además, ello permitirá que vivamos vidas más felices con una consciencia limpia y nos ayudará a concentrarnos en lo que realmente es importante, fijando la vista al frente.

  • El exceso de culpa.

Recordemos los ejemplos de muchos hermanos que han sufrido un exceso de culpa y el ejemplo del apóstol Pablo y cómo pusieron en primer lugar el Reino de Dios, no permitieron que la culpa excesiva fuera un obstáculo para su servicio a Jehová ni tampoco permitieron que fueran un regalo para Satanás, sino que al contrario, pusieron en valor el gran sacrificio que hizo Jesús para el perdón de nuestros pecados fuera posible y así han hecho su vida en unión con Cristo dándolo todo para Jehová.

Cookies