Saltar al contenido

La Atalaya | Semana del 22 al 28 de Febrero 2021

Respuestas y comentarios al estudio de la atalaya de esta semana del 22 al 28 de Febrero de 2021 con el análisis del artículo de estudio número 52 con el tema:

“Cómo vencer el desánimo”

“Arroja tu carga sobre Jehová, y él te sostendrá”

TEXTO TEMÁTICO, Salmo 55:22
Vídeo

1 ¿Cómo nos afecta el desánimo?

1) El desánimo nos afecta a todos en determinados momentos y de diferentes formas. Y si esto ocurre en momentos difíciles, que suele ser así, al estar relacionado con nuestro estado de ánimo, como dice Proverbios 24:10: “nos faltarán las fuerzas”. Todos tenemos problemas y si los enfrentamos desanimados será aún más difícil ya que nos quita la confianza, el valor y la alegría que necesitamos para luchar contra esos problemas.

2 a) ¿Qué cosas pueden desanimarnos?

1) Son muchas las cosas por las que nos podemos desanimar. Desde cosas personales internas a cosas externas de la sociedad. Desde razones materiales a nuestras imperfecciones, debilidades, la salud o no recibir responsabilidades que nos gustaría en la congregación, o que no nos escuchen en el territorio. Son muchas las razones por las que nos podemos desanimar.

2) Las razones por la que nos podemos desanimar son muchas y nos afectan a cada persona de una forma diferente, por lo que la solución y el tiempo de recuperación no son los mismos para cada persona. Y lo que a un hermano le puede afectar y desanimar, otro no lo ve así y no es para nada un problema. Cada uno tiene su estado emocional y nos afectan más unas cosas que otras, por eso tenemos que ser comprensibles con la situación personal de cada hermano y no compararlo con nosotros.

b) ¿Qué veremos en este artículo?

1) En este artículo veremos y hablaremos sobre cosas que podemos hacer para lidiar con este profundo sentimiento de desánimo.

Nuestras imperfecciones y debilidades

3 ¿Qué nos ayudará a no obsesionarnos con nuestras imperfecciones?

1) Todos tenemos imperfecciones, todos somos pecadores y tener una obsesión por todo lo que hacemos mal no contribuye nada a hacer las cosas bien ni a esforzarnos por ello, de hecho, le estaremos dando tanta atención a estos detalles que ni Jehová lo hace, es un Padre cariñoso y paciente y no está pendiente de nuestros errores ni espera que seamos perfectos. No quiere decir que no reflexionemos en ellos, pero que no nos obsesionemos sino que intentemos hacer las cosas lo mejor que podemos porque siempre tendremos errores, está en nuestra naturaleza imperfecta.

2) Una obsesión compulsiva por nuestros errores no es una forma de reflexionar en lo que hemos hecho y qué cosas podemos hacer para cambiar y hacerlo mejor la próxima vez. Lo único que estamos haciendo es hundirnos, estar profundamente desanimados hasta el punto que podemos pensar que no entraremos en el nuevo mundo y esto hará que no nos esforcemos como estábamos haciendo sino que caigamos en una espiral de sentimientos muy negativa que solo hará que cometamos más errores e incluso caer en pecados graves.

3) Hacemos muchas cosas mal todos los días, sí, somos imperfectos y es normal. Pero también hacemos muchas cosas bien cada día. Y sin embargo, solemos valorar mucho más todo lo que hacemos mal que los buenos gestos que hemos hecho. Seamos equilibrados y reflexionemos desde una perspectiva amplia en todo lo que hacemos, saquemos conclusiones de cómo mejorar lo bueno que hacemos y cómo hacer para convertir en bueno lo que hacemos mal.

4,5 En armonía con 1 Juan 3:19, 20, ¿qué ayudó a dos hermanas a no dejarse vencer por el desánimo?

1) Deborah y María son dos hermanas cuya infancia no fue la mejor ni recibieron todo el amor que deberían haber tenido y eso provocó que se vieran ellas mismas como unas fracasadas incluso cuando lograron grandes cosas, con sus días más importantes en la vida como el bautismo, seguía pensando María que no servía para nada. Tuvieron una infancia y una vida familiar muy dura pero siguieron adelante porque sabían y conocían la verdad y su corazón se sintió seguro delante de Dios como dice 1 Juan 3:19,20, arrojaron sus cargas por medio de sus oraciones fervientes a Jehová.

2) Estas dos hermanas sufrieron mucho durante su vida joven debido a las situaciones que vivieron dentro de su familia, lo que las condicionó mucho. Pero la Biblia les ayudó a superar todo lo malo, como vemos en la imagen, supieron que Jehová ve todo por lo que pasamos y valora las cosas buenas del pasado y las que hacemos ahora, sabe que lo que hemos vivido puede hacer que tengamos pensamientos negativos sobre nosotros mismos pero ve nuestras buenas cualidades aún cuando nosotros no somos capaces y nos ayuda a arrojar nuestra carga sobre él y así ver estas buenas cualidades también.

3) (Un pequeño paréntesis) Estos ejemplos de estas dos hermanas nos enseña mucho a ser hermanos compasivos y comprensivos. Todos somos hermanos, pero todos provenimos de un sitio diferente, de una familia diferente, de un entorno social diferente. Nuestra robustez emocional no es la misma que la de nuestros hermanos, nosotros pudimos tener una buena infancia y una buena familia espiritual, pero no todos nuestros hermanos han tenido este privilegio. Por lo que, palabras que para nosotros pueden ser inofensivas, para nuestros hermanos pueden suponer una piedra de tropiezo, tenemos que ser conscientes y cuidar la forma en la que tratamos a nuestros hermanos, porque desconocemos sus circunstancias personales.

6 ¿Cómo puede sentirse quien tiene una recaída?

1) Se puede sentir muy desanimado, ya el hecho de luchar contra un vicio arraigado es muy difícil, si lo consigue y al tiempo vuelve a recaer tiene que ser muy frustrante hasta el punto que puede decir que es un desastre y que Jehová nunca lo perdonará. Esta actitud lo único que hará como hemos visto en Proverbios es que no tengan fuerzas para seguir luchando y que incluso se aleje y abandone a Dios. Nos podemos sentir muy mal en ese momento y estar un tiempo así, pero se debe encontrar un equilibrio, arreglar y solucionar las cosas, orarle fervientemente a Jehová para que nos perdone, así es como se saldrá adelante.

2) Un problema nos puede hacer sentir muy mal, una recaída puede ser terrible y hundirnos en desánimo y otros muchos sentimientos. Pero qué dice Isaías 1:18… allí dice que los pecados pueden ser como rojo escarlata, rojos como la tela carmesí, pero quedarán blancos como la nieve, como la lana. Es por ello, que aunque nosotros pensemos que no hay salida, que ha sido muy terrible para que tenga solución, Jehová nos dice que vengamos y arreglemos las cosas, no importa lo rojo que se pueda ver.

7 Si estamos luchando con una debilidad, ¿por qué no debemos desanimarnos?

1) No debemos desanimarnos por eso mismo, justamente porque estamos luchando con ella. No debemos desanimarnos por la debilidad, sino animarnos porque somos conscientes de ella y estamos luchando por cambiarlo. Así lo dice también este hermano anciano de Francia bajo la referencia de Romanos 7 del 21 al 25, no somos justos cuando nunca nos equivocamos, porque siempre, lo haremos, somos personas justas para Jehová cuando lo lamentamos y nos esforzamos por cambiar.

2) Jehová nos ha proporcionado el perdón a nuestras ofensas como leemos en Efesios 1:7 por medio y gracias a su bondad inmerecida y por medio del rescate. Si nos desanimamos por nuestros errores y pensamos que no nos perdonará, no estaríamos poniendo fe en el rescate y es aquí cuando estaríamos cometiendo una verdadera ofensa por todo lo que Jesús hizo para con nosotros. La liberación de nuestros pecados ha sido necesaria porque tenemos muchos, y tenemos que seguir esforzándonos por no cometerlos, pero si nos desanimamos no lo estaríamos haciendo.

8 Cuando necesitamos ánimo, ¿a quién podemos acudir?

1) Podemos acudir a muchas ayudas, podemos acudir a nuestros hermanos, a nuestra familia espiritual buscando el ánimo que necesitamos, porque como dice Proverbios 12:25 la ansiedad que puede estar aplastando a nuestro corazón se reanima con una buena palabra, y esta puede provenir del estímulo de nuestra familia espiritual.

2) Nuestra familia espiritual está también para esto, 1 Tesalonicenses 5:14 dice que los hermanos están para advertir a los indisciplinados, consolar a los deprimidos, apoyar a los débiles y a ser pacientes con todos. No pensemos que estamos metiendo a nuestros hermanos en un compromiso, porque no es así, sino que al contrario, son los primeros que nos quieren ayudar y apoyar a que nuestra situación emocional mejore. Nosotros estamos sufriendo mucho por nuestro desánimo, pero nuestros hermanos también sufren al vernos y nos quieren ayudar… busquemos ánimo en nuestros hermanos si lo necesitamos.

3) Una hermana de Nigeria que ha luchado contra el desánimo dice que no sería nada si no fuera por sus hermanos que son la prueba viva que la oración ferviente que hace a Dios ha sido respondida, no solo la han animado sino que ha sido posible que ella anime a otros hermanos cuando están tristes. En muchas ocasiones nuestros hermanos se darán cuenta de que necesitamos ánimo y en otros casos tendremos que llevar nosotros la iniciativa y pedir ayuda.

La mala salud

9 ¿Cómo nos animan Salmo 41:3 y 94:19?

1) La enfermedad es uno de los momentos en los que nos encontramos peor y es muy difícil tener una actitud positiva ante esta situación, más si se trata de una enfermedad crónica. Jehová no nos va a curar de manera milagrosa hoy día pero nunca nos abandona y nos acompaña en todo momento, nos consuela y nos da las fuerzas que necesitamos para aguantar mediante hermanos que se ofrecen a ayudarnos con diferentes tareas, que oran con y por nosotros, que nos recuerdan ideas de la vida perfecta libre de enfermedades que tendremos… Jehová siempre está a nuestro lado y nos ayuda y consuela de muchas formas.

10 ¿Qué ayudó a Isang a seguir adelante después de su accidente?

1) Isang dice que se sentía destrozado y hundido en el desánimo, no podemos imaginar los sentimientos que habrá tenido al ver cómo su vida cambió de un instante a otro por este accidente. Isang junto a su esposa nunca dejaron de orar a Jehová, de seguro que oran muy constantemente y de forma ferviente, y no pararon de estudiar su Palabra. Se mostraron dispuestos y decididos a mostrar gratitud por las cosas buenas que tenían, y una de ellas, por encima de todas las demás, la esperanza de vivir en el nuevo mundo de Dios. Jehová ayudó, sostuvo y sostiene al hermano Isang y a su esposa dándoles consuelo en todo momento.

11 ¿Qué hizo que Cindy se sintiera feliz a pesar de estar muy enferma?

1) Cindy podía haberse hundido en desánimo y tenía razones para hacerlo pero no fue así, puso su confianza plena en Dios y su carga sobre él. Cindy aprovechó para dar testimonio de las Escrituras en todo momento, la sostuvo manteniéndola distraída de los problemas que estaba pasando. Hablaba con los médicos y les preguntaba por sus familia, por su trabajo lo que le permitía encontrar temas de conversación que les podían interesar, incluso muchos de ellos le dieron las gracias y sus contactos. Jehová hizo que Cindy se sintiera feliz aún con lo que estaba pasando hasta el punto que ella misma se sorprendía.

12,13 ¿Cómo se las arreglan para seguir predicando algunos hermanos que sufren una enfermedad o los achaques de la edad, y con qué resultados?

1) La hermana Laurel, con una experiencia que asusta, vivió una situación extrema debido a las enfermedades y su salud. Estuvo durante 37 años en un pulmón de acero, pasó por un cáncer y más operaciones importantes, varias enfermedades crónicas de la piel. No nos podemos imaginar lo que pasó esta hermana, y por muy extrema que era su situación, nunca dejó de predicar. Les daba testimonio a los enfermeros y a los ayudantes que iban a atenderla a su casa. Laurel tuvo mucho sufrimiento en su vida y aún así ayudó por lo menos a 17 personas a hacerse testigos de Jehová, un ejemplo impresionante.

2) Muchos hermanos que no pueden salir de casa o están en algún tipo de residencia siguen la sugerencia de un anciano de Francia, Richard, que consiste en exponer unas pocas publicaciones, lo que llama la atención de las personas y permite mantener con ellos conversaciones que animan mucho a nuestros hermanos que ya no pueden predicar de casa en casa. Además, con el confinamiento actual, todos desde nuestras casas participamos en la predicación por carta y por teléfono.

Imagen de un pulmón de acero. También llamado pulmotor, pulmón artificial o correctamente como ventilador de presión negativa. Es una máquina que idearon para combatir la polio. La máquina permite a una persona respirar cuando ésta pierde el control de sus músculos o el trabajo de respiración excede la habilidad de la persona. Estas máquinas fueron diseñadas para ser una solución temporal en la lucha contra la polio hasta que el sistema humano de la persona volviera a recuperarse. Por lo que se trataba de un tratamiento temporal para curar una enfermedad. Sin embargo, no ocurrió así, y este habitáculo se convirtió durante muchos años para muchas personas en su nuevo hogar para poder sobrevivir.

Si no recibimos una responsabilidad que esperamos

14 ¿Qué excelente ejemplo nos puso el rey David?

1) El rey David estaba muy entusiasmado en construir el templo de Dios, de hecho, era su mayor ilusión, ¿imaginamos lo que significa esto? Su mayor ilusión pero no fue elegido para ese privilegio sino que Dios escogió a otra persona. La reacción del rey David fue darle todo el apoyo a la persona a quien Dios había escogido, eso nos enseña mucho que quizás podemos desear cierta responsabilidad en la congregación o en el circuito, y por una u otra razón no se nos concede. Tenemos que reaccionar como lo hizo el rey David.

15 ¿Cómo logró un hermano vencer el desánimo?

1) Este hermano aprendió con el tiempo a aceptar sus limitaciones y a ser feliz con el servicio que ahora podía hacer a Jehová. Las circunstancias cambian, y en determinados periodos de nuestra vida podremos hacer más o menos, podemos tener un problema de salud como el hermano Hugues que nos limite nuestro servicio, pero el servicio que hagamos con estas limitaciones sigue siendo muy importante para Jehová y por ello no debemos desanimarnos nunca porque seguimos en la lucha como Hugues.

16 ¿Qué nos enseña el ejemplo de los ángeles?

1) El ejemplo de los ángeles es excelente porque aprendemos mucho de ello. Jehová le pidió sugerencias para engañar a este rey malvado. De todas las ideas que se aportaron, que no significa que hubiera malas ideas, Jehová eligió una de ellas, y los demás ángeles no se desanimaron ni se sintieron mal. Los ángeles son humildes de verdad y quieren que Jehová se lleve todo el mérito, de hecho, el simple hecho de aportar a Dios una idea ya es un privilegio.

17 ¿Qué debemos hacer si estamos desanimados porque no tenemos cierta responsabilidad o asignación?

1) El mayor privilegio de un cristiano es dedicar nuestra vida al servicio de Jehová. Debemos orar profundamente por siempre estar a la altura que exige un pueblo como el de Dios, imitando y cultivando las cualidades de Jehová y de Jesús. Esto es lo que significa ser testigo de Jehová y con esto damos alabanza y honra a su nombre, cualidades como la humildad y la modestia, por las que tenemos que orar para seguir manteniéndolas. Las responsabilidades y asignaciones vienen y van, y todos aportamos al pueblo de Dios siendo, en primer lugar, cristianos ejemplares.

Si nuestro territorio es poco productivo

18,19 ¿Qué nos puede ayudar a seguir predicando con alegría en un territorio poco productivo?

1) Es cierto que ver como un estudiante se bautice genera una alegría enorme en sus maestros, en toda la congregación y en todo el pueblo de Dios, y para eso nos tienen que escuchar. Pero lo que genera más alegría, lo que es más importante, mucho más importante aunque nadie nos escuche es proclamar el nombre de Dios y el Reino, esa es la voluntad de Dios y así lo hacemos, no hay honor mayor, y por ello, no debemos desanimarnos porque no nos escuchen, estamos transmitiendo, tenemos el privilegio de trasmitir el mensaje más importante que se pueda dar.

2) Jesús dejó claro que no sería fácil y que serían pocas personas quienes encontrarían el camino que lleva a la vida. Jesús mismo nos está diciendo que no nos desanimemos porque proclamar el nombre de Dios es un privilegio que nos debe producir mucha alegría, tenemos el honor de colaborar con Jehová, con Jesús y con los ángeles. Además nosotros hemos sembrado la semilla al transmitir el mensaje del Reino y será Jehová quién la haga germinar y traer a esta persona a su camino que lleva a la vida.

3) (Recuadro) Podemos mejorar nuestro ministerio de forma que disfrutemos aún más de él como predicando más horas para llegar a más personas, y en lugares diferentes para encontrar a personas que no suelen estar en sus casas, como en parques o paradas de transporte público. La predicación por carta llega a personas que puerta a puerta no llegaríamos como la predicación informal. También podemos predicar en territorios necesitados o de forma más productiva como en otro idioma.

4) (Recuadro) Podemos mejorar personalmente nuestro ministerio siendo mejores maestros para transmitir el mensaje de una forma más eficiente, atractiva, alegre y de corazón. Aprendiendo a iniciar conversaciones, a usar herramientas digitales como los videos para hacer las conversaciones más amenas, o usar revistas o folletos bien dirigidos hacia un cierto grupo de personas y localizar a éstas en el territorio.

20 De acuerdo con Jeremías 20:8, 9, ¿qué nos ayudará a vencer el desánimo?

1) Jeremías tuvo que predicar en un territorio extremadamente difícil hasta el punto que le causó en el profeta el pensamiento de dejarlo a un lado, no seguir predicando ni hablando de su nombre. Pero las palabras de Jehová se volvieron en su corazón como un fuego ardiente, el mismo fuego que a nosotros nos impulsa para hacer frente también a territorios que pueden ser conflictivos o ante el desánimo que podemos sentir, y para esto tenemos que seguir estudiando y meditando profundamente en la Biblia para que cada día nos siga proveyendo este fuego para impulsarnos a seguir en la lucha.

21 ¿Cómo podemos vencer el desánimo?

1) Jehová nos ayuda en todas las situaciones y es por ello que debemos pedirle por oración su ayuda para que nos ayude a sobrellevar nuestras imperfecciones y debilidades, nos ayudará cuando estemos enfermos, nos ayudará a tener un punto de vista equilibrado de nuestras responsabilidades y asignaciones y nos ayudará a ver el ministerio con una actitud positiva, nos ayudará a vencer el desánimo y nunca será este sentimiento una posible arma para Satanás.

¿Cómo nos ayudan los siguientes versículos a luchar contra el desánimo?

  • 1 Juan 3:19,20

Jehová lo sabe todo sobre nosotros, sabe por lo que hemos pasado que nos hace sentirnos de esta forma. Pero también ve todo lo bueno que hemos hecho en el pasado y todo lo bueno que hacemos todos los días. Y aunque nosotros no lo veamos por sentirnos así, también ve todas nuestras buenas cualidades. Nuestro corazón nos puede traicionar, pero el de Dios está por encima, sabe por lo que pasamos y quiere que arrojemos nuestras cargas sobre él para que nuestro corazón se sienta seguro delante de Dios.

  • Salmo 41:3

Jehová siempre está con nosotros y nos dará la ayuda, ánimo y sostén que necesitemos. Cuando pasamos por enfermedades él nos sostendrá, dice el texto que: “le cambiarás por completo la cama durante su enfermedad”. Jehová usará muchos medios diferentes para ayudarnos y darnos ánimo, y podemos tener la certeza que nunca nos abandona, nos quiere y nos ama muchísimo, y así lo demuestra estando con nosotros.

  • Jeremías 20:8,9

Se pueden burlar de nosotros y nos pueden insultar, no es nada nuevo, al profeta Jeremías le ocurrió y se desanimó mucho. Pero las palabras de Jehová hicieron que su corazón ardiera y siguiera en la lucha. La palabra de Dios tiene el mismo efecto en nuestro corazones, su estudio y meditación en ella provocará este fuego ardiente que queme nuestro desánimo y nos impulse con más fuerzas que nunca a seguir con la lucha, es por ello, muy importante, estudiar siempre la Biblia.

Cookies