Saltar al contenido

La Atalaya | Semana del 18 al 24 de Enero 2021

Respuestas al estudio de La Atalaya para la semana del 18 al 24 de Enero de 2021 con el artículo de estudio número 47 y con el tema:

¿Estamos dispuestos a seguir cambiando?

“Por último, hermanos, sigan alegrándose, corrigiéndose”

TEXTO TEMÁTICO, 2 Corintios 13:11
https://youtu.be/loAX5fFaK-E
Vídeo

1 Según Mateo 7:13, 14, ¿en qué sentido es un viaje la vida de los cristianos?

1) Nuestra vida es un viaje porque nuestra intención es vivir en el nuevo mundo gobernado por Dios, nuestro transcurso en esta sociedad simplemente es transitoria y no buscamos desarrollar y disfrutar de una vida en este sistema, sino que cultivamos riquezas espirituales para mantenernos en el camino que nos lleva a la vida como dice Mateo 7:13,14, nuestra meta es el Reino de Dios, no vivir en este sistema material.

2) Mateo 7:13,14 establece dos tipos de camino, un camino muy amplio y que te deja todo tipo de libertades que conlleva a la destrucción y un camino angosto con dificultades que es el camino que conduce a la vida y es el que seguimos los cristianos. No resulta fácil seguir este camino por las miles de piedras de tropiezo que encontramos pero así lo hacemos porque nuestra meta es vivir en un nuevo mundo bajo el reinado de Jehová y no de gobernantes humanos.

2 ¿Qué veremos en este artículo? (Vea también el recuadro “La humildad nos ayuda a corregir nuestros pasos”).

1) Para no desviarnos del camino que conduce a la vida tendremos que hacer cambios y estar dispuestos a corregir nuestra manera de pensar, actuar y nuestra actitud en general y en este artículo veremos como nos ayuda la Biblia a mantener nuestra vista focalizada en este angosto camino sin perder nuestra meta principal.

2) Y para ello cómo la humildad nos ayuda a corregir estos pasos que damos en la vida y que nos conduce a la vida eterna por medio de la Palabra de Dios que nos avisa cuando nos estamos desviando inconscientemente del camino, de amigos maduros que nos advierten y nos recuerda diferentes peligros y de la organización terrestre de Dios que tanto alimento espiritual nos provee. También veremos algunos casos en los que podría ser difícil seguir las instrucciones de la organización de Dios.

Dejémonos corregir por la palabra de Dios

3 ¿Cómo nos ayuda la Palabra de Dios?

1) En nuestra imperfección humano también le afecta a nuestro corazón, el cual es traicionero. Y por ello, cuando queremos o deseamos algo que nuestro subconsciente, nuestra mente nos dice que no está bien o no es del todo correcto, el deseo de nuestro corazón hace que empecemos a razonar a nuestro favor y buscar argumentos y razonamientos que avalen nuestras decisiones. Pero la Biblia nos ayuda mucho y ya nos alerta de esta conducta humana como leemos en Santiago 1:22.

2) En Santiago 1:22 se dice que pongamos en práctica la palabra de Dios no solo que la escuchemos, así no nos engañaremos con razonamientos falsos. Este versículo nos muestra una vez más la gran sabiduría de Dios y su amor hacia nuestro bienestar. Este consejo, recordatorio o advertencia lo podemos encontrar en muchos lugares, muchos psicólogos, expertos y libros de autoayuda recomiendan anteponer la razón a los impulsos del corazón en nuestra toma de decisiones. Y esta carta a Santiago fue escrita hace miles de años, otro gran ejemplo de que la Biblia contiene consejos muy provechosos y útiles hoy día.

3) La Biblia, como dice el párrafo, es como un máquina de rayos X que nos permite, periódicamente hacernos un autoanálisis y ver nuestro interior. Una fotografía donde se ve aquellos tejidos afectados por la corrupción de este mundo y nos da consejos sobre lo que tenemos que hacer para curarnos, y uno de los ingredientes de esta receta para curarnos es ser humildes, seguir estos consejos de la Biblia y de nuestros amigos maduros que desde fuera, ven en nosotros lo que nosotros no vemos.

4 ¿Cómo sabemos que el rey Saúl se volvió orgulloso?

1) Puede que en ocasiones necesitemos de la ayuda de otros, de nuestro cónyuge, nuestros amigos maduros espirituales u de otros hermanos para darnos cuenta y ser conscientes que nos estamos engañando a nosotros mismos y que tenemos que rectificar y ser humildes. Pero este no fue el caso del rey Saúl, él se volvió orgulloso. ¿Por qué? Saúl desobedeció a Jehová, y Samuel se lo hizo ver y le llamó la atención pero no fue humilde y no aceptó su proceder, y además, no fue la única vez que Saúl demostró ese comportamiento, comportamiento que no queremos imitar bajo ningún precepto.

2) Puede que no nos guste que nos corrijan o nos llamen la atención, somos imperfectos y éstas no son palabras que suelan gustarle a una persona. Pero es que nosotros somos cristianos y nos caracterizamos por ser humildes, si un hermano nos da un consejo para corregir un comportamiento nuestro lo hace por nuestro bien y porque él mismo no se ha sentido cómodo con nuestro actuar, mucho menos Dios.

5 ¿Qué aprendemos de lo que le pasó a Saúl?

1) Santiago 4:6 lo dice de forma muy clara: “Dios se opone a los arrogantes, pero les muestra bondad inmerecida a los humildes”. Saúl fue orgulloso y no reconoció su comportamiento, y no fue la primera vez. Si nuestro corazón actúa con la misma arrogancia que Saúl, Jehová llegará al punto que no querrá ser nuestro amigo.

2) Estas preguntas que acabamos de leer: “¿Busco excusas para no poner en práctica los consejos que leo en la Biblia? ¿Les quito importancia a las consecuencias de obedecer? o ¿les echo a otros la culpa de lo que yo hago?. Estas preguntas son esenciales para darnos cuenta si no hemos sido humildes y al contrario, hemos sido orgullosos o arrogantes, y si estas preguntas se repiten mucho en distintas ocasiones, puede que estemos incurriendo en un mal hábito y tengamos que hacer cambios profundos en nuestro comportamiento y forma de actuar.

6 ¿Qué contraste hay entre Saúl y David?

1) Como el día y la noche es la diferencia entre Saúl y David, quien fue un gobernante no arrogante sino que puso la ley de Jehová por delante en todas las decisiones que tomó en su vida y para dirigir su reinado. Él mismo escribió que alabará a Jehová, porque le ha dado consejos y hasta sus pensamientos más íntimos los corregirá a la voluntad de Dios, un ejemplo a imitar en todas nuestras acciones.

7 Si somos humildes, ¿qué haremos?

1) La humildad implica reconocer y ser conscientes de nuestro actuar y de nuestro comportamiento, y demostramos esta humildad dejando que la Biblia nos corrija, nuestro comportamiento y pensamientos y así evitará que se convierten en malas acciones. La Biblia nos indica el camino que tenemos que seguir y lo que tenemos que hacer para no salirnos de él.

2) Si somos humildes y ponemos en práctica lo que nos dice la Biblia, ningún hermano ni nadie tendrá que corregirnos porque nuestro proceder es limpio y cristiano de acuerdo con lo que la Palabra de Dios dice.

8 Según Santiago 1:22-25, ¿cómo puede la Palabra de Dios ser como un espejo para nosotros?

1) La Biblia nos sirve de espejo para ver si lo que realmente hacemos está de acuerdo con lo que en ella se dice y nos recuerda de los retoques que tengamos que hacer para vivir en armonía con la nueva personalidad cristiana, en nuestra forma de pensar, en nuestra actitud o comportamiento.

2) Muchos hermanos cuando se levantan por la mañana suelen leer el texto diario, lo que les permite es que la Biblia influye en su pensamiento durante todo el día y tengan en mente y presente la palabra de Dios. Además, les dan esa ayuda, estímulo y fuerza para cambiar su actitud a una actitud positiva y espiritual para afrontar el día que tiene por delante cargado de posibles pruebas de tropiezo.

3) Nuestra humildad y conocimiento de la Biblia es como un espejo y nos moldea hacia la personalidad cristiana. Por ejemplo, muchas hermanas se miran al espejo antes de salir de casa, ¿cómo es su apariencia? ¿qué ropa se ha puesto para ir al trabajo, a estudiar o salir con amigos? La Biblia le envía impulsos para corregir su vestimenta en caso de que no sea la apropiada porque es humilde y sabe lo que Jehová quiere de ella. Otro ejemplo, un hermano puede mirarse al espejo al levantarse y ver que su actitud no es la correcta, bien porque ha dormido mal o porque se ha despertado muy temprano o cualquier otra cosa, la Biblia le está diciendo que tiene que cambiar su actitud y afrontar el día con alegría, generosidad y bondad como un cristiano de Dios.

Escuchemos a amigos espiritualmente maduros

9 ¿Cuándo podemos necesitar que un amigo nos corrija?

1) Salmo 73:2 dice que “En mi caso, mis pies casi se habían desviado, estuvieron a punto de resbalar”. Y es que puede que nos estemos alejando del camino que nos lleva a la vida y ni siquiera nos estemos dando cuenta de ello, seguro que hemos agradecido mucho a un amigo maduro que haya tenido el valor y el amor de corregirnos para que no cometamos un gran error, nos sentimos muy agradecidos de ello.

10 ¿Cómo deberíamos reaccionar si un amigo nos corrigiera?

1) En cualquier caso estaremos muy agradecidos de ello, nuestro amigo se ha acordado de nosotros y si ha tenido que corregir algo en nosotros es porque le preocupa lo que estemos haciendo y que eso nos aleje del camino a la vida donde compartiremos muchos más momentos con este amigo. Por tanto, aunque quizás nos puede molestar ciertas cosas al principio, realmente estamos muy agradecidos que nuestro amigo se preocupe de nosotros y de nuestra espiritualidad.

2) Puede que quizás escuchar ciertas cosas no nos guste, pero recordemos lo que dice Eclesiastés 7:9, dice que “no nos enojemos con facilidad, porque enojarse está en el corazón de los tontos”. Y mucho menos por palabras que nos puedan decir que sea para nuestro propio bienestar y que en caso contrario, si nadie nos corrige, podemos llegar a perdernos aún más del camino de la vida.

11 ¿Qué podría hacer que alguien rechazara el consejo amoroso de un buen amigo?

1) El orgullo es lo que puede hacer que una persona rechace o le parezca mal los consejos que le hayan podido hacer para corregir ciertos aspectos que están alejando de la fe a una persona. Este orgullo puede estar provocado por varias cosas pero recordemos lo que dice Gálatas 6:3, si alguien se cree algo no es nada, así que no se engañe. No nos engañemos y seamos humildes.

12 Al leer Gálatas 2:11-14, ¿qué aprendemos del ejemplo del apóstol Pedro?

1) Aprendemos por lo menos dos cosas, la primera es usar nuestra sabiduría para comprender las situaciones y no molestarnos con facilidad sino escuchar aquello que nos tengan que decir porque será para nuestro bien. Y en segundo lugar, a no guardar rencor hacia nadie, y mucho menos si sus intenciones eran nobles y nos intentaban ayudar. Los siervos de Dios no guardamos ningún tipo de rencor.

13 ¿Qué debemos tomar en cuenta al aconsejar a alguien?

1) Tenemos que tener en cuenta varias cosas, y sobre todo ser amorosos con nuestros hermanos, así lo quiere Jehová y lo leemos en Eclesiastés 7:16, si estamos siendo demasiado justos estaremos juzgando según nuestras normas y no como lo haría Dios y eso no sería compasivo y no estaremos siendo amorosos con nuestros hermanos, estaremos consiguiendo justamente lo contrario, ser injustos al no comprender a nuestro hermano y tener empatía por él.

2) Nuestras palabras siempre tienen que ser cariñosas y en armonía de lo que dice la Biblia. Somos humanos imperfectos como nuestros hermanos y no tenemos ningún derecho a juzgar, así nos lo recuerda Romanos 4:10, todos estaremos de pie ante el tribunal de Dios. Aquí no somos jueces, somos hermanos cariñosos y amorosos que ayudamos a nuestros queridos hermanos con humildad y bondad siempre que lo necesiten, todos luchamos por la misma meta.

3) Antes de aconsejar a un hermano lo primero que tenemos que preguntarnos es si de verdad necesita que lo aconseje. Puede que estemos siendo demasiado duros o estemos juzgando. En caso de que sea necesario y sintamos la necesidad de decirle algo a nuestros hermanos, debemos dejar claro cuál parece ser el problema por medio de palabras compasivas imitando el ejemplo de Jesús y basándonos en lo que dice la Biblia, sino, no tendría ninguna base nuestro consejo y puede que esté fuera de lugar.

Sigamos las instrucciones que nos da la organización de Dios

14 ¿Qué prepara para nosotros la organización de Dios?

1) La organización de Dios se esfuerza por proporcionarnos todo el alimento espiritual que necesitamos al tiempo debido por medio de diferentes medios pero todo en completa armonía con lo que dice la Biblia, elaborando vídeos, publicaciones y reuniones, etc. Además guían la predicación mundial gracias al espíritu santo y trabajan constantemente en sus acciones y decisiones para adaptarlas a este mundo cambiante y que así se haga la voluntad de Dios tal como él quiere.

2) (Haciendo un pequeño paréntesis) Todo este mundo o sistema material de Satanás está cambiando. Se habla mucho de lo que era la sociedad y lo que es hoy con la introducción y desarrollo de la tecnología, la gran globalización que tantos beneficios y problemas trae. Es espectacular el progreso tecnológico y los cambios sociales que se han producido, sin embargo, la Biblia ya lo decía en 1 Corintios 7:31 cuando dice que “la escena de este mundo está cambiando”, una vez más vemos reflejada la enorme sabiduría de la Palabra escrita de Dios.

15 ¿A qué situación se han enfrentado algunos publicadores?

1) La escena cambiante de este mundo produce que se hagan cambios y que estos nos puedan afectar. Un ejemplo ha sido los incrementos de los costes de los Salones del Reino en cuanto a su mantenimiento y construcción que ha provocado fusiones de congregaciones y venta de Salones cercanos para destinar estos fondos a la construcción de Salones en lugares de extrema necesidad. Puede que tengamos que adaptarnos a estas fusiones de congregaciones, a desplazarnos mayores distancias para acudir al Salón asignado o que no entendamos a priori la venta de un Salón donde hemos participado en su construcción y tanto nos costó, pero nuestro amor a Jehová hará que lo comprendamos y también nos adaptemos a esta escena cambiante como hace la organización terrestre de Dios.

16 ¿Cómo nos ayuda Colosenses 3:23, 24 a no perder la alegría?

1) Todo lo que hacemos lo hacemos por Dios, todo el mérito y la honra le pertenece a Jehová. Nuestra vida gira entorno a él y estamos muy agradecidos de poder servirle, todo lo hacemos con toda el alma porque es para Jehová, es de él de quien recibiremos la herencia que nos ha prometido. Todo lo que tenemos es porque Jehová nos lo ha proveído, no nos pertenece, le pertenece a él y por eso somos bondadosos y dadores alegres que todas las provisiones que nos ha regalado.

No nos salgamos del camino estrecho

17 ¿Por qué no debemos desanimarnos si tenemos que corregir nuestros pasos?

1) Todos tenemos que hacer cambios y corregir ciertos aspectos o los hemos hecho en algún momento de nuestras vidas. Y eso es un indicativo de que valoramos y somos conscientes de la importancia de agradar a nuestro Padre celestial. El que tengamos que corregir cosas y hacer cambios nos indica que estamos alertas y nos esforzamos por avanzar en este camino angosto que lleva a vida eterna.

18 ¿Qué debemos hacer para llegar a nuestro destino?

1) Tenemos que hacer lo que dice en Proverbios 4:25, mantener la vista fijada al frente. Continuemos el camino sin desviarnos o dejarnos influenciar por cosas que nos puedan desviar y seamos humildes cuando tengamos que hacer cambios o corregir nuestro andar, porque esa es la única forma de llegar a nuestro destino.

¿Cómo nos ayuda la humildad a hacer estas cosas?

  • Corregir nuestra manera de pensar y actuar.

La humildad nos ayudará a ser conscientes de nuestro pensar y actuar y hace los cambios que necesitamos para corregir estos comportamientos, ya sea porque nos hayamos dado cuenta nosotros mismos o porque un hermano maduro con grandes intenciones amorosas nos ha alentado a ello, porque el amor es lo que nos promueve a ser mejores cristianos y también a ser humildes viendo siempre el sentido cariñoso y amoroso de aquellas palabras que nos ayudan a corregir nuestros pequeños tropiezos.

  • Aceptar que nos corrijan.

Un hermano que nos da un consejo lo hace porque se preocupa por nosotros, porque ha visto algo que puede hacernos tropezar y alejarnos del camino que conduce a la vida, ha visto algo que puede que distancia la amistad que tenemos con él y sobre todo con Jehová. Más que nos parezca mal, estaremos profundamente agradecidos, la humildad nos hace ver que el hermano tiene razón, nos quiere, nos aprecia y quiere que sigamos sirviendo con la misma lealtad a Dios.

  • Seguir la guía que nos da la organización de Dios.

El mundo es una escena cambiante y la organización terrestre de Dios por medio de espíritu santo nos da guía y toma decisiones sobre lo que es mejor en cada momento según las circunstancias actuales. Puede que tengamos que hacer cambios con las nuevas decisiones, pero estamos listo y preparados para acatarlas humildemente y hacer los cambios oportunos porque todo lo que hacemos, lo hacemos por Jehová.

Cookies