Saltar al contenido

La Atalaya | Semana del 15 al 21 de Marzo 2021

Respuestas y comentarios a la atalaya de esta semana del 15 al 21 de marzo de 2021 con el artículo de estudio número 3 y el tema:

La gran muchedumbre de otras ovejas alaba a Dios y a Cristo

“¡La salvación se la debemos a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero!”

TEXTO TEMÁTICO, Apocalipsis 7:10
https://youtu.be/silMJ4s-eRg
Vídeo

1 ¿Qué efecto tuvo en la vida de un joven un discurso presentado en una asamblea en 1935?

1) Este joven participada todos los años del pan y del vino en la Cena del Señor al igual que todos los Estudiantes de la Biblia hacían en aquellos años hasta que su vida dio un giro completo con el discurso histórico de Joseph Rutherford en 1935 donde explicaba quiénes son los que formarían parte de la gran muchedumbre como veremos en el siguiente párrafo.

2 ¿Qué emocionante aclaración hizo el hermano Rutherford en su discurso?

1) Hasta esa época se pensaba que el grupo de la gran muchedumbre eran cristianos menos leales pero que también irían al cielo a gobernar con Cristo y por ello los Estudiantes de la Biblia participaban del pan y del vino. Cuando realmente, la gran muchedumbre es la parte de las otras ovejas que sobrevivan a la gran tribulación en el día señalado y que al igual que el resto de otras ovejas que han sido leales a Dios y a Jesús que han fallecido antes de este día, tendrán la esperanza de vivir en la Tierra, no participan del pan y del vino. Lo que supuso una emocionante aclaración y un cambio para todos estos hermanos.

2) Por ello vemos, como dice la nota del párrafo. Que por un lado tenemos un grupo de ungidos que irán al cielo y gobernarán con Cristo, son los únicos que participan del pan y del vino. Y por otro lado, están las otras ovejas, la mayoría de nosotros, donde está incluido el grupo llamado la gran muchedumbre, que son los hermanos entre nosotros que lleguemos vivimos y sobrevivamos al juicio final y todos viviremos según nuestra esperanza de vivir en la Tierra convertida en un paraíso.

3) Tal como dice Juan 10:16. Allí Jesús dice que tiene otro grupo de otras ovejas que también las tiene que traer, no son los ungidos que estarán ya con él. Somos todos los cristianos que nos hemos mantenido leales a Jehová y nuestra fe en Jesús con la promesa y esperanza de vivir en la Tierra hecha un paraíso. Muchos de estos queridos hermanos han fallecido y cuando llegue el momento serán resucitados para que vean esta esperanza hecha realidad, y otros muchos de nosotros lo veremos con nuestros propios ojos, son los llamados gran muchedumbre.

4) Tuvo que ser un gran cambio y provocó un gran impacto esta aclaración, no solo en nuestro hermano de 18 años sino en todos los Estudiantes de la Biblia que participaban del pan y del vino, cosa que ya no harían más y que su esperanza no es vivir en el cielo sino en la Tierra convertida en un paraíso. Les tuvo que cambiar la vida a muchos siervos de Jehová que llevaban muchos años haciendo esto y con un pensamiento equivocado donde esta aclaración por medio del discurso de Rutherford fue muy importante.

Una aclaración histórica para miles de hermanos

3,4 En la asamblea de 1935, ¿de qué se dieron cuenta miles de hermanos, y por qué?

1) Miles de hermanos se dieron cuenta de cuáles eran sus deseos cuando el hermano Rutherford en un momento muy emocionante pidió que se pusieran en pie los que tenían la esperanza de vivir en la Tierra por siempre. Se levantaron más de la mitad de los 20.000 hermanos presentes. Luego Rutherford dijo “¡He aquí la grande muchedumbre!”. Comprendieron cuál es su esperanza y que no habían sido escogidos para vivir en el cielo sino en la Tierra formando parte de las otras ovejas que traerá Jesús como vimos en Juan 10:16 del párrafo anterior.

2) Una asamblea muy emocionante y especial donde se bautizaron 840 personas, la mayoría de hermanos y hermanas de las otras ovejas, con la esperanza de vivir en la tierra, no habían sido escogidos para vivir en el cielo ni habían sido ungidos por espíritu santo, sino que habían sido escogidos para la esperanza de vivir en la Tierra convertida en un paraíso con las otras ovejas. Esto supuso un cambio impactante en sus vidas, ya que dejaron de participar en el pan y el vino, y pusieron en valor la verdadera esperanza que tienen.

3) Miles de hermanos, entre ellos el joven que hemos citado, dejaron de participar del pan y del vino en la Cena del Señor. Habían comprendido cuál es la esperanza que tienen en su corazón y recuerdan humildemente esta asamblea como un momento muy especial ya que fue el último Memorial donde participaron de los emblemas. Un hermano dice que “Me di cuenta de que Jehová no había despertado en mí la esperanza celestial mediante su espíritu santo” de vivir con Jesús en el cielo sino que deseaba vivir en la tierra y colaborar en esta importante labor de hacer de ella un paraíso como el propósito inicial de Dios.

4) Esta aclaración supuso un gran cambio. A medida que se entienden mejor las Escrituras pueden surgir nuevas aclaraciones o nuevo conocimiento y si hay que efectuar cambios, imitemos la humildad de estos hermanos. Ellos y ellas no se sintieron mal por quizás vivir confundidos muchos años, sino que vieron cuáles eran sus deseos de su corazón y esto no los hizo sentir mal, sino que despertó en ellos un sentimiento apasionante de ayudar y colaborar con la labor y la Obra de Dios trabajando codo con codo con el resto de personas ungidas que todavía están vivos en la Tierra y participan del pan y del vino.

5 ¿Cómo ve Jehová a los que dejan de participar del pan y del vino?

1) Estos miles de hermanos pensaban que eran ungidos pero se dieron cuenta que no lo eran y llevaban mucho tiempo participando del pan y del vino. 1 Corintios 11:28 dice que los que pueden comer de estos emblemas son los que se han examinado y se aprueban a sí mismo. Estos hermanos pensaban que lo eran, pero tras esta asamblea, se examinaron y vieron que su deseo era otro. Lo reconocieron, reconocieron su error y esto los impulsó a colaborar codo a codo con el resto ungido y siguen sirviendo fielmente a Jehová, quién los aceptará como parte de las otras ovejas.

Una esperanza maravillosa

6 ¿Qué les manda hacer Jesús a los ángeles?

1) Jesús les manda a los ángeles a que sujeten los vientos de la destrucción ya que esto no ocurrirá ni deben soplar contra la Tierra hasta que Jehová haya dado la aprobación final a todos los ungidos, una vez ocurra esto, estarán sellados los 144.000 que se convertirán en reyes y sacerdotes y vivirán y gobernarán con Jesús en el cielo.

7 Según Apocalipsis 7:9, 10, ¿a quiénes vio Juan, y qué estaban haciendo? (Vea el dibujo de la portada).

1) Juan vio una gran muchedumbre de personas que no podía contar, eran de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas. Todos los siervos de Dios que han llegado vivos a este momento y que se han mantenido limpios, puros y sin tacha en este sistema malvado de Satanás como refleja las túnicas blancas que llevan y que aceptan a Jesús como Rey que Jehová ha nombrado simbolizado en las hojas de palmera que llevan en sus manos. Esta gran muchedumbre gritan con voz fuerte que la salvación que tienen se debe por todo lo que han hecho Jehová y su Hijo.

8 ¿Qué dice Apocalipsis 7:11, 12 sobre la familia celestial de Jehová?

1) La familia celestial estaban radiantes de felicidad y alababan a Jehová de modo que recibiera toda la alabanza, gloria, sabiduría, expresiones de gratitud, honra, poder y fuerza por siempre jamás. Estaban muy felices de todo lo que estaba ocurriendo y contentos de ver el cumplimiento de la voluntad de Jehová cuando la gran muchedumbre sobrevivía a la gran tribulación.

9 Según Apocalipsis 7:13-15, ¿qué está haciendo ya la gran muchedumbre?

1) La gran muchedumbre ya está lavando y emblanqueciendo sus prendas en la sangre del Cordero, manteniendo limpia su conciencia para contar con la aprobación de Dios. Dedican su vida a él con una fuerte fe en el sacrificio de su Hijo, siendo amigos de Jehová y realizan con entusiasmo la mayor parte de la labor de predicar y hacer discípulos. La gran muchedumbre está poniendo los intereses del Reino de Dios por encima de los suyos.

10 ¿De qué están seguros los que componen la gran muchedumbre, y qué promesa verán hecha realidad?

1) Los que compondrán la gran muchedumbre están seguros que Jehová siempre estará con ellos, cuidándolos en todo momento tras la gran tribulación ya que la Biblia dice que extenderá su tienda sobre ellos y verán hecha realidad la gran promesa que nos ha hecho y está citada en Apocalipsis 21:3,4 donde dice que la muerte ya no existirá, ni las lágrimas -por lo menos las de dolor- no habrá ni tristeza ni dolor.

11,12 a) Según Apocalipsis 7:16, 17, ¿qué bendiciones le esperan a la gran muchedumbre?

1) Olvidaremos, olvidarán todas las cosas del pasado, ya no se tendrán que preocupar por nada, se acabaron los problemas como el hambre, la persecución, el dinero, los conflictos sociales y políticos, la prisión, etc. Ya nada de eso existirá sino que tendremos abundante alimento físico y espiritual y todo lo que necesitemos ya que Jesús nos guiará a los que sobrevivamos a manantiales de vida eterna y Jehová nos protegerá de la furia que abrase la destrucción de este sistema en la gran tribulación.

b) En la Conmemoración, ¿qué pueden hacer las otras ovejas, y por qué lo hacen?

1) Jehová nos ama y nos valora tanto como a los ungidos aunque no vivamos con Jesús en el cielo. Y por ello debemos estar presentes en la Conmemoración con una actitud respetuosa, así estaremos recordando esa ocasión como mandó Jesús y estamos dando alabanza a Dios y a Cristo, además de demostrar fe en el sacrificio que hizo por todos nosotros.

Alabemos a Dios y a Cristo en la Conmemoración

13,14 ¿Por qué debemos todos asistir a la Conmemoración de la muerte de Cristo?

1) Es un momento muy especial, para los ungidos que participan de los emblemas pero también para nosotros. Tal como asistimos a una boda de un amigo, en la Conmemoración estamos desmostrando amor, cariño y apoyo a Cristo y los ungidos, demostramos gratitud por el sacrificio que hizo Jesús por todos nosotros, demostrando fe en la promesa de vivir para siempre en la Tierra y estaremos haciendo como Jesús dijo, haciendo esto en memoria de él.

2) En este párrafo se nos dice que por cada 1.000 asistente a la Conmemoración participa aproximadamente uno del pan y del vino. Lo que significa que en la mayoría de las congregaciones nadie participa, también nos muestra que queda mucho trabajo por hacer y que quedan muchos ungidos que se unirán con Jesús en el cielo tras la aprobación final de Jehová. Y nosotros nos sentimos profundamente agradecidos de poder conmemorar esta ocasión con ellos y trabajar codo a codo en la voluntad de Jehová alabando siempre su nombre.

15 ¿Cómo puede cada uno de nosotros alabar a Dios y a Cristo en la Conmemoración?

1) En la Conmemoración cada uno de nosotros demostramos que alabamos a Dios y a Jesús cantando y orando juntos, recordando lo que significa cada emblema y aprenderemos mucho del discurso que se titula demostremos gratitud por lo que Dios y Cristo han hecho por nosotros. Que aunque lo sabemos, lo recordaremos y reflexionaremos nuevamente en todo lo que significa para nosotros y la gran oportunidad que tenemos de poner nuestras vidas a disposición de Jehová y obtener los grandes beneficios que nos promete.

Dé gracias a Jehová por la esperanza que le ha dado

16 ¿En qué sentido son iguales los ungidos y las otras ovejas?

1) Son iguales en el sentido de que Jehová los ama por igual, pagó el mismo precio por ambos, su querido y amado hijo Jesús. Aunque los ungidos hagan su propósito en el cielo, las otras ovejas cumpliremos con su propósito en la Tierra y nos quiere por igual y somos igual de leales a Jehová y a su Hijo. Además el espíritu de Jehová actúa en cada persona que lo necesite, sin hacer distinción de si es ungido o no.

17 ¿Qué están los ungidos deseando que pase?

1) Los hermanos ungidos no saben cómo será vivir en el cielo pero eso no les importa y están deseando que llegue ese momento de reunirse con Jehová, Jesús, los ángeles y el resto de los ungidos. Los cristianos ungidos no nacen con esta esperanza celestial, ellos piensan en ello y oran deseando recibir su recompensa en el cielo y es Jehová quién decide si ponerla en sus corazones.

18 ¿De qué tienen muchísimas ganas las otras ovejas?

1) Las otras ovejas también tenemos muchas ganas que llegue el momento en el que vivamos de la promesa que nos ha hecho Dios. Hay mucho trabajo qué hacer, hay que construir el nuevo paraíso y serán muchas cosas las que queramos hacer con nuestra familia y todo ello con vida eterna, sin enfermedades, sin muerte y sin preocupaciones. Todos queremos vivir por siempre, y esta vez será en el nuevo mundo de Jehová donde habrá mucho trabajo que hacer y dedicar mucho tiempo a disfrutar de la creación de Dios.

19 ¿Qué oportunidad nos da la Conmemoración, y cuándo se celebrará este año?

1) Nos da la oportunidad de alabar a Dios y a Cristo por todo lo que han hecho de una forma que solo podemos una vez al año por medio de la Conmemoración. Una ocasión dedicada exclusivamente para ello que este año cae en sábado 27 de marzo, después de la puesta de sol como siempre. Esta es la reunión más importante del año para todos los cristianos verdaderos y por eso no nos lo perderemos por nada, incluso muchos de nuestros hermanos lo harán a pesar de enfrentar oposición o incluso en prisión aunque suponga un reto para ellos.

¿Qué contestaría?

  • ¿Qué aclaración se hizo sobre la gran muchedumbre en 1935?

La gran muchedumbre se pensaba que era un grupo de cristianos que tenían una fe más débil pero que vivirían con Jesús en el cielo. Cuando la gran muchedumbre serán nuestros hermanos y hermanas de las otras ovejas que vean con sus propios ojos el juicio final y sobrevivan a la gran tribulación para unirse posteriormente al resto de otras ovejas con la esperanza de vivir en la Tierra y convertirla en un paraíso.

  • ¿Qué bendiciones le esperan a la gran muchedumbre después de la gran tribulación?

La tienda de Jehová se extenderá sobre la gran muchedumbre y Jesús los guiará en todo momento. Todas las cosas del pasado habrán pasado y se hará realidad muchas promesas bonitas como las de Apocalipsis 21 y sus versículos 3 y 4. Ya no habrá ni muerte, ni dolor, ni nada de lo que conocíamos antes. En todo caso, lágrimas de alegría y felicidad porque haya llegado el gran momento que esperamos.

  • ¿Cómo puede cada uno de nosotros alabar a Dios y a Cristo en la Conmemoración?

Cada uno de nosotros cantaremos en esta ocasión única, especial y muy importante para los cristianos. Cantaremos y oraremos juntos, nuestra actitud será respetuosa, aprenderemos mucho y recordaremos cómo demostrar gratitud por todo lo que ha hecho Dios y Jesús por nosotros y de la gran oportunidad que tenemos de dar nuestra vida poniéndola a la voluntad de Jehová por fe en este sacrificio de Jesús recordándolo en su memoria año tras año.

Cookies