Saltar al contenido

La Atalaya | Semana del 15 al 21 de Febrero 2021

Respuestas y comentarios al estudio de la Atalaya de esta semana del 15 al 21 de Febrero con el artículo de estudio número 51 con el siguiente tema:

Jehová salva a los que están hundidos en el desánimo

“Jehová está cerca de los que tienen el corazón destrozado; salva a los que están hundidos en el desánimo.”

TEXTO TEMÁTICO, Salmo 34:18
Vídeo

1,2 ¿Qué veremos en este artículo?

1) Veremos como Jehová siempre animó y fortaleció a muchos siervos del pasado que se sintieron desanimados y hundidos hasta el punto que muchos quisieron morir. Jehová siempre estuvo cerca de ellos, cerca de su corazón destrozado y los salvó de su hundimiento y desánimo. Y sus historias quedaron escrita en la Biblia para que sus experiencias nos consuelen y nos enseñen hoy día.

2) Este sistema corrompido de Satanás y la consecuencia del pecado de nuestros primeros padres implicó que llevemos vidas como las define Job 14:1 donde dice que “El hombre, nacido de mujer, tiene una vida corta y llena de problemas”. Y es por ello que nos sentiremos desánimos en muchas ocasiones e incluso hundidos pudiendo llegar a peder las ganas de vivir. Pero Jehová siempre nos consuela y está con el que tiene el corazón destrozado y le ayuda a superar su situación, así lo hizo con muchos siervos del pasado y estudiaremos en este artículo algunos ejemplos.

José fue víctima de crueles injusticias

3,4 ¿Qué le pasó a José cuando era joven?

1) José a la edad de 17 años tuvo dos sueños que le reveló Dios dónde se vio cómo alguien respetado en su familia. Seguro que se habrá sentido muy bien, pues poco tiempo después sus hermanos se volvieron contra él hasta el punto que lo vendieron como esclavo, sus propios hermanos. Pasó de ver estos sueños a ser esclavo de un funcionario de la corte egipcia a ser encarcelado por la falsa acusación de violación que hizo la esposa de Potifar. José pasó de ver estos sueños a acabar en prisión injustamente.

2) José era feliz, y no solo por los sueños que le reveló Dios. José tenía una familia cuyo padre lo amaba y pasó a ser un simple esclavo de un hombre que no adoraba a Jehová al ser vendido por sus propios hermanos. Encima, la esposa de Potifar lo acusó falsamente de violación y acabó en prisión. No solo tuvo que soportar que ahora fuera un esclavo, sino que tuvo que contenerse ante estas acusaciones falsas que empeoraron aún más su situación.

5 ¿Qué hizo José para vencer el desánimo?

1) José, como esclavo podía hacer poco, más allá de hacer bien las tareas que le asignaban, ser un buen esclavo. Luego pasó a prisión, donde aún podía hacer menos. Por lo que José no se concentró en cambiar su situación haciendo cosas que no podía, no se obsesionó con ello, sino que comprendió la situación y se esmeró por hacer bien las tareas y su modo de vida en cada una de las situaciones cambiantes, y todo lo demás se lo confió a Jehová que siempre lo puso en primer lugar en su vida y por eso él bendijo todo lo que José hacía.

2) José mantuvo una actitud positiva aceptando las situaciones que estaba viviendo y no intentando hacer cosas que no estaban en su mano para cambiarlas. Sino que estas cosas se las confió a Jehová quién le bendijo en todo lo que José hacía, mientras que José se concentraba en hacer todas las cosas que le correspondían en cada situación bien y siempre poniendo en primer lugar a Jehová, así mantuvo una actitud positiva y vio las grandes bendiciones de Jehová.

6 ¿De qué manera pueden haber animado a José los sueños que tuvo?

1) Los sueños proféticos que tuvo es posible que lo animaran mucho ya que indicaban que volvería a ver a su familia y que su situación mejoraría y así fue como ocurrió a partir de los 37 años de edad en la que estos sueños proféticos comenzaron a cumplirse de una manera impresionante. Estos sueños supuso una fuente de ánimo para José que lo habrá ayudado a aguantar sus duras situaciones.

7 Según 1 Pedro 5:10, ¿qué nos ayudará a aguantar las pruebas?

1) Los sucesos de José nos enseñan que habrán muchas pruebas que tendremos que pasar, a cada cuál puede ser más difícil que la anterior y que muchas de estas pruebas y problemas ni siquiera venga de gente del mundo externa a nuestro círculo íntimo, sino que puede que sean hasta nuestra familia, nuestros hermanos quiénes nos hagan daño y suframos injustas acusaciones que nos hagan mucho daño. Pero, ¿qué hizo José? Seguir adelante, hacer lo que podía hacer y mientras lo hacía, lo más importante, puse a Jehová en primer lugar y siempre confío en él.

2) Las pruebas, los problemas, el suceso imprevisto nos puede afectar a cualquiera, no importa la edad que tengamos, la experiencia o conocimiento que poseamos. A José le ocurrió todo esto a los 17 años y estuvo muchos años con estas malas situaciones pero Jehová estuvo con él. Jehová confía en nosotros, en todos sus siervos, en sus siervos jóvenes también como con José y los sueños que le reveló. No importa nuestra condición, lo único que importa es que hagamos de Jehová nuestra roca, nuestro refugio, así no nos vendremos nunca abajo ante ninguna situación que se pueda presentar.

3) Nuestra confianza en Jehová y el ponerlo en primer lugar y también a su Reino tiene grandes bendiciones, así lo vio José. Y así hemos leído en 1 de Pedro 5:10, como allí dice… puede que suframos durante un determinado tiempo pero llegará el momento que Dios en su bondad inmerecida terminará este sufrimiento por nosotros, nos hará firmes, fuertes y nos pondrá sobre una base sólida. Jehová es nuestro refugio, nuestra roca… sea cual sea el problema o situación que pasemos, confiar en Dios es lo que hará que no nos hundamos ni desanimemos, porque él siempre está con sus siervos ayudándolos.

Noemí y Rut: dos mujeres rotas de dolor

8 ¿Qué les pasó a Noemí y a Rut?

1) Noemí perdió a su esposo en Moab cuando tuvieron que huir de Judá debido al hambre, se quedó sola con sus dos hijos que se casaron posteriormente con dos mujeres moabitas, unos diez años después sus dos hijos fallecieron. Por lo que Noemí se quedó sola, como también las mujeres de sus hijos que no tuvieron hijos. Rut al morir su esposo y no tener hijos también sentía el mismo vacío que Noemí. Las dos esposas de sus hijos, que estaban rotas de dolor, aún eran jóvenes y se podían casar, no como el caso de Noemí. Se sentía sola, sin que nadie la cuidara, Rut acompañó a Noemí. No obstante, estas mujeres sufrieron grandes pérdidas en sus vidas y sentían un vacío que no podían volver a llenar.

9 Según Rut 1:16, 17, 22, ¿cómo animó Rut a Noemí?

1) Noemí se sentía sola y vacía, necesitaba que alguien estuviera con ella, la acompañara, le hiciera compañía y la cuidará, el corazón de Noemí necesitaba de amor leal y eso fue justo lo que Rut le mostró, esa clase de amor quedándose con ella en todo momento, nunca la abandonó como hemos leído en estos versículos. Incluso en el versículo 17 dice que “donde tú mueras yo moriré, y allí seré enterrada”. Rut animó mucho a Noemí y así lo demostró, le demostró amor leal.

2) Rut acompañó a Noemí a Belén y siempre estuvo con ella, hasta trabajó duro en la rebusca para Noemí y para ella en los campos de cebada. Noemí necesitaba de amor leal, de alguien que estuviera siempre con ella y la cuidará, y Rut hizo tal como ella necesitaba.

10 ¿Cómo les mostró Jehová amor a los pobres?

1) Jehová siempre ha demostrado su amor por los pobres. Como por ejemplo, esta ley de la rebusca, que le permitían a los pobres, por medio de su trabajo, sacar los frutos del campo que les sobraba y no eran fundamentales para los agricultores. De esta forma, Noemí y Rut podían conseguir su propio alimento mediante su duro trabajo de la rebusca y no tenían que estar mendigando. Dios siempre mostró su amor por los pobres y le dio la opción de ganarse su propio sustento.

11,12 ¿Qué hizo Boaz para que Noemí y Rut fueran felices?

1) Boaz es el dueño rico del campo donde trabajó en la rebusca Rut que al ver toda esta lealtad y amor de Rut hacia su suegra, le conmovió, recompró la herencia de su familia, se casó con Rut y le dio un hijo llamado Obed, al cual Noemí pudo sostener en sus brazos radiante de felicidad y dándole las gracias a Jehová desde lo más profundo de su corazón y cuando resuciten, tendrá aún más bendiciones cuando sepan que Obed fue antepasado del Mesías prometido.

13 ¿Qué valiosas lecciones podemos aprender del relato de Noemí y Rut?

1) Aprendemos a confiar siempre en nuestro Padre celestial, porque aunque la prueba no desaparezca o se haya producido un vacío que no se volverá a llenar como la pérdida del esposo e hijos de Noemí o del esposo de Rut. Estas pruebas y situaciones que se nos presentan pueden desanimarnos o hasta nos rompe el corazón pero Jehová siempre nos ayudará a aguantar, por lo que no nos alejemos tampoco de nuestros hermanos, ya que es posible que este aguante provengan de muestras de amor leal de nuestros hermanos.

Un levita al que le entraron dudas

14 ¿Por qué se desanimó tanto un levita?

1) Los levitas tenían el gran honor de servir en el lugar donde se adoraba a Jehová. No obstante, el levita escritor del Salmo 73 se desanimó al ver la forma de vida que llevaban muchas personas malvadas y arrogantes, hubo un momento en el que se vio atraído por la buena vida que llevaban, no por hacer esas cosas malas, sino por las riquezas, placeres y las aparentes cero preocupaciones. Este levita estaba tan desanimado que corría un grave peligro espiritual en su fe.

15 Según Salmo 73:16-19, 22-25, ¿qué hizo el levita para vencer el desánimo?

1) Este levita superó su desanimo al entrar en el magnífico santuario de Dios donde puso en orden sus ideas con calma y con la ayuda de la oración, vio lo material que eran las vidas de estas personas y qué magnifico futuro le esperan a las personas que ponen fe en Jehová y confían en él. Estaba siendo un insensato al desear cosas materiales temporales, esas personas están en suelo resbaladizo como leemos y les espera un final terrible. Este levita se dio cuenta que esa forma de pensar lo terminaría alejándolo de Jehová y con ello de todas las bendiciones que nos promete.

16 ¿Qué aprendemos del levita que escribió el Salmo 73?

1) Aprendemos que no debemos envidiar la posible buena vida que a simple vista pueden llevar otros, esta felicidad es superficial y no durará y es posible que ni siquiera sea sincera. Sentir sentimientos como la envidia o parecidos lo único que estamos haciendo es abriéndole la puerta a la envidia y alejándonos de Jehová como le pasó a este levita. Escuchemos los consejos que nos da Jehová por medio de la Biblia y pasemos tiempo con quienes comparten los mismo principios cristianos, veremos cuál es la verdadera y mayor alegría y felicidad, que no es tener muchas cosas sino caminar por el camino que lleva a la vida que realmente es vida.

Pedro se desanimó por sus debilidades

17 ¿Qué motivos tuvo Pedro para desanimarse?

1) El apóstol Pedro era muy dinámico e impulsivo lo que hacía que muchas veces hiciera o dijera cosas que no debería haber hecho y que si hubiera reflexionado y no actuado por impulso seguro que no lo hubiera hecho o dicho. De hecho Jesús tuvo que corregirlo varias veces. Una de las veces, su confianza hacia Jesús pensaba ser tan plena, que dijo que nunca le fallaría hasta que negó hasta tres veces conocer a su Maestro. Pedro, se dio cuenta que tan convencido no estaba y que le falló, y no solo una vez, por lo que se encontraba hundido y muy desanimado consigo mismo.

18 ¿Cómo ayudó Jesús a Pedro a vencer el desánimo?

1) Jesús nunca le recriminó su actitud ni lo utilizó para enseñarle sobre su actitud impulsiva, sino al contrario, estuvo con él y le dijo que había rogado a Dios para que su fe no decayera, que volviera ya que tenía que fortalecer a sus hermanos. Más tarde se le apareció a Pedro posiblemente para animarlo y la otra ocasión fue aquella en la que no pescaron nada y Jesús le dio la oportunidad para confirmarle el amor que sentía hacia él y le demostró, Jesús, que lo había perdonado dándole más trabajo. Jesús animó mucho a Pedro quien no se dejó vencer por el desánimo.

19 Según Salmo 103:13, 14, ¿qué piensa Jehová de nuestros pecados, y cómo podemos imitarlo?

1) Aprendemos de la capacidad compasiva de Jesús y también como leímos en Salmo 103:13,14 de la misericordia de nuestro Padre celestial como cualquier padre hacia un hijo que comete un error. Por lo que, cuando cometamos errores, que lo haremos porque somos imperfectos y serán muchos, no dejemos que el desánimo nos inunde y pensemos que no hay vuelta atrás y que no se nos va a perdonar, eso es lo que quiere que pensemos Satanás, no le demos el gusto. Jehová siempre nos perdonará si nos arrepentimos, así que veámonos a nosotros mismos y a todos los demás con el mismo amor y compasión que lo hace nuestro Padre celestial.

20 ¿Qué veremos en el siguiente artículo?

1) En el siguiente artículo seguiremos viendo otras maneras en las que Jehová ayuda a quienes le son leales cuando están desanimados y pasando situaciones complicadas o problemas importantes, tal vez por sus imperfecciones o por otras circunstancias difíciles.

¿Cómo puede animarnos la manera en que Jehová fortaleció a estos siervos el pasado?

  • José, Noemí y Rut

1) Tal como José no se obsesionó por los problemas que estaba sufriendo ni se reconcomía pensando en cosas que no podía hacer para cambiar su situación o porqué había llegado a ese punto, nosotros tampoco debemos hacerlo con nuestros problemas. Sino tenemos que poner en primer lugar a Jehová y vivir haciendo nuestras tareas lo mejor que podamos, haciendo lo que podemos en cada situación sin pensar en cosas que no podemos hacer. Y sobre todo, confiando y poniendo en primer lugar a Jehová, veremos como él nos bendecirá tal como hizo con José.

2) Noemí y Rut sufrieron grandes pérdidas que les generó mucho dolor. Estaban destrozadas y no sabían qué hacer. Noemí tenía miedo de quedarse completamente sola, al igual que también lo estaba Rut en ese momento, pero le demostró verdadero amor leal y entre ambas se animaron mucho. Jehová siempre nos cuida y está con nosotros, más en las situaciones complicadas y nos consolará, muchas veces se usará de otros hermanos para darnos de ese consuelo, por ello, nunca nos alejemos del pueblo de Dios por muy desanimados y solos que podamos sentirnos.

3) José, Noemí y Rut sufrieron grandes pruebas, durante muchos años o vacíos que ya no llenaría. Pero todos pusieron su plena confianza en Jehová y por muy desanimados que podían estar, destrozados o todo el dolor que sentían vieron como en un determinado tiempo salieron adelante y tuvieron grandes bendiciones por poner a Jehová en primer lugar. Jehová está con sus siervos que tienen el corazón destrozado, y se vale, dependiendo de las diferentes circunstancias, de los medios oportunos para transmitirnos el consuelo que necesitamos.

  • Un levita

Al ver a ciertas personas podemos pensar que llevan vidas muy buenas y no viven según lo que dice la Biblia. Pero esta felicidad es material y no perdurará, porque la verdadera felicidad y alegría tendrá lugar en la vida que realmente es vida. Tal como animó a este levita reflexionar en lo que dice la Biblia sobre el futuro que les espera a estas personas, a nosotros también nos anima para separarnos de ese camino y andar por el camino que lleva a la vida eterna, a la felicidad eterna.

  • Pedro

Salmo 103:13 dice que Jehová le muestra misericordia a los que le temen. Pedro, por su personalidad impulsiva cometió muchos errores y fallos pero Jesús le animó y Pedro no permitió que el desanimo lo hundiera. De igual forma, nosotros cometeremos muchos errores, pero no debemos desanimarnos porque Jehová nos perdonará si seguimos temiéndole y confiando en él, en su lugar, cultivemos cualidades como el mismo amor y compasión que nos refleja nuestro Padre celestial.

Cookies