Saltar al contenido

La Atalaya artículo 41 – del 7 al 13 de diciembre

Respuestas al estudio de La Atalaya con el artículo 41 y el título “Cómo llevar a un estudiante al bautismo” para la semana del 7 al 13 de diciembre.

Texto temático:

Porque es obvio que ustedes son una carta de Cristo escrita por nosotros como ministros. No está inscrita con tinta, sino con el espíritu de un Dios vivo, y tampoco está inscrita en tablas de piedra, sino en tablas de carne, en corazones.

2 Corintios 3:3

1 ¿Cómo nos ayuda 2 Corintios 3:1-3 a ver que llevar a un estudiante de la Biblia al bautismo es un gran honor? (Vea la foto de la portada).

1) Uno de los grandes momentos que esperamos en las asambleas es ver quiénes y cuántos serán nuestros nuevos hermanos. Nos asombramos con el crecimiento del pueblo De Dios y le damos una gran bienvenida, ya que estamos igual de felices que ellos con el paso que han dado. Si conocemos personalmente al hermano, aún estamos más felices si es que es posible. Y si se ha bautizado por nuestra guía y ayuda, no hay felicidad mayor.

2) Los hermanos y hermanas recién bautizados son las cartas de recomendación del pueblo De Dios. Los Testigos de Jehová no necesitamos cartas de recomendación, los discípulos De Dios son la mejor carta, escrita en espíritu por Jehová y en carne por medio de nuestros corazones, además, también habla muy bien del maestro y de todos los hermanos que han contribuido y ayudado a la construcción de la fe de nuestro hermano recién bautizado.

2 a) ¿Qué pregunta importante debemos hacernos, y por qué?

1) Tenemos que preguntarnos cómo ayudar a nuestros estudiantes a progresar y dar el paso definitivo. No solo el maestro que dirige el curso interviene en su instrucción, sino todos los hermanos que tienen algún tipo de trato con el estudiante ejercen una influencia sobre él, por tanto, está en manos de todos ayudar a nuestros estudiantes a progresar y acercarse más a la verdad.

Es impresionante ver estos datos… en cuatro años se llevan a cabo 10 millones de cursos bíblicos por toda la Tierra. ¿Y lo más importante? Es que dan frutos, y muchos, unos 280.000 nuevos hermanos y hermanas al año. A veces podemos sentirnos desanimados porque siempre nos dicen que ‘no’ en el ministerio, pero la realidad es, que hay mucho trabajo aún por hacer, y lo vemos en cómo crece el pueblo de Dios año tras año, cada vez es más numeroso. Quedan muchas personas a las que salvar, y otras muchas que dicen que no, Jehová puede plantar en ellas su semilla, y pueden tener tiempo de cambiar y ponerse de parte de Dios. Hermanos, continuemos en la constante lucha con las mismas ganas y energías que cuando dimos nuestro paso de dedicación.

b) ¿Qué es un curso bíblico? (Vea la nota).

1) Diferenciamos un estudio bíblico formal a una revisita por el empleo del libro que creemos oportuno para la persona y un mayor tiempo hablando con ella. No obstante, esta Atalaya nos dice que hablar regularmente usando alguna publicación con una persona ya estamos dirigiendo un curso bíblico y se puede informar si tenemos motivos para creer que continuará de forma regular hablado de la Biblia.

3 ¿Qué analizará este artículo?

En los siguientes artículos de atalaya que examinaremos, aprendemos como atender la necesidad urgente de enseñanza para ayudar a estos estudiantes en su bautismo y a todas las personas que están aprendiendo de la Biblia a progresar y lo haremos por medio de experiencias, pautas, consejos y recomendaciones de superintendentes de circuito, misioneros y precursores con gran experiencia. Y en este en especial, cinco cosas que los estudiantes tienen que hacer y cómo podemos ayudarles.

Estudiar todas las semanas

4 ¿Qué debemos entender sobre los cursos bíblicos que se dirigen en la puerta?

1) Aunque este tipo de curso tiene sus virtudes para captar el interés de la persona paulatinamente, tenemos que comprender que la persona ha de ir avanzando, ya que estas conversaciones se caracterizan por ser breves y no muy regulares, y es poco probable que salvo que la persona de más pasos por ella misma, no llegará a la dedicación.

2) Los publicadores tenemos que reflexionar sobre estas situaciones y buscar formas o medios para que la conversación o la visita avance, como mantener además un contacto por teléfono u otro tipo de aspecto que potencie el interés y compromiso por parte de la persona. Hay muchas personas que necesitan ayuda y debemos buscar a los merecedores del Reino.

5 ¿Qué enseñó Jesús en Lucas 14:27-33 que puede ayudarnos con los estudiantes?

1) Enseñó que nuestra adoración y servicio a Jehová tiene que ser completo y puro. Una adoración pura en todos los sentidos, y que estamos viendo en el nuevo libro. No vale decir, primero me bautizo y ya luego cambio mi comportamiento y seré más educado. No, hemos de dejar atrás la vieja personalidad de este mundo, es la única forma de llegar a la dedicación y bautismo y vestirnos de la nueva personalidad cristiana.

2) Ser Testigo de Jehová no es un pasatiempo, es nuestra vida, prometimos dedicar nuestras vidas a Dios. Por tanto, los intereses que están primeros son los de su Reino, no nuestras prioridades o gustos. Es absurdo que una persona se mienta y piense lo contrario, o que con el tiempo irá cambiando y dejando viejos hábitos no cristianos, éstos se han de dejar antes, y por eso el estudio de la biblia antes de su bautismo.

3) Jesús ilustró esta dedicación plena por dos ejemplos, la planificación de la construcción de una torre, que se cuente con el presupuesto y materiales necesarias para no dejarla a medias. Y la guerra de un rey, si no es capaz de ganarla y morirán todos sus soldados, es mejor pactar La Paz. De igual forma, nuestra adoración a Dios se construye bajo una base de principios y valores bíblicos, no por el techo y nuestra dedicación es plena sino perderemos la vida al engañarnos a nosotros mismos de que podemos engañar a Dios con una falsa imagen o una imagen no completa, o llevando una doble vida.

6 ¿Qué podemos intentar para que el estudiante progrese?

1) Pues vemos que el primer paso es prolongar poco a poco la conversación, pasar de mantenerla en la puerta a quizás en su casa o un lugar donde nos podamos sentar y extendernos un poco más. Podemos preguntarle a la persona sobre esto y si nos deja pasar. Además veremos la predisposición y la importancia que le está dando a la información bíblica que le estamos enseñando.

2) Cuando sea el momento oportuno y nosotros lo notemos, si la persona por si misma no da el primer paso, lo podemos hacer nosotros preguntándole si podemos pasar para estudiar la Biblia de forma más cómoda y un poco más extensa que la conversación en la puerta. Pero esta pregunta no la haremos la segunda o la tercera vez que la visitemos… sabemos la respuesta o cómo se podrá sentir. Hay que ser cautelosos y como Dios, esperar al debido tiempo, nuestra experiencia nos dirá cuándo será el momento de avanzar si la persona no lo hace.

Prepararse para cada clase

7 ¿Cómo debe prepararse el maestro para cada sesión de estudio de la Biblia?

1) La preparación en un siervo De Dios es fundamental y es una muestra de alabanza y respeto sobre todo lo que Jehová representa. Es por ello que antes de cada sesión de estudio tenemos que leer la información, lo textos bíblicos relacionados, identificar los puntos claves y que queremos transmitir, las preguntas, títulos, subtítulos, imágenes, posibles vídeos. Todo este estudio previo, aportará un gran valor a la información que vamos a transmitir al estudiante.

2) Puede que pensemos que sobre este tema lo sabemos todo o casi todo o lo manejamos muy bien porque ya llevamos años en la verdad. Si pensamos así nos estaríamos engañando, siempre tenemos que repasar lo que sabemos y seguir profundizando en la Biblia, además nuestra preparación es fundamental antes de enseñar a un estudiante, ya que a parte de poder repasar la información de la que vamos a hablar, tenemos que reflexionar sobre qué punto queremos transmitir y cuál será la forma correcta de transmitir el mensaje para que la persona, que no sabe de la Biblia, entienda lo que queremos decir.

8 Según las palabras de Pablo en Colosenses 1:9, 10, ¿qué debemos hacer a favor del estudiante?

1) Lo primero antes de comenzar con el alimento espiritual que vamos a transmitir es dirigirnos Jehová, el único que puede hacer que le llegue al corazón. Es por ello que en la oración inicial tenemos que hablar sobre el estudiante, sus necesidades y que su mente y corazón estén dispuestos para aceptar, comprender y reflexionar en lo que vamos a considerar. Quizás estemos hablando sobre enseñanzas complejas o un tema que sabemos que para el estudiante es difícil por sus hábitos, también tenemos que fijarnos en esto y pedir a Jehová que le ayude.

9 ¿Cómo podemos ayudar al estudiante a prepararse las clases?

1) Al igual que el maestro, lo ideal sería que el estudiante sea consciente del valor de la información y el tiempo que estamos compartiendo con él y se prepare, lea y reflexione en la información que tratarán en el estudio. Además, de esta forma será mucho más instructivo y podrá aprender mucho más e interiorizar las lecciones de la Biblia.

2) Podemos decirle al estudiante que busque las respuestas a las preguntas antes del estudio, subraye lo que crea importante y cuándo estemos tratando el estudio con él, que responda con sus propias palabras. De esta forma, sabremos que habrá comprendido al completo la información que queremos hacerle transmitir.

Comunicarse con Jehová todos los días

10 ¿Por qué es importante que el estudiante lea la Biblia a diario, y qué debe hacer para aprovechar al máximo esa lectura?

1) Es importante que el estudiante vaya progresando por su cuenta y adquiriendo conocimiento, de esta forma irá construyendo poco a poco su fe, e irá amando a Jehová como lo hacemos nosotros, al acercarse a Él cuanto más conocimiento va adquiriendo. Por ello es bueno que no solo lea la Biblia a diario, sino que también medite, reflexione y ponga en práctica lo que vaya aprendiendo, esta será la única forma de que aproveche al máximo todo el conocimiento que vaya adquiriendo.

11 ¿Cómo puede aprender a orar un estudiante, y por qué es importante que lo haga a menudo?

1) El estudiante se está acercando a Dios por medio de nuestras oraciones con el curso Bíblico, por ello nuestras oraciones tienen que ser de corazón, mencionando al estudiante y lo que queremos de él o lo que vamos a tratar. Le estamos dando un ejemplo de cómo puede orar él, contarle y pedirle cosas a Jehová. La oración es nuestro medio de comunicación con Dios, y que el estudiante empiece a utilizarlo a menudo y de corazón lo acercará a entablar una bonita relación con Jehová que le llevará a dar los pasos para su dedicación.

Hacerse amigo de Jehová

12 ¿Cómo podemos ayudar al estudiante a ser amigo de Jehová?

1) Habrán muchas enseñanzas que las explicaremos de forma lógica y el estudiante verá la veracidad de nuestras palabras con el cumplimiento de profecías y verdades bíblicas. Pero lo más importante para el estudiante, es que la palabra De Dios le llegue al corazón, es la única forma en la que podrá ser amigo de Dios y dedicar su vida a Él. Una forma de llegar al corazón del estudiante es enseñándole las hermosas cualidades de nuestro Dios y la relación tan estrecha y cercana que mantenemos con Él.

13 Explique con un ejemplo cómo podemos ayudar al estudiante a descubrir la maravillosa personalidad de Jehová.

1) El mejor ejemplo que tendrá el estudiante cuando estudia la Biblia es a nosotros mismos, a su maestro. No solo debemos limitarnos a transmitir lo que dice la Biblia, sino también cómo nos ha ayudado a nosotros y sobre todo, cuáles son las razones por la que amamos tanto a Jehová y hemos dedicado nuestras vidas por Él. Esto es lo mismo que hará el estudiante con el paso del tiempo.

Asistir a las reuniones

14 Según Hebreos 10:24, 25, ¿qué ayudará al estudiante a progresar?

1) Hebreos marca muy bien el siguiente paso, y es animarnos unos a otros y para ello, es imprescindible reunirnos. Hasta entonces la interacción que ha tenido el estudiante se ha limitado a nosotros y a nuestro acompañante. El paso a las reuniones es muy importante, porque todos y cada uno de los hermanos le aportará un valor añadido que le llegará al corazón y verá las grandes cualidades de un pueblo, el De Dios, al que puede pertenecer dentro de poco.

2) Los estudiantes que acuden a las reuniones avanzan más rápido, y no solo porque reciben más información durante más tiempo, sino porque recibe muchos estímulos de nuestros hermanos, animándolo a avanzar y ver las buenas cualidades de Jehová en cada uno de ellos y las de su pueblo, tal como dice Hebreos 10:24,25.

3) Los estudiantes que acuden a las reuniones avanzan más rápido, pero este paso es gradual y hay que prepararlo. Sino la persona puede encontrarse perdida cuando acuda a la reunión… es por ello que podemos mostrarle el vídeo para que vea cómo son nuestras reuniones y que además, en la reunión verá a muchos hermanos y entre ellos, todos los que han acudido cada semana a su estudio.

15 ¿Qué podemos hacer para animar al estudiante a ir a todas las reuniones?

1) Podemos hacer muchas cosas, enseñarle algo que hemos aprendido en la última reunión, dejarle un ejemplar de La Atalaya o la guía de actividades para que vea qué temas interesantes se analizará en la siguiente reunión, si sabemos el tema del discurso público también es una buena oportunidad, además estará rodeados de hermanos y hermanas que lo animarán y lo ayudarán.

16 a) ¿Qué hay que hacer para llevar a un estudiante al bautismo?

1) Hemos visto que tenemos que animar al estudiante a tomarse enserio y valorar las clases, que estudie por su cuenta de la Biblia, reflexione y ponga en práctica lo aprendido, la oración es muy importante y que empiece a comunicarse con Jehová fundamental para entablar una relación con Él, y también hemos visto a invitarlo a las reuniones.

Ver recuadro.

b) ¿Qué aprenderemos en el artículo siguiente?

1) En el siguiente artículo veremos cinco cosas que deben hacer los maestros para llevar al estudiante al bautismo.

¿Qué hemos aprendido?

¿Cómo podemos hacer para que los cursos bíblicos que se dirigen en la puerta sean más productivos?

1) No seamos conformistas o lo convirtamos en una rutina. Paulatinamente, el estudiante tiene que avanzar por sí mismo, pero si no es así, debemos de dar nosotros el primer paso, intentando que la conversación se vaya alargando hasta que la persona nos invite o nosotros a ella a sentarnos en algún lugar para tomar más tiempo y estudiar mejor la Biblia.

¿Cómo podemos enseñarle al estudiante a comunicarse con Jehová todos los días, y por qué es esto tan necesario?

1) Nuestro ejemplo con la oración de inicio y cierre del estudio bíblico es muy importante. Y es el mejor espejo donde el estudiante se ve reflejado para que él mismo se dirija a Dios y le cuente sus necesidades e inquietudes, es la única forma para que inicie una relación con Jehová que le lleve a la dedicación y bautismo.

¿Qué podemos hacer para animar al estudiante a asistir a las reuniones?

1) Son muchas las cosas que podemos ofrecerle, nuestro ejemplo personal de lo provechosas que son las reuniones y cómo nos fortalecemos y animamos entre nosotros es una buena manera para que el estudiante se anime a rodearse de buenas personas. Además podemos enseñarle lo que se dirá en las próximas reuniones, que son siempre temas de interés y muy prácticos.

Cookies