Saltar al contenido

Estudio del libro | Semana del 18 al 24 de Enero 2021

Respuestas al estudio del libro de congregación con el libro Adoración Pura y su capítulo número 3 con el tema: “Empecé a tener visiones de Dios”, y los párrafos del 11 al 20.

Adoración Pura: “Empecé a tener visiones de Dios”

https://youtu.be/1-BNSwAWJ38
Vídeo

11 ¿Qué visión parecida tuvo Daniel? ¿Y a qué lógica conclusión podemos llegar?

1) Daniel tuvo una visión similar a la de Ezequiel sobre la organización celestial de Dios. El trono de Jehová también tenía ruedas y esta visión, se centró más en lo numerosa que es la familia espiritual de Dios que la de Ezequiel, pero a su vez, confirma lo que vio Ezequiel por medio de su visión, llegando a la conclusión que ambas visiones respetan el mismo conjunto glorioso de seres espirituales.

2) Daniel 7:10 leemos que esta familia espiritual de Jehová es innumerable, dice Daniel: “mil millares (…) diez mil veces diez mil”. Todos estos hijos espirituales de Dios, innumerables para cualquier humano, están de pie ante Jehová sirviendo plenamente a su propósito y voluntad. ¡Qué gran demostración de la majestuosidad de Dios!

3) Daniel 7:14 nos vuelve a ofrecer la seguridad del Reinado de nuestro Padre celestial y a Jesús como Rey… allí leemos: “su dominio es un dominio eterno, que nunca acabará, y su reino no será destruido”. El análisis de estas visiones que estamos haciendo con el estudio de este libro nos recuerda el gran poder de Dios y cuántas ganas tenemos que se establezca esta organización celestial.

12 ¿Por qué nos sirve de protección estudiar pasajes como el de la visión del carro celestial?

1) Como se dice en 2 Corintios 4:18, las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas. El pensar en estas extraordinarias visiones que tuvieron Ezequiel y Daniel mantiene nuestra mente ocupada en la gran organización celestial de Dios y en su Reino venidero, y esto nos aleja de las tentaciones carnales de Satanás que son efímeras y las usa para que intentemos satisfacer nuestros deseos carnales alejándonos de los pensamientos realmente importantes.

2) En lugar de que nuestra mente imagine y dibuje deseos materiales y carnales que fomenta este sistema, nuestra mente se concentra en imaginar todo lo que estamos estudiando, de esta forma tenemos estas visiones y profecías muy presentes en nuestra mente y nos ayuda mucho a fortalecer nuestra fe y alejarnos de tentaciones mundanas que puedan invadir nuestros pensamientos.

“¡Ruedas!”

13, 14 a) ¿Cómo describió Ezequiel las ruedas de su visión?

1) La descripción de Ezequiel fue muy completa y nos enseña mucho. Es una impactante visión donde vemos que las ruedas brillaban muy fuerte como el crisólito (un mineral precioso o gema) y eran las cuatro iguales. Su aspecto y estructura parecían que hubiera una rueda dentro de otra y cuando se movían, el trono podía ir a las cuatro direcciones sin girar al avanzar. Además, las llantas estaban llenos de ojos en todo su alrededor y tenían una altura que impresionaba.

b) ¿Por qué es lógico que el trono de Jehová tenga ruedas?

1) Hoy día los tronos de los reyes no tienen ruedas porque son tronos fijos y el rey ejerce su reinado, su soberanía sobre el territorio donde tiene poder para hacerlo, por lo que no tiene porqué salir de su país. Muy diferente al poder de Jehová que lo ejerce en toda la tierra, Jehová es el soberano universal, y eso se refleja en que su trono tenga ruedas, de esa forma, estará presente en todos lugares de la Tierra, donde ejercerá su autoridad.

15 ¿Qué más dijo Ezequiel acerca de las ruedas?

1) Ezequiel, que estaba impactado por todo lo que estaba viendo, que de hecho, como sabemos cayó cabeza a tierra, les impresionaba las tremendas dimensiones de las ruedas, las cuáles tenían ojos en todos lugares. Ezequiel posiblemente tuvo que echar su cabeza hacia atrás para poder verlas en el cielo, además de que eran relucientes y tenían como otra rueda dentro, esto fue otro aspecto muy impactante que tuvo para Ezequiel y que ahora vamos a ver su significado.

16, 17 a) ¿Qué representa que cada rueda del carro vaya dentro de otra rueda?

1) Estas ruedas parace indicar que en realidad eran dos ruedas dentro de una misma, todo una obra de la ingeniería y de la sabiduría de Dios ya que de esta forma le permitía moverse en cualquier dirección sin necesidad de girar al avanzar como dijo Ezequiel. Esto permite a Dios desplazarse de una forma nunca vista antes sin necesidad de frenar ni girar y estar en cualquier lugar a la velocidad de un relámpago.

b) ¿Qué nos enseñan las ruedas del vehículo de Jehová acerca de la capacidad que tienen para maniobrar?

1) Las grandes dimensiones, descomunales dimensiones le permitían al trono de Dios recorrer grandes distancia sin apenas que tuvieran que girar las ruedas, con una sola vuelta. No solo eso, esta rueda compuesta, estas dos ruedas en una le permitía desplazarse en la dirección que quisiera sin necesidad de frenar ni girar, además los ojos de las llantas refleja la idea que no se le escapa nada a Dios en ninguna dirección y puede mirar a todos lados.

2) La extraordinaria movilidad del trono de Dios y su capacidad para maniobrar es un sueño inalcanzable para cualquier ingeniero. Lo que vuelve a mostrar el gran poder y sabiduría de nuestro Padre celestial nunca equiparable al conocimiento humano, que ha sido posible gracias a que Dios así nos ha proveído. Además, las características de esta movilidad permitían, como leemos en Ezequiel 1:14, que el trono se desplazara a la velocidad de un relámpago.

18 ¿Qué nos indican las sorprendentes dimensiones de las ruedas y la gran cantidad de ojos?

1) Sabemos que son impresionantes y gloriosas por las dimensiones y el material brillante que lo compone, que están al tanto de todo, en todos lugares y nada se les escapara por la gran cantidad de ojos que tienen, los ojos de Jehová lo ven todo y cuenta con millones y millones de ángeles que pueden, si Jehová lo ordenada, ir a cualquier rincón del mundo, fijarse en lo que sucede y volver para informar.

19 Pensando en la velocidad del carro y en su capacidad para maniobrar, ¿qué aprendemos sobre Jehová y la parte celestial de su organización?

1) Tal como leemos en Éxodo 3:13,14: “Yo Seré lo que Yo Decida Ser” y si miramos la Biblia con referencias, se dice: “Yo resultaré ser lo que resultaré ser”. Vemos y aprendemos que Jehová y la parte de su organización celestial puede adaptarse a todo lo que Dios quiera y según las circunstancias, se refleja a la perfección lo razonable y flexible que es Dios y que lo controla todo.

2) Podemos poner un ejemplo de esta capacidad de ser lo que Dios decida ser, por ejemplo: puede convertirse rápidamente en un poderoso guerrero que pelea a favor de su pueblo y en un instante volverse un Dios misericordioso que perdona los pecados y cuida y reaviva hasta al más destrozado de los pecadores arrepentidos.

20 ¿Por qué se espera que el carro de Jehová nos llene de admiración y respeto?

1) Así lo hizo con Ezequiel y no podemos ni imaginar lo que tuvo que suponer una visión como ésta. Este carro de Jehová representa una realidad vigente y cada vez está más cerca. La organización de Jehová está activa, en marcha y preparada para cuando Dios dé la última orden de “¡Ruedas!” y ponga en marcha todo lo que esperamos que venga pronto.

2) La organización de Dios está preparada para adaptarse a todo lo que tendrá que venir en este mundo tan inestable. Y así es, porque todo este mérito y esfuerzo proviene solamente de la grandiosidad del poder de Jehová.

Cookies