Saltar al contenido

Estudio del Libro | semana del 14 al 20 de diciembre

libro

Estudio bíblico de congregación con el libro Adoración Pura.

Respuestas al capítulo 2: “Dios aprobó sus ofrendas”, párrafos del 1 al 9 y vídeo introductorio.

https://youtu.be/uqlveAeKLdY

1-3. a) ¿Qué preguntas responderemos? (Vea el dibujo del principio)

1) Las preguntas que examinaremos y veremos sus respuestas y cómo éstas nos enseñan a valorar cualidades de Jehová son porqué Dios aceptó la adoración de Abel pero no la de Caín, qué lecciones aprendemos de la historia de Caín y Abel y además veremos también qué nos enseña el ejemplo de otros hombres que se mencionan en el capítulo 11 de Hebreos.

b) ¿De qué cuatro requisitos fundamentales de la adoración pura vamos a hablar?

1) Veremos cuatro requisitos fundamentales que Dios aprueba para su adoración, el primero es el destinatario, y es Jehová, que exige devoción exclusiva, lo siguiente es la calidad de la adoración, el método con el que se haga tiene que tener la aprobación de Dios, no todo vale, y en relación esto también están los motivos, que tienen que ser puros, y aquí también se verá la diferencia entre la ofrenda de Abel y la de Caín que no fue aceptada.

¿Por qué rechazó Dios la adoración con Caín?

4,5. ¿Qué llevó a Caín a pensar que el destinatario de su ofrenda debía ser Jehová?

1) La expulsión de Adán y Eva del jardín de Edén era muy próxima, por lo que sus padres le habrían contado tanto a Caín como Abel como era la vida antes de lo sucedido, posiblemente vieran el jardín de Edén custodiado por los querubines desde lejos. Todo ello provoca en ambos hijos que supieran cuál era el propósito original de Jehová y supieran que había que darle alabanza, por ello que le ofrece una ofrenda a Dios.

2) No solo las historias de sus primeros padres influyeron en el respeto que tenían que mostrar a Jehová. Otro aspecto importante, es la cercanía a los actos cometidos por Adán y Eva, Jehová aún no había cortado una comunicación completa con los humanos imperfectos, de hecho, habló con Adán y también con Caín después de que ofreciera su sacrificio. Esta relación junto con el conocimiento de Caín de que surgiría una descendencia prometida le habrá llevado a pensar que sería él al ser el primer hijo y que por tanto, tenía que ofrecer una ofrenda para ganar su aprobación.

3) Tanto Abel como Caín no tenían ningún tipo de duda de que Jehová tenía que ser adorado, y solo a Él. Tanto por todo lo que sabían del jardín de Edén, por lo que sus padres le habían contado sobre el propósito de Dios como por medio de la relación comunicativa que aún mantenía Jehová con los humanos, no tenían duda de ello. Ahora bien, ¿las ofrendas que ofrecieron respectivamente fueron por los motivos correctos? ¿por qué una fue aceptada y la otra no? Lo veremos en los siguientes párrafos.

6,7. Explique si había algún problema con la calidad de la ofrenda de Caín o con el método que usó al presentarla.

1) Como leímos en Génesis 4:2-5. Abel ofreció como ofrenda un primogénito de su rebaño mientras que Caín los frutos de su trabajo con la tierra, ya que era agricultor. El motivo de Jehová en rechazar la ofrenda de Caín no fue por la calidad. De hecho, tras la expulsión del jardín de Edén, Dios había maldecido el suelo… por lo que era muy difícil de trabajar y era el único sustento de los humanos. Las dos ofrendas tenían mucho valor y había llevado mucho trabajo ofrecerlas.

2) La Biblia no dice que la ofrenda de Cain haya sido rechazada por la calidad en comparación con lo que había ofrecido Abel. Uno era agricultor y otro pastor, ambas ofrendas derivan del trabajo duro de cada uno de ellos. Y tampoco se debió al método, ya que la Biblia tampoco lo menciona y Jehová no le dijo nada sobre que la ofrenda debía presentarse de una forma u otra. Por tanto, nos queda un único posible motivo: ¿cuáles eran las intenciones y motivos de la ofrenda que presentó?

8,9. a) ¿Por qué no estaba contento Jehová con la ofrenda de Caín?

1) Hebreos 11:4 muestra como Pablo da las razones de porqué Jehová no aceptó la ofrenda de Caín y lo que debían aprender los hebreos de ello. El motivo fue su fe. Las intenciones de Caín no fueron puras y ese fue el problema. Caín sabía de la descendencia prometida que aplastaría la cabeza de la serpiente, aquella que los alejó del paraíso y que tanto trabajo, dolor y sufrimiento les ocasionó. Caín quería ganarse la aprobación de Dios al pensar que él sería esta descendencia al ser el primer hijo de Adán y no su hermano, al que tenía que superar y agradar primero él a Dios, para ganarse esta posición de descendencia prometida.

2) Los motivos e intenciones de Caín no fueron los correctos, aún así Jehová, en su amor y bondad intentó corregir a Caín e intentar hacerle ver y razonar porqué sus acciones no eran correctas, cuál era el problema con su fe y sus intenciones. Sin embargo, Caín actúo tal y como su problema con la ofrenda, de mala manera y dándole la espalda al propio Jehová.

3) El corazón de Caín estaba infectado de malos sentimientos, muchos de los que encontramos en Gálatas 5:19, 20. Los celos hacia su hermano Abel que le llevó a hacer lo que hizo posteriormente y su conducta al querer ser esta descendencia le llevó a darle la espalda a Jehová y a matar a su hermano.

b) ¿Que destacaría usted sobre la información que la Biblia aporta de Caín y Abel?

1) La Biblia aporta muchos datos y detalles de Caín pero apenas de Abel. No obstante, todos estos detalles de Caín sirven para enseñarnos a cómo no actuar sino a ser justamente lo contrario, Abel supone un ejemplo como primer humano imperfecto en darle a Jehová adoración pura. Por ello, lo que estamos viendo de Caín nos enseña a alejarnos de estos malos hábitos, conductas y sentimientos y ser sanos y puros como Abel y sus acciones.

Cookies