Saltar al contenido

Escuchemos para entender (respuestas)

“Sin embargo, felices los ojos de ustedes, que ven, y sus oídos, que oyen”

Mateo 13:16

¿Por qué debemos esforzarnos por escuchar para entender?

Jehová nos ha dotado de diferentes sentidos, todos muy importante, pero el oído por encima de ellos. Jehová daba instrucciones y órdenes a su pueblo, el cual tenía que escuchar atentamente y atender lo que se había dicho. Jehová espera que pongamos mucha atención a sus palabras e instrucciones, y también cuando hablamos con los demás, ya sea con nuestros hermanos o en el ministerio. Escuchemos los que las personas nos dicen y entendamos lo que quieren transmitir. Así lo dijo Jesús cuando dijo que “felices son sus oídos, porque oyen”. Esto significa que habían escuchado atentamente y entendido lo que les había dicho, captando todo el significado y poniendo en práctica sus consejos. Queremos que Jehová y Jesús vean que hacemos buen uso de este sentido que nos ha proporcionado Dios, y lo usemos de la manera correcta, para entender las diferentes instrucciones que se nos da, y para entender y comprender lo que nuestros hermanos nos quieren transmitir y también las personas del ministerio así como nuestro entorno más cercano. De esta forma, podremos saber cómo actuar y tratar a las personas de la mejor manera, tal como quiere Jehová.

¿Qué significa Marcos 4:23,24?

Marcos 4:23,24 tiene grandes lecciones. La primera de ellas, es que si realmente escuchamos con atención y entendemos lo que se nos quiere decir, tendremos grandes bendiciones. De lo contrario, no estaremos aprendiendo nada en absoluto. Y la segunda, es que la misma forma que tendremos nosotros de tratar algo a alguien, se nos tratará a nosotros. No esperemos que se nos escuche y se nos entienda, si nosotros no hacemos lo mismo con la otra persona. Seamos escuchadores activos, será la única forma en la que podremos sacar provecho de lo que se nos quiere transmitir y será también la única forma que tendremos para comprender las situaciones que se nos presente.

¿Con qué ejemplo se puede explicar Hebreos 2:1?

El hermano utiliza un ejemplo donde la persona está atrapada en un edificio en llamas, un bombero acude a dónde está pero tiene que salvar a más personas y les da instrucciones precisas sobre por dónde tiene que ir para salvar su vida. Esta persona atiende con mas de la acostumbrada atención a lo que el bombero le dice, ya que si se olvida de cualquier detalle puede perder la vida. La persona no piensa en nada más en ese momento sino en escuchar y entender las instrucciones del bombero. De igual forma, escuchemos la palabra viva de Dios la Biblia, para poder escapar de este sistema actual.

¿Cómo demostraremos que escuchamos para entender?

Haciendo todo lo posible por destapar nuestros oídos, haciendo uso de Job 33:16 y Salmo 78:1. Queremos inclinar nuestro oído, despertar nuestro oído para prestar atención sobre lo que oímos. Si damos lo máximo, prestando la máxima atención, o más de la acostumbrada atención cuando escuchamos para entender y comprender lo que se nos dice, escuchamos y leemos… tendremos oídos felices porque oyen.

Cookies