Saltar al contenido

¿Cómo pueden las parejas fortalecer su matrimonio?

https://youtu.be/N3BnbXaevOc
¡Vídeo ya disponible en nuestro canal oficial de YouTube!

Nuestra Vida Cristiana

Semana del 10 al 16 de Febrero de 2020

El matrimonio entre Abrahán y Sara nos sirve de ejemplo para los matrimonios actuales y futuros de hoy día. Ellos fueron un ejemplo constante de amor y respeto. Ambos eran personas imperfectos, y por tanto, cometían errores. Al igual que nosotros, no todos los días podemos estar del mismo humor o sufrimos una serie de altibajos por diferentes situaciones difíciles.

Ellos pasaron muchos problemas como los que pasamos muchos matrimonios en la sociedad actual. La fertilidad de Sara fue uno de los problemas que condujo a situaciones muy complicada en su relación. Estas situaciones puede causarnos en nuestra persona que nos sintamos enfadados, con nosotros mismos y que lo reflejemos en nuestro cónyuge, o que nos enfademos directamente con él y con ella, de forma que dejemos de ser nosotros mismos por un momento y podamos comportarnos mal sin quererlo o hablarle de mala forma.

La buena comunicación, el amor y respeto, son tres ingredientes fundamentales para solventar muchas problemas e imitar el ejemplo de este matrimonio. Pero por encima de esto, debemos tener a Jehová siempre presente en nuestro matrimonio, servirle, estudiar su Palabra y orarle profundamente. De esta forma, lograremos que nuestras palabras y acciones reflejen siempre el amor que sentimos hacia nuestro cónyuge y nuestra unión sagrada honre a nuestro Dios Jehová.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

¿Qué indicaba que Shaan y Kiara se estaban distanciando?

Este matrimonio sufre una situación que hace que cambie su forma de vivir. Esta situación es la independencia de su hijo que se va lejos a servir en un lugar de necesidad. Esto produce un cambio radical en la familia, un vacío que no logran llenar, ¿por qué? Por dos cosas fundamentales, la primera: apenas hablan entre ellos y mucho menos de sus sentimientos más sinceros y profundos. Segundo: apenas dedican tiempo a estar juntos en actividades afines a ambos.

¿Por qué es importante que los cónyuges hablen abiertamente?

La comunicación es fundamental. No solo en el matrimonio, sino en cualquier relación con una persona. Sin comunicación, no podemos transmitir muchas cosas. Y más allá de poder transmitir nuestros pensares de forma sincera y honesta, no podremos solucionar, buscar una solución a problemas graves, pequeños problemas o problemas que se están creando o agravando si la pareja no habla. Hablar para acercar puntos de vistas, para poner en común sentimientos encontrados, y para buscar el bienestar del matrimonio.

¿Cómo les ayudó a Shaan y Kiara el ejemplo de Abrahán y Sara?

Abrahán y Sara eran personas como ellos, imperfectos. Pero ellos siempre tuvieron una buena comunicación, hablaban las cosas, se respetaban y se tenían en alta estima, se honraban y se mostraban cariños. No solo eran cónyuges, eran compañeros eternos, eran amigos. Ellos se comprometieron a seguir el ejemplo de Abrahán y Sara, mejorando ambos y volviendo a demostrar el amor que los había unido de forma eterna.

¿Qué hicieron Shaan y Kiara para fortalecer su matrimonio?

Ellos mejoraron, empezaron a mostrar su amor característicos, esas muestras de cariño del inicio de su relación. Empezaron a hablar, a comunicarse entre ellos, pero lo más importante, comenzaron a compartir momentos juntos de nuevo, en actividades que les gustaban a ambos, y no solo a ellos, no solo ratos de esparcimiento y ocio sano entre ellos, sino también con Dios por medio del precursorado, fortaleciendo la fe en Jehová y en su matrimonio.

¿Por qué los cónyuges no deben esperar que su matrimonio sea perfecto?

Somos personas imperfectas. Nosotros mismos sabemos todos nuestros fallos, todas nuestras imperfecciones y nuestras manías. En muchas ocasiones, incluso, nos hemos dicho a nosotros mismos: “porqué soy así” o “porqué tuve que hacer eso”. Si nos ponemos a pensar sinceramente en todo lo que podríamos mejorar, o empezar a hacer cosas que no estamos haciendo por una u otra razón… puede que la lista sea muy larga. Esta larga lista de imperfecciones, manías, malas respuestas a situaciones hay que sumarle la lista de nuestro cónyuge, que también será igual de larga que la nuestra. Por lo que, tendremos un matrimonio con una larga lista de imperfecciones que debemos ir puliendo con amor y en unidad. Los cuentos del príncipe y la princesa solo existen ahí, en los cuentos. Nuestro matrimonio no será todo felicidad por siempre, de hecho, eso no sería un matrimonio. Pasaremos muchas dificultades y momentos difíciles, y se superarán, porque eso es lo que hace un matrimonio.

Cookies