Saltar al contenido

Cómo empezar conversaciones con los tratados

TRANSCRIPCIÓN DEL VÍDEO

PRIMERA CONVERSACIÓN

  • Hola, hemos notado que muchas personas les preocupa el futuro. ¿Cómo ve usted el futuro? ¿Cree que el mundo … seguirá igual, empeorará o mejorará?
  • No lo sé, creo que el mundo está peor ahora que hace unos años. Así que, va a empeorar.
  • Muchos piensan así. Estos versículos nos van a responder a esas preguntas. Carla, podrías leer Apocalipsis 21:3,4.
  • Claro. “Luego oí una voz fuerte que salía del trono y decía: ‘¡Mira! La tienda De Dios está con la humanidad. Él residirá con ellos y ellos serán su pueblo. Dios mismo estará con ellos. Y les secará toda lágrima de sus ojos, y la muerte ya no existirá, ni habrá más tristeza ni llanto ni dolor. Las cosas anteriores han desaparecido'”.
  • Gracias. Según la Biblia, ¿qué va a suceder en el futuro? Mmmm … no habrá muerte ni dolor … no sé… suena demasiado bien.
  • Cuesta imaginarlo. Hay por lo menos dos razones para confiar en la Biblia. Fíjese aquí, cuando tenga tiempo, puede leer lo que dice.
  • Ok, gracias.
  • Antes de irnos, me gustaría que viera esta pregunta tan interesante y pensara en ella. ¿Cómo hará Dios de este mundo un lugar mejor? Es decir, como acabará Dios con el dolor y la muerte. Me gustaría regresar con mi esposo para hablar sobre ese tema y responder a la pregunta (pregunta pendiente: ¿cómo hará Dios de este mundo un lugar mejor?). ¿Siempre está en casa a esta hora?

PRIMERA REVISITA

  • Hola, me alegro encontrarlo en casa. Él es mi esposo, David.
  • Hola David.
  • Hola.
  • Quedamos en que regresaría para contestar esta pregunta, ¿cómo hará Dios de este mundo un lugar mejor?
  • Ahhh si, qué buena pregunta. Ojalá lo supiera. Fíjese en estos dos textos que nos da la respuesta. El primero es Mateo 6:9,10 … aquí está la oración del Padre Nuestro, ¿alguna vez lo ha rezado? […] Es el Reino de Dios el que acabará con el sufrimiento, el dolor y la muerte, pero… ¿qué es el Reino De Dios? Me gustaría explicárselo otro día.

A partir del año 2018 se nos anima a iniciar buenas conversaciones con las personas en el ministerio, mas que dejar publicaciones en mano. Esto no implica que no podamos dejarlas. Pero la sugerencia que se nos da es llegar al corazón por medio de nuestras palabras propias y nuestras actitud y comportamiento con las personas. Al final, una publicación le falta el mensaje hablado, un habla donde la persona puede denotar y captar nuestra fe, humildad y amor por nuestro Creador, algo que no puede captar solo con palabras.

Podemos seguir dejando publicaciones, de hecho, en muchos casos puede ser aconsejable dejar alguna publicación cuando se combina con una conversación edificante. En este caso, al hilo de la reunión de hoy, los tratados es una publicación extraordinaria que nos ayuda y ayudará a las personas en el ministerio. Es fácil de usar para nosotros mismos, es interactiva permitiendo a la persona en concentrarse mejor en una información amena e ilustrada, y es económica respecto al resto de publicaciones.

Estos tratados, a parte de su gran elegancia en el diseño, nos permite plantear una pregunta, sobre temas complejos pero de una forma fácil, con tres posibles respuestas. No quiere decir que obliguemos a la persona a responder solo una de esas 3 respuestas, claro que no. No obligamos a nadie a nada. Sin embargo, esas tres respuestas recogen gran parte de las opiniones que pueden tener las personas, y según su predisposición a la conversación, se puede más o menos ampliar la información y prolongar la conversación según quiera la persona. (Punto 1 de la imagen)

A la elegancia y utilidad que nos proporciona estos tratados como hemos dicho antes, nos otorga, también, un mensaje de Dios. No tenemos que acompañar nuestra opinión o forma de ver personalmente esa pregunta de forma que podamos confundir a la persona con nuestro mensaje, por muy bien intencionado que sea. No. Nos aparece (punto 2) lo que la Biblia dice sobre esa pregunta, de forma que estaremos haciendo nuestras la Palabra De Dios. Luego, le aporta un beneficio personal a la persona (punto 3), esto genera en que la conversación no se quede estancada. El amo/a de casa puede pensar … Vale. Esa respuesta está muy bien, pero… ¿de qué me sirve a mí? El punto 3 es la respuesta que se acompaña en una serie de argumentos de porqué la debemos creer.

Por último, una vez captada la atención de la persona, nos da pie a mantener la conversación abierta, y no ponerle un cierre. Nos ayuda a aprovechar y exprimir al máximo ese interés de la persona por medio de otras preguntas que entrañan un gran valor en la actualidad. Punto 4.

Un último aspecto, esta sencillez que presentan estos tratados se combina con un esquema lineal, de forma que nos permite y nos facilita establecer conversaciones con las personas. Si de por si, nos cuesta hablar en público o expresarnos con personas que no conocemos, estos tratados nos permite, con poca palabras, seguir un guión establecido para: abrir una conversación, mantenerla y conservarla para una próxima ocasión.

Eso es exactamente lo que hace la hermana en la presentación que acabamos de ver en el vídeo. Donde añadimos una última cosa, la hermana utiliza el texto bíblico para darle pie a la conversación a la hermana que la acompaña, haciendo participe de esta buena conversación y enriqueciéndola de cara al amo/a de casa y a ellas mismas. Y, luego, le deja constancia a la persona que volverá en tal día para responderle al cierre de esa conversación el cual será la apertura de la siguiente, donde le anuncia que vendrá acompañada de su esposo, de forma que la persona sabe qué esperar.

Utilicemos los tratados, es una herramienta fácil de uso para nosotros, y fácil de leer para las personas cuando tengan un rato libre, además, son tentadores de leer por el excelente maquetado e ilustraciones empleadas por nuestro esclavo fiel y prudente.

Cookies