Saltar al contenido

Busquemos perlas escondidas | Semana del 29 de Marzo al 4 de Abril

Comentarios para las perlas escondidas de esta semana del 29 de marzo al 4 de abril con la lectura semanal de Números 15 y 16.

La pregunta para esta semana es:

¿Qué nos enseña este relato?

Mientras los israelitas estaban en el desierto, encontraron a un hombre que andaba recogiendo leña en sábado. Quienes lo encontraron recogiendo leña lo llevaron a Moisés, a Aarón y a todo el pueblo. Y lo pusieron bajo custodia porque no se había decidido qué hacer con él. Y Jehová le dijo a Moisés: “El hombre debe morir sin falta. Todo el pueblo tiene que apedrearlo fuera del campamento.

Números 15:32-35

1) Este hombre tuvo el resto de los 6 días de la semana para recoger leña como los demás israelitas, y el sábado tenían que dedicarlo a la adoración a Jehová. Este hombre pecó contra Dios y por ello la grave sentencia que Jehová le dijo a Moisés. Aprendemos que a todo tenemos que dedicar un tiempo oportuno, y tenemos que saber cuáles son nuestras prioridades y qué cosas están en primer lugar.

2) Este hombre buscó satisfacer sus necesidades físicas antes que las espirituales. Necesidades físicas para las que tuvo el resto de semana para trabajar en ella. Jehová solo pidió un día, el sábado, porque los israelitas también tienen necesidades espirituales y son mucho más importante. Este hombre no supo poner en primer lugar lo que realmente es importante, a Jehová.

Comentarios adicionales sobre los capítulos 15 y 16 de Números sobre Jehová, el ministerio y demás aspectos destacables.

1) Números 15:1-10. En estos versículos notamos el amor y la misericordia de Jehová, quién solo le pide una parte de lo que los israelitas tienen -que en última instancia lo tienen porque Jehová se lo ha proveído- una ofrenda a cambio de una abundante y rica tierra prometida. Jehová no nos pide mucho, al contrario, nos ama y nos provee de todas las cosas.

2) Números 15:12. Aquí leemos “sea cual sea la cantidad de animales”. Y es que el volumen o posesiones materiales no importa y no le importa a Dios. Jehová solo nos pide que le obedezcamos y le amemos tal como hace con nosotros. Todo lo demás que ofrezca este mundo es efímero e irrelevante y pasará cuando pase este sistema de cosas.

3) Números 15:13. Notamos que estas ofrendas tenían que tener un aroma muy agradable para Jehová. Aprendemos que tenemos que ser como estas ofrendas y tener un aroma muy agradable en nuestro servicio a Jehová. Que todo lo que hagamos por él sea de buena gana, impulsado por amor y con alegría y no de forma obligada o sin ganas. Si somos entusiastas, llevaremos la verdad en nuestro corazón y seremos como este aroma agradable.

4) Números 15:16. Vemos que Jehová no discrimina a nadie como sucede tanto en este mundo. Todos tenemos la misma condición y nos regimos bajo las mismas reglas y disposiciones judiciales, no importa nuestra nacionalidad o posición social. Todos somos iguales a ojos de Dios y todos recibimos el mismo amor y cariño de nuestros hermanos. Es un privilegio pertenecer a un pueblo donde no existe ningún tipo de discriminación.

5) Números 15:27. Es normal que nos equivoquemos, está en la naturaleza humana como consecuencia de lo que sabemos todos. Los israelitas se equivocaban y pedían perdón por medio de ofrendas. Nosotros, igualmente, nos equivocamos y cometemos errores todos los días, y por ello, tenemos que pedir un perdón mediante oración sincera y humilde.

6) Números 16:9. Este recordatorio que les hizo Moisés a los hijos de Leví es el mismo que debemos tener en mente quienes tenemos o quieren responsabilidades dentro del pueblo de Dios. La tribu de Leví tuvo el gran privilegio de santificar el templo de Jehová y sus funciones. El privilegio de todo cristiano no es tener responsabilidades, sino pertenecer al pueblo de Dios con nuestra dedicación y bautismo, y es por ello por lo que debemos dar gracias y sentirnos regocijados, por pertenecer al pueblo de Dios y no por tener responsabilidades. Todos tenemos la mayor responsabilidad posible y es portar el nombre de Dios.

7) Números 16:22. Notamos la pregunta que se hace: ¿te indignas con todo el pueblo por el pecado de un solo hombre? Es muy fácil que nos dejemos influenciar por la corriente de este sistema. Satanás conoce los deseos de la carne y nos muestra lo que queremos ver o incluso hacer. Pero como cristianos, debemos ser fuertes, y aunque nos pasemos toda la vida remando contra corriente, queremos estar en la corriente correcta, la que conduce a vida y no a destrucción.

8) Números 16:41. Si nos ponemos en la piel de Moisés y Aarón. Posiblemente pensemos que debían estar cansados y posiblemente así lo fuera. Cansados de que su pueblo se pusiera en contra una vez tras otra contra ellos y contra Jehová. Pero seguían perseverando. Puede que nos sintamos cansados en algún momento de nuestras vidas, pero Jehová nos dará las fuerzas y energías para seguir perseverando y manteniéndonos leales.

9) Números 16:48. Un ejemplo de valentía y amor de Aaron quién se sitúo entre vivos y muertos para hacer expiación por otro pecado del pueblo que traería la aniquilación completa. Valentía y amor que debemos imitar con nuestros hermanos porque ahora en este sistema tenemos el azote de Satanás y debemos ser como Aarón para luchar por nuestra adoración pura.

Cookies