Saltar al contenido

Busquemos perlas escondidas – Semana del 27 de Abril al 3 de Mayo

Video ya disponible en nuestro canal de YouTube

¿Quién fue Débora, y qué podemos aprender de ella? Perspicacia Tomo 1; pág. 642, párrafo 5.

Más tarde murió Débora, la nodriza de Rebeca, y fue enterrada debajo de un roble, al pie de la colina donde estaba Betel. Por eso él llamó Alón-Bacut a este árbol.

Génesis 35:8

(1) Débora fue la Nodriza por muchos años de la casa de Isaac y luego de la casa de Jacob. Cuidaba como suyos los hijos de estas mujeres. Su servicio fiel y leal tuvo tal importancia que su muerte tuvo un importante impacto en Jacob y su familia, memorándola a través de una gran roble que significaba Árbol Macizo del Llanto.

(2) Aprendamos a imitar el servicio fiel, leal y perpetuo de Débora con nuestro servicio a Jehová. Nuestra lealtad, fidelidad y amor hacia su palabra la Biblia es lo más que queremos, y Dios se siente profundamente agradecido devolviéndonos ese amor con grandes bendiciones, muchas de ellas eternas.

¿Por qué sabemos que no era necesario tener los derechos de primogénito para ser antepasado del Mesías? La Atalaya, diciembre de 2017.

Mientras Israel vivía en aquella tierra, un día Rubén fue y se acostó con Bilhá, la concubina de su padre, e Israel se enteró. Al final, Jacob tuvo 12 hijos. Con Lea tuvo a su primogénito Rubén y también a Simeón, a Leví, a Judá, a Isacar y a Zabulón. Con Raquel tuvo a José y a Benjamín. Con Bilhá, la sierva de Raquel, tuvo a Dan y a Neftalí. Y con Zilpá, la sierva de Lea, tuvo a Gad y a Aser. Estos son los hijos de Jacob, que él tuvo en Padán-Aram.

Génesis 35:22-26

Contexto: Hebreos 12:26 dice “y vigilen que no haya nadie entre ustedes que sea sexualmente inmoral ni nadie que menosprecie las cosas sagradas, como Esaú, que cedió sus derechos de primogénito a cambio de una sola comida”. Por tanto, cuando Jacob consiguió los derechos de primogénito también habrá recibido la posibilidad de ser antepasado del Mesías. Sin embargo, si se analizan diferentes relatos y fragmentos bíblicos, no es necesario ser primogénito para ser antepasado del Mesías.

(1) El derecho de primogénito, que se cedía en caso de pecado, pasó de Jacob a su hijo Rubén hasta pecó pasando a José. Sin embargo, el Mesías vino por la línea de su otro hijo Judá y no por José quien tenía le derecho de primogénito. Por ello, vemos que la primogenitura y ser antepasado del Mesías no necesariamente están correlacionados.

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana? Génesis 34,35.

CÓMO DE COSTUMBRE, SE PUEDEN EXPRIMIR MUCHOS Y MUY DIFERENTES PUNTOS DE VISTA DE LA LECTURA BÍBLICA SEMANAL, A CONTINUACIÓN EXTRAEMOS ALGUNOS.

1) Génesis 34:1,2. Podemos observar la maldad latente de este sistema de cosas. Los principios bíblicos nos protegen de situaciones peligrosas e inmorales. Nuestro Padre no quiere limitar nuestra vida, tenemos libre albedrío pero nos quiere proteger en todo momento, si confiamos en él, evitaremos muchas situaciones problemáticas.

2) Génesis 34:11,12. El joven Siquem y su padre Hamor estaba dispuestos a darle todo lo que quisieran por Dina. Cómo se lee posteriormente, nada de lo que ofrecieran podía borrar ese acto deshonroso e inmoral. En la actualidad se nos intentará comprar de diferentes formas para conseguir algo de nosotros, pero no todo lo compra el dinero; nuestra lealtad y fidelidad a Jehová siempre será incorruptible a toda ofrenda material.

4) Génesis 34:25-29. El acto de Siquem es injustificable, pero también lo es el comportamiento de los hijos de Jacob, al que le ocasionó un enorme problema esa respuesta de sus hijos. La venganza nunca es una solución, además, sufrieron parte de esa venganza niños y mujeres que no tuvieron nada que ver con el comportamiento de los varones de esa ciudad. Aprendamos a contener nuestra ira en situaciones de injusticia, sentimientos de venganza no harán ningún bien al pueblo De Dios.

5) Génesis 34:31. Los hijos de Jacob se tomaron la justicia por su mano, pudiendo ocasionar grandes problemas y repercusiones no solo hacia ellos, sino hacia su familia y seres queridos. Jehová es el único capacitado de juzgar y dictaminar justicia; es Él único Juez. Como humanos imperfectos que somos, no tenemos ningún derecho a juzgar a nuestros hermanos y mucho menos, a recriminarle e impartir alguna clase de justicia personal. Será Jehová, quien -con el tiempo- juzgue nuestros actos y acciones.

6) Génesis 35:1-3. Jacob nuevamente cuenta con la bendición y protección de Jehová, que nunca lo ha abandonado en ningún momento. Jacob exigió a sus hijos que dejaran atrás todo tipo de dioses extranjeros falsos. La angustia de Jacob ante esa situación era enorme, la vida de su familia y la de él mismo peligraba. Sin embargo, nuestro Dios verdadero lo protegió al igual que hace con cada uno de sus fieles siervos en todo lugar del planeta.

¿Qué te ha parecido? ¿Qué puntos beneficiosos has encontrado? Comparte tus puntos de vista en los comentarios, todos lo agradeceremos porque serán muy provechosos. 



Cookies