Saltar al contenido

Busquemos perlas escondidas | Semana del 18 al 24 de Enero 2021

Comentarios y respuestas bien preparadas para las perlas escondidas de la semana del 18 al 24 de Enero con los capítulos 22 y 23 de Levítico.

¿Por qué quiere Jehová que seamos totalmente leales e íntegros?

“Si un hombre presenta un sacrificio de paz para Jehová a fin de cumplir un voto o como ofrenda voluntaria, este debe ser un animal sano del ganado vacuno o del rebaño si quiere ser aprobado. No debe tener ningún defecto.  No debe ofrecerse ningún animal ciego ni que tenga una fractura, un corte, una verruga, una costra o culebrilla. No deben presentarle nada de esto a Jehová ni hacer una ofrenda así en el altar para Jehová.”

Levítico 22:21, 22
Vídeo

1) Tal como cuando compramos una fruta nos gusta que esté entera sin agujeros o que le falte algún trozo. Jehová quiere que estemos enteros y sanos, que nuestro amor y lealtad a Jehová sea plena. Porque ser íntegro significa eso, sentir amor y devoción inquebrantable a Jehová y hacer siempre lo que a él le agrada.

Comentarios adicionales sobre la lectura de Levítico 22 y 23 sobre Jehová, el ministerio y demás aspectos interesantes de esta semana.

1) Levítico 22:2. Como siervos fieles y leales De Dios tenemos que tener mucho cuidado con nuestro comportamiento y acciones en todos los ámbitos, no solo en la presencia de nuestros hermanos, sino en familia, o cuando nos relacionamos de forma individual con la sociedad actual, no debemos hacer nada que vaya en contra de Dios y profanemos su nombre. Nunca querríamos eso y es por eso, que nos esforzamos por vestir la nueva personalidad todos los días de nuestra vida.

2) Levítico 22:3. Podemos usar este versículo para poner el siguiente ejemplo de algo que debemos evitar. No debemos ser causa de tropiezo en la fe de nuestros hermanos por nuestras palabras o acciones. Tengamos en cuenta nuestro comportamiento y si tal acción o palabra o tema de conversación puede suponer una prueba de posible tropiezo en la fe de nuestros hermanos. Si es así, tenemos que hacer lo que esté en nuestra mano para evitarlo.

3) Levítico 22:4-6. Al igual que la impureza que podían tener estos hombres. Nosotros podemos ser conscientes de ciertos comportamientos no cristiano de ciertas personas e incluso hermanos nuestros. Si es así, con amor y bondad tendríamos que hablar con él para que se de cuenta de sus acciones, y en cualquier caso, no queremos volvernos impuros por la influencia de las acciones al borde de la moralidad cristiana de otros, por lo que nos distanciaremos de ellos por amor a Jehová y su santidad.

4) Levítico 22:9. Nosotros también sabemos la obligación y promesa que hemos hecho a Jehová desde el día de nuestra dedicación y bautismo. Por muchos estímulos externos que nos pueda hacer llegar esta sociedad actual dominada por la maldad de Satanás, conocemos a la perfección nuestro cometido, y es alabar siempre el nombre de Jehová que portamos y agradarle siempre.

5) Levítico 23:2. Nos fijamos que Dios le dijo a Moisés que las fiestas que tenían que celebrar eran reuniones santas. Los israelitas tenían que mantener un gran alto nivel de rigurosidad y respeto en las fiestas a Jehová para dar alabanza a su santo nombre. Esto nos enseña mucho a nosotros, en la que todo nuestro servicio a Dios debe ser santo, con el respeto y rigurosidad que Jehová merece.

6) Levítico 23:3. Se podía trabajar todos los días que quieran menos durante esta reunión santa en la que nadie podía hacer ningún tipo de trabajo. Igualmente, cuando sacamos tiempo para nuestro servicio a Dios, como el ministerio, debemos concentrarnos en solo eso, sin estar pensando en trabajo o estar distraídos por cualquier otra razón. Debemos estar concentrados en lo realmente importante que estamos haciendo, nuestro servicio a Dios sin dejar que nada nos distraiga.

7) Levítico 23:4-6. Estas fiestas, las tres grandes fiestas anuales de los israelitas y la pascua tenían un significado concreto y muy importante hacia Jehová donde los israelitas mostraban su agradecimiento por todo lo que Dios les provee. Todo nuestro servicio a Dios también tienen un significado concreto, desde nuestro estudio personal de la biblia, las reuniones hasta el ministerio. Esforzándonos en cada una de estas facetas espirituales estaremos demostrando agradecimiento a Dios por todo lo que nos provee.

8) Levítico 23:11,12. Tal como el sacerdote mecía esta gavilla de las primicias de los frutos de la tierra y el carnero joven en agradecimiento a Dios. Nuestra ofrenda de agradecimiento es nuestro esfuerzo diario en vivir de acuerdo con los principios bíblicos y dando las gracias por todo lo que el esclavo fiel y prudente nos provee y así lo aprovechamos esforzándonos al máximo en nuestras reuniones y en el ministerio.

9) Levítico 23:22. Vemos que Jehová no abandona ni se olvida o se descuida de nadie. Los pobres siempre estaban presentes para Dios, y nosotros tenemos que estar presentes en quiénes son nuestros hermanos que pasan por más dificultades y cómo podemos ayudarlos dentro de nuestras posibilidades y recursos como ocurría con esta recolecta, ya sea con ayuda material o emocional.

10) Levítico 23:34. Por medio de esta Fiesta de las Cabañas los israelitas daban las gracias por todos los frutos de la tierra que les acaba de dar su año agrícola. Las mismas gracias debemos de dar nosotros por todos los frutos que hoy día nos provee Dios: su amoroso pueblo, todo el alimento espiritual personal, las reuniones, asambleas, ministerio, familia, etc. Estamos muy agradecidos por todo este fruto espiritual que nos provee y le damos las gracias repetidamente mediante oración por todo lo que hace por nosotros.

Cookies