Saltar al contenido

Busquemos perlas escondidas | Semana del 15 al 21 de Febrero 2021

Respuestas y comentarios a las perlas escondidas de esta semana del 15 al 21 de Febrero de 2021 con la lectura semanal de los capítulos 3 y 4 de Números.

¿Cuál es una manera en la que demostramos que tememos a Dios?

“Cuando el campamento se traslade, Aarón y sus hijos deben terminar de cubrir el lugar santo y todo el equipo del lugar santo. Entonces los hijos de Cohat entrarán para transportarlos, pero no deben tocar las cosas del lugar santo, porque si lo hacen morirán. Esta es la responsabilidad que tienen los hijos de Cohat en la tienda de reunión.”

Números 4:15
Vídeo

La Ley de Dios decía que el arca del pacto tenía que ser transportada sobre los hombros de los levitas. En una ocasión, se utilizó un carruaje para transportarla, así lo dispuso David que recibió ayuda divina en momentos de angustia e hizo que su temor a Jehová y confianza en él se fortalecerían, pero en esta ocasión no fue así y no mostró el debido respeto a la Ley, el conductor, Uzah, en un momento intentó estabilizar el arca mientras la transportaba, la tocó y murió, cometió un pecado y por eso falleció pero David fue responsable también al debilitarse su temor por la Ley. Demostramos que tememos a Dios obedeciendo su Palabra en todo momento, sin desfallecer en ninguna situación.

Comentarios adicionales sobre Jehová, el ministerio y demás aspectos interesantes e importantes de la lectura de esta semana de Números 3 y 4.

1) Números 3:4. Nadab y Abihú perdieron la vida por ofrecer un fuego no autorizado delante de Jehová y hemos visto en Levítico cuáles pudieron ser los motivos por lo que hicieron esto. No debemos tener miedo a Dios ni a sus mandatos, pero sí debemos tener temor por lo que dice su Palabra, si tenemos este temor haremos de ella -de su Palabra- nuestra vida y viviremos según los principios bíblicos haciendo su voluntad y así, llegaremos a ser justos y ser salvos, salvando nuestra vida, no de este mundo, sino para toda la eternidad.

2) Números 3:7. Los levitas tenían que cumplir sus responsabilidades hacia Jehová y hacia todo el pueblo. Los hermanos y hermanas que tienen responsabilidades así también lo tienen que hacer, pero no solo por Jehová, sino por todo el pueblo. Los hermanos trabajan en la congregación por todo su pueblo, no por sí mismos o para impresionar a Dios, sino por el bienestar de todos los hermanos. Las hermanas también tienen su responsabilidad, nuestras hermanas precursoras toman la gran responsabilidad de transmitir y hacerle llegar al corazón el mensaje de Dios para que muchas personas sean salvas, nuestras hermanas también trabajan por el bienestar de nuestro pueblo y su crecimiento.

3) Números 3:7-9. Todo el pueblo de Dios tiene responsabilidades. Como cristianos tenemos el deber de honrar y alabar el nombre de Jehová en todo momento con nuestras acciones y comportamiento. Dentro de la congregación todos tenemos responsabilidades, con Dios y con nuestros hermanos, porque todos formamos parte de su pueblo. Ciertos hermanos y hermanas tienen asignaciones “públicas” pero todos nuestros hermanos y hermanas, ancianos y niños tienen todos importantes responsabilidades, ya que depende de cada uno de nosotros la unidad de nuestro pueblo, el amor que demuestra y la adoración pura que le mostramos a Dios.

4) Números 3:10. De este versículo podemos sacar una lección que es la siguiente, Aarón y sus hijos tenían asignadas una serie de deberes. La organización terrestre de Dios, para mantener el orden que Dios quiere como Dios de orden, también asigna una serie de funciones para el buen funcionamiento de su pueblo por toda la Tierra, es por ello, que estas asignaciones las efectúan las personas seleccionadas y los demás, no debemos de meternos en cosas que no nos corresponde ni nos toca tomar decisiones.

5) Números 3:15. La orden de Dios fue que Moisés registrara a los hijos de Leví por sus casas paternas o según sus familias. En la Biblia se menciona con mucha frecuencia a ciertas personas por sus familias, y es que la familia, que la ha consagrado Dios es muy importante y queremos que nuestra adoración pura sea pura en toda la unidad familiar. Las acciones o comportamiento contrario a los principios bíblicos no solo afectan a Jehová sino que pueden afectar posiblemente a nuestra familia, causando aún mucho más dolor.

6) Números 3:25-31. Cada familia de la tribu de Leví tenía una responsabilidad concreta con el tabernáculo. Hoy día las familias cristianas, como familia, tienen también muchas responsabilidades y una de las principales es cuidar la espiritualidad de la familia y fortalecerla todos los días, constituyendo familias fuertes. De esta forma también se está contribuyendo a la fortaleza de todo el pueblo de Dios.

7) Números 3:39. Se contaron en total como varones levitas 22.000. Un número muy elevado, no obstante, todos sabían cuál era su función, sus responsabilidades y siempre hubo orden. El pueblo de Dios hoy día es muy numeroso y crece todos los años y se sigue manteniendo el orden que caracteriza a nuestro Creador porque todos saben que funciones tienen asignadas y las desempeñan con el máximo esmero, sin ello no sería posible, y por eso, tenemos que mantenernos ocupado en la obra del Señor y esforzándonos al máximo en todo aquello que tenemos que desempeñar.

8) Números 4:3. Los levitas ejercían sus funciones en un determinado rango de edad, e iban adquiriendo otras funciones en edades más avanzadas según una serie de criterios. Hoy día, aunque no hay una edad establecida para algunas tareas que podamos tener, sí depende de una serie de cosas como nuestro conocimiento, experiencia o espiritualidad. En cualquier caso, toda tarea que desempeñamos en el pueblo de Dios, y todos aportamos al pueblo de Dios y a su unidad, tenemos que hacerlo esforzándonos al máximo y desviviéndonos por nuestros hermanos.

9) Números 4:5. Todo estaba perfectamente planificado por Dios, cuando el tabernáculo se trasladaba se sabía a la perfección cómo hacerlo y quiénes debían hacerlo, todos eran conscientes de los que tenían que hacer. Esta organización también se ve hoy día, incluso con la pandemia, todo está asignado con el orden que le gusta a Dios dando alabanza y honra a su nombre. La reunión se abre a la hora oportuna, las claves para acceder a zoom se envían con la debida antelación, estamos pendientes de que se conecten todos los hermanos, se da todo el soporte audiovisual necesario en la reunión… con todas estas tareas, imitamos el orden que había en el campamento de los israelitas.

10) Números 4:5-9. Vemos que todo se cubría con un tela por encima. Notamos la importancia que le da Jehová a todo, no solo al mobiliario sino también a todo tipo de instrumentos. Aprendemos a mostrar el mismo respeto e importancia a todo lo que Jehová nos provee por medio del esclavo fiel y prudente, y también a ser muy cuidadosos con todas las cosas que tenemos, que nos la ha proveído Dios.

11) Números 4:14. Notamos que no se dejó nada sin asignar, Jehová no se olvidó de nada y absolutamente todo se transportaba, hasta los tenedores y cualquier otro utensilio. Aprendemos a no dejar nada atrás que tenga importancia, no dejemos nada atrás, tenemos que tenerlo todo en cuenta y cuidarlo de la forma que quiere Dios, no pensemos en no animar a un hermano porque ya lo hará otro, como pueblo de Dios no dejamos nada atrás y todo lo cubrimos con telas, mostrando nuestro amor y cuidado hacia todos nuestros hermanos.

Cookies