Saltar al contenido

Busquemos perlas escondidas | Semana del 14 al 20 de Junio 2021

Busquemos perlas escondidas semana del 14 al 20 de junio 2021

Busquemos perlas escondidas | Semana del 14 al 20 de Junio 2021. Comentarios sobre las perlas de esta semana con la lectura semanal de Deuteronomio 5 y 6.

¿Qué nos enseña la ley contra la codicia?

Vídeo

“Tampoco desees a la esposa de tu prójimo. Tampoco desees egoístamente la casa de tu prójimo ni su campo, ni su esclavo ni su esclava, ni su toro ni su burro, ni nada que le pertenezca a tu prójimo”

Deuteronomio 5:21

1) Tal como leemos en Deuteronomio 5:21, se nos enseña a cultivar buenos sentimientos y a desarraigar sentimientos nocivos de nuestro corazón que puedan poner en riesgo nuestra espiritualidad.

2) Jehová ve nuestro corazón y ve todo lo bueno que tenemos dentro aún con nuestras imperfecciones. Claro está, que aunque Jehová vea lo bueno y le de más importancia a esto, también ve sentimientos que pueden no ser tan buenos. Dada nuestra imperfección es normal tenerlos, y es por ello que debemos luchar contra estos sentimientos para evitar que se conviertan en malas acciones y para tener un corazón limpio y sincero.

Comentarios Busquemos perlas escondidas | Semana del 14 al 20 de Junio 2021 sobre Jehová, el ministerio y más

1) Deuteronomio 5:7. Un texto muy claro donde nos dice que no tengamos otros dioses aparte de mí. Y esto se extiende a grandes campos en la actualidad. El dinero es un dios para muchas personas, los deportes para otras, el trabajo para muchas. Todo lo que se ponga por delante de nuestro servicio a Dios puede convertirse en un dios. Debemos tener mucho cuidado con esto, y poner siempre en primer lugar a Jehová.

2) Deuteronomio 5:9. Este inclinar y serviles se puede extrapolar a cómo dedicamos nuestro tiempo. Si cada vez estamos haciendo más horas en el trabajo a costa de nuestra predicación, adoración en familia o incluso de alguna reunión. Lo que realmente estaríamos haciendo es inclinarnos y servir a nuestro jefe, a nuestro trabajo. Y esto es muy peligroso, la mayor parte de nuestras energías deben ir dirigidas a Jehová, todo lo demás es secundario.

3) Deuteronomio 5:10. No hay duda de que si amamos a Jehová, Él nos mostrara el mismo amor o como dice el texto “por mil”. La felicidad de las familias cristianas se basan en esto, en que todos aman a Jehová y le obedecen, tal es así, que Jehová nos ama por igual y nos cuida. No queremos perder esta bonita relación de amor por nada que ofrece este sistema.

4) Deuteronomio 5:13. Jehová conoce la necesidad de trabajar, de hecho, cuando Adán y Eva pecaron ya dijo que iba a costar mucho ganar nuestro sustento. Permitió trabajar 6 días a la semana y un día exclusivo para él. No se nos prohibe trabajar, ni mucho menos, pero sí se nos prohibe solo pensar en trabajo. También debemos dedicar tiempo a Jehová, que es mucho más importante que el trabajo.

5) Deuteronomio 5:16-21. Conocemos todos estos mandamientos y vemos que el pueblo de Dios está libre de estos pecados a diferencia de lo que ocurre en este sistema. ¿Y qué es lo que provoca? Muchos problemas sociales y económicos. ¿Y qué ocurre con el pueblo de Dios? Que sea un pueblo feliz y sabio sin estos problemas. ¡Cuánto nos alegra la sabiduría de Jehová y el regalo que nos ha hecho con darnos su Palabra!.

6) Deuteronomio 5:29. Normalmente el temor se asocia a miedo. Pero Jehová no quiere que le tengamos miedo, sí temor. Temor en el sentido de señal de respeto, admiración y sumisión a su voluntad y su Palabra. Ese es el temor que estos hombres tenían, y el que debemos tener nosotros para realmente amarlo y acercarnos a Jehová.

7) Deuteronomio 6:5. Este versículo no deja ninguna duda de cómo debe ser nuestro amor por Jehová, de todo corazón y alma, con todas nuestras fuerzas. Claro, para que esto sea posible, sobre todo cuando se comienza en la verdad, se debe aprender de él, de sus cualidades, de su Palabra… solo así nos podemos acercar a una persona, conociéndola… solo así nos podemos acercar más a Dios y amarlo cada vez más.

8) Deuteronomio 6:7. Independientemente de que cuando nuestros hijos crezcan y sean mayores de edad tomen sus propias decisiones. El deber de un padre para cumplir con el mandato bíblico de Dios es inculcarle el mismo amor que sentimos nosotros por Él. Así también nos estaremos asegurando que ellos mismos creen su propia relación con Dios al conocer lo bueno y justo que es.

9) Deuteronomio 6:9. Para que nuestros hijos aprendan de la importancia del amor a Jehová, éste que sienten los padres debe impregnar toda la casa, todas las puertas. Si los padres no dan un ejemplo de adoración pura y amor a Jehová en todos los sentidos, es muy difícil que los hijos, quienes luchan con las presiones de este sistema, lo hagan.

10) Deuteronomio 6:20. “En el futuro cuando tu hijo te pregunte (…)”. Nuestros hijos que nacen en la verdad nos pueden preguntar porqué somos testigos de Jehová. Posiblemente esta pregunta se la hacen otros compañeros de su clase. Jehová dio la instrucción de que se respondiera con exactitud esta pregunta en la antigüedad. Nosotros debemos hacer lo mismo, y no dar por asentadas estas cosas, dejar claro a nuestros hijos porqué servimos a Dios cuando la mayoría de personas y de sus compañeros de clase no lo hacen.

Hasta aquí busquemos perlas escondidas de esta semana del 14 al 20 de Junio 2021

Reuniones de la semana del 14 al 20 de Junio 2021

  • Vestidos de mujer elegantes

¡No te lo pierdas! por Siervos de Jah:

Cookies