Saltar al contenido

Busquemos perlas escondidas – Semana del 13 al 19 de Julio

Perlas escondidas de la lectura de Éxodo capítulo 8 y 9.

Pregunta 1. ¿Qué eran los tábanos?

Pero, si no dejas salir a mi pueblo, voy a mandarte tábanos a ti, a tus siervos, a tu pueblo y a tus casas. Los tábanos llenarán las casas de Egipto y hasta cubrirán el suelo donde están.

Éxodo 8:21

1) No se sabe exactamente a qué tipo de insecto hace referencia, pero sin duda, sería una plaga devastadora que causaría mucho dolor y sufrimiento y gran adversidad, se alimentaría de sangre humana y podría llegar hasta a causar la muerte. Diferentes traducciones los han relacionado con algún tipo de mosca o mosquito que producen terribles picaduras. Incluso en ciertas regiones del mundo, este tipo de plaga que abarca varias especies en la actualidad, puede provocar la inhabitabilidad, permanencia o tránsito de personas.

2) Por lo que vemos, y según Éxodo 8:21. Sería una plaga implacable, nadie podría huir de ella y lo abarcaría absolutamente todo. Se muestra el poder demoledor de este tipo de insecto tendría sobre los egipcios y sus ganados.

Pregunta 2. ¿Por qué dijo Moisés que los egipcios detestarían los sacrificios de Israel?

Por fin, el faraón llamó a Moisés y a Aarón y dijo: “Vayan y háganle sacrificios a su Dios en esta tierra”. Pero Moisés le contestó: “No está bien que hagamos eso. Los egipcios detestan los sacrificios que queremos hacerle a Jehová nuestro Dios. Y, si delante de sus propios ojos hiciéramos sacrificios que ellos detestan, ¿no nos apedrearían? Por eso, haremos un viaje de tres días al desierto y allí le haremos sacrificios a Jehová nuestro Dios, tal como él nos ha dicho”.

Éxodo 8:25-27

1) Los egipcios veneraban y hacían muchos sacrificios a animales y otras divinidades. Por lo que, en primer lugar, no sería correcto llevarlo a cabo en una tierra donde el sacrificio al Dios verdadero sería uno más y no el único que debe hacerse. Y, en segundo lugar, realizar un sacrificio en un tierra donde gran parte o mayoría de sus habitantes no creen en ese sacrificio, produciría un ambiente de tensión e incluso algo peor que convertiría este acto sagrado en una disputa social.

Comentarios adiciones sobre Éxodo 8 y 9 para las perlas escondidas sobre Jehová, el ministerio y demás temas provechosos.

1) Éxodo 8:1-4. Los gobernantes de este mundo pueden provocar que la adoración a Jehová sea una gran dificultad, llegando a prohibirla y con reprimendas y efectos legales y jurídicos sobre sus siervos. Sin embargo, por mucha persecución que pueda acontecer, Jehová nunca se olvida ni abandona a sus siervos, al contrario, los apoya, les da fortaleza y empuje, y pone a disposición de nosotros muchas herramientas para servirle; porque ningún gobernante puede oponerse al poder de Jehová.

2) Éxodo 8:6. Toda palabra pronunciada por Jehová se hace realidad y tiene un objetivo de acuerdo con su obra. Nos da fortaleza al ver todas las profecías que se cumplieron en el pasado para la protección de su pueblo y la adoración que Dios merece y que seguimos ejerciendo hoy día. Sabemos que nunca nos abandonará, y que hará todo lo necesario para que podamos seguir sirviéndole.

3) Éxodo 8:7. Nuestra adoración ha de ser plena e integra al Dios verdadero. Nadie duda de nuestro amor hacia nuestro Padre Jehová. Y es por ello que debemos de huir de todo tipo de prácticas ocultas como el espiritismo o alejarnos de toda clase de actividades de ocio como series o películas que tengan que ver con lo paranormal o la magia, todo este contenido está en manos de Satanás y es contrario a nuestra dedicación a Dios.

4) Éxodo 8:15. En este versículo podemos ver el contraste de los gobernantes de este mundo con Jehová, quien siempre cumple su palabra a diferencia de estos gobernantes imperfectos que solo buscan sus propios intereses materiales y actúan según su conveniencia. Y no solo eso, en la inmensa flexibilidad y compresión de Jehová, lo hizo cuando el faraón le dijo. Es un claro ejemplo que podemos emplear para ilustrar que no hay mejor dirección que la del pueblo de Dios.

5) Éxodo 8:12,13. Moisés y Aarón fueron los intermediarios con el faraón y Jehová. Una vez que Moisés rogó, Jehová accedió a lo que había pedido, pero que realmente es lo que había pedido el faraón según sus prioridades. Jehová juzga a su debido tiempo y siempre actúa de forma perfecta, prudente y neutral. Si nuestros actos son puros y según los principios bíblicos, podemos estar seguros que siempre será justo con nosotros.

6) Éxodo 8:23. Los cristianos fieles que servimos a Jehová cabalmente y nos dedicamos a su obra y a los principios bíblicos no estamos también diferenciando en el pueblo verdadero, al contrario de este sistema de cosas dominado por la avaricia, la rebeldía, la maldad, o la frustración. Se nos reconoce por ser personas dadoras, alegres, amorosas y humildes. Claro que también soportamos pruebas y pasamos dificultades, pero la felicidad de vivir de acuerdo con la vida que realmente es vida nos hace felices y nos diferencia de la vida que lleva este mundo.

Cookies