Saltar al contenido

Busquemos perlas escondidas | Semana del 11 al 17 de Enero 2021

Respuestas para las perlas escondidas de este semana para los capítulos 20 y 21 de Levítico.

¿Por qué prohibía la Ley De Dios lastimarse a uno mismo a propósito?

Vídeo

“Ellos no deben afeitarse la cabeza ni rasurarse los bordes de la barba ni hacerse cortes en el cuerpo”.

Levítico 21:5

1) Los motivos son varios y en todos se refleja la gran sabiduría de Jehová y el profundo respeto hacia él y hacia la vida. En primer lugar, tal como dice Levítico 21:5, era común en aquella época que las personas se hicieran laceraciones en su cuerpo como manifestación del duelo al perder a una persona. Pero esto es impropio, sabemos cuál es la esperanza de la resurrección y cuál es el verdadero estado de las personas que mueren. Por otro lado, nuestro cuerpo es una creación De Dios, y el no autoinfligirnos daño demuestra el respeto que sentimos por la vida que nos ha dado.

Comentarios adicionales sobre las perlas de esta semana sobre Jehová, el ministerio y demás aspectos interesantes de la lectura de esta semana.

1) Levítico 20:2. El sacrificio de los hijos como ofrenda a Mólek, estaba rotundamente prohibido y penado por pena de muerte por Dios. El deber de los padres es proteger la vida de sus hijos, la vida es sagrada y nadie tiene la disposición de decidir sobre ella sino Dios. Esto nos deja muy claro como tiene que ser nuestra postura frente a la vida, a las tendencias suicidas, a los abortos y a todo aquel acto que suponga un riesgo para la vida.

2) Levítico 20:6. Otra disposición judicial prohibía los médiums y los adivinos. La actual sociedad ha logrado esclarecer en cierto grado el lado oscuro de estas prácticas y lo han disfrazado de forma normal y natural incluso en forma de juegos donde se usa la magia o la adivinación. Otro ejemplo, son canales de televisión que están destinados exclusivamente para ello, o incluso puestos en las ferias que lo ocultan como una forma de juego, o bola o ruleta inofensiva. Los cristianos tenemos que estar muy despiertos en cómo el sistema de Satanás nos intenta llegar de esta forma.

3) Levítico 20:7,8. Tal como Jehová es santo, nos enseña que si nosotros queremos servirle, agradarle y que se nos considere justos y merecedores de su bondad, tenemos que vivir en armonía con sus normas y esforzarnos por tener una conducta santa, de esta forma disfrutaremos de la mejor vida posible.

4) Levítico 20:9. ¡Qué tan extendido está esta práctica! Ya no solo no existe respeto natural hacia los padres, ya no solo los hijos insultan y difaman a sus padres, sino que muchos incluso los maltratan, física y mentalmente, los chantajean y los denuncian si no logran lo que quieran. Qué diferente es el amor que nos enseña la Biblia a cultivar para con todos, nuestros padres primero y el profundo respeto que debemos tener por ellos.

5) Levítico 20:10. El adulterio es una práctica muy difundida en nuestra sucia sociedad, muchos matrimonios viven en un engaño. Pero ya no solo eso, cada vez es más corriente a ciertas edades en el matrimonio la frase de: “darnos un tiempo o relaciones abiertas”, donde cada cónyuge experimenta con otras personas. O el fenómeno “swinger”, donde ambos cónyuges mantienen relaciones sexuales consentidas con otras parejas estando presentes ambos cónyuges. Hasta que el Reino De Dios no llegue, no sabremos dónde acabaremos llegando, mantengamos, hermanos, nuestra mente limpia.

6) Levítico 20:13. Dios nos ha creado hombre y mujer. Los complementos perfectos tanto para uno como para otro. Lo que es natural, y todo aquello que salga de este marco que ha creado Dios, es mundo y antinatural. Este es un mandato que obedecemos por mucho que la sociedad actual nos influya y presione a aceptar prácticas fuera de este contexto.

7) Levítico 20:15,16. Estas prácticas son mucho más frecuente de lo que podemos imaginar. Sabemos completamente que es contranatural y lo aborrecemos tal y como lo hace Dios. Pero muchas personas de nuestra sociedad prueban estas prácticas solo por divertimento. Esta es un razón por la que sabemos que debemos relacionarnos con amigos espirituales que gocen de un disfrute sano como nosotros.

8) Levítico 20:18. Este versículo nos enseña a mostrar respeto cuándo nuestras esposas están en periodo de menstruación. Los esposos tenemos que ser comprensivos, flexibles y cuidar de nuestras esposas. Nosotros no pasamos por ello, no sabemos qué es sentirlo ni su estado emocional durante este periodo. Los esposos demuestra que aman a su esposa respetando este momento de intimidad.

9) Levítico 20:22,23. El camino a la vida es angosto, no es recto ni fácil. La sociedad actual nos presiona mucho con muchas prácticas inmundas. Pero como cristianos que somos, tenemos la responsabilidad de no defraudar a nuestro Padre celestial y no causarle asco en ningún momento por acciones influenciadas por este sistema.

10) Levítico 20:24. Jehová nos ha separado del resto de los demás pueblos. Esto supone una gran responsabilidad y para que verdaderamente sea así debemos demostrarlo con nuestros actos y comportamientos. Un cristiano fiel y leal a los principios bíblicos vive en armonía con la Palabra De Dios y se diferencia claramente del resto de las personas de las naciones.

11) Levítico 21:6. Tal como los sacerdotes debían mantenerse santos por encima de los demás sobretodo. Los que dirigen y tienen responsabilidades en la congregación son los primeros que deben mantenerse santos, puros y limpios. Ya que son los que proveen guía, ayuda y estímulo espiritual a todo su rebaño, si ellos son inmundos no podrán dirigir al pueblo De Dios como Jehová quiere y pueden suponer un ejemplo de tropiezo en la fe para todos los hermanos.

12) Levítico 21:8. No solo los que dirigen la congregación o tienen responsabilidades son los primeros que tienen que reflejar un ejemplo de santidad y rectitud a los principios bíblicos, sino también toda su familia. En parte, el comportamiento de su familia, cónyuge e hijos, está muy relacionado con la espiritualidad de toda la familia, la fe de sus cónyuges y las enseñanzas a sus hijos. Por lo que tienen que ser familias ejemplares, que así estimulen a todos los hermanos de la congregación.

13) Levítico 21. En este capítulo hemos visto la gran responsabilidad que supone para los miembros de la congregación que llevan la delantera y tienen responsabilidades. Es un extraordinario privilegio trabajar para el pueblo De Dios, y es por eso, que deben tener un estímulo extra para que todas sus acciones, decisiones y palabras estén en la rectitud de la Palabra De Dios, de esa forma, estarán proveyendo una verdadera guía espiritual a todo el rebaño que tienen a su cargo.

Cookies