Saltar al contenido

Busquemos perlas escondidas – Semana del 2 al 8 de Marzo de 2020

¡Vídeo ya disponible en nuestro canal oficial de YouTube!

Busquemos perlas escondidas 02/03/2020-08/03/2020

¿Por qué Abrahán les dijo a sus sirvientes que regresaría con Isaac cuando en realidad iba a sacrificarlo? La Atalaya de febrero de 2016. Jehová lo llamó mi amigo.

Entonces Abrahán les dijo a los sirvientes: “Quédense aquí con el burro mientras mi hijo y yo vamos allá a adorar a Dios. Luego regresaremos”.

Génesis 22:5

(1) Abrahán, tal como dice Hebreos 11:19, tenía el pensamiento que Dios podría levantarlo incluso de los muertos. Conocía de un inmenso poder que ya le había demostrado anteriormente. Abrahán creía en la Resurrección, y no veía el sacrificio de Isaac como un fin.

(2) Abrahán estaba convencido de que pasara lo que pasara ese día tan complicado para él, Jehová cumpliría con las promesas que le había hecho, donde Isaac sería su descendencia prometida que daría pie a naciones. Confiaba plenamente en que Jehová le devolvería a su pequeño. Es por su fe inquebrantable, por lo que se conoce a Abrahán como el padre de todos los que tienen fe.

¿Cómo nos muestra este texto que Jehová no siempre usa su capacidad de ver el futuro? Perspicacia Tomo 2, pág. 703, párrafos 4,5. Presciencia, predeterminación.

Entonces dijo: “No le hagas daño al joven, no le hagas nada. Ahora sé de veras que eres un hombre que teme a Dios, porque no te has negado a darme a tu hijo, tu único hijo”.

Génesis 22:12

(1) Jehová hubiera podido saber de la fe de Abrahán y haberle evitado el mal momento de ese día en el que iba a sacrificar a su único hijo, su descendencia prometida. Pero no fue así, Jehová nos deja y otorga libre albedrío, no nos juzga según nuestro actuar futuro, sino con nuestras acciones y hechos presentes.

(2) La libertad que Dios nos da no tendría sentido si Él nos llega a juzgar por lo que llegaremos a hacer. Él podría saberlo pero no lo hace. Porque todos nosotros somos libres, libres a cometer errores y libres para buscar soluciones a esos errores y problemas. Nuestro actuar presente es lo que importa, y debe adaptarse a los principios divinos, ya que se nos juzgará por todo aquellos que hemos hecho.

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana? Génesis 22, 23.

CÓMO DE COSTUMBRE, SE PUEDEN EXPRIMIR MUCHOS Y MUY DIFERENTES PUNTOS DE VISTA DE LA LECTURA BÍBLICA SEMANAL, A CONTINUACIÓN EXTRAEMOS ALGUNOS.

1) Génesis 22:1,2. Jehová le estaba pidiendo ahora que sacrificara a su único hijo de su matrimonio, aquel que por fin había tenido con Sara después de esperar tantos años con la bendición del mismo Jehová. ¿Se puede imaginar lo que supone a un padre renunciar de su propio hijo, uno que te costó mucho tener? Pues Abrahán no puso ninguna objeción y confió plenamente y de forma ciega en Dios. No hay mayor ejemplo de fe que podamos imitar.

2) Génesis 22:7,8. El hijo de Abrahán, Isaac, aún siendo un niño pequeñito sabía que iban a adorar a Jehová. Aunque Abrahán sabe que el sacrificio era su propio inicial, también sabe y tiene fe plena en que Jehová proveerá y cumplirá cuando crea conveniente su promesa de la descendencia prometida, esa fe plena salva a Isaac.

3) Génesis 22:10. ¿Abrahán estaba listo para acabar con la vida de su hijo? ¿Qué padre puede estar listo para algo así? Sin embargo, su Padre se lo había pedido y no lo iba a desobedecer, por muy difícil que le resultara, no se echó atrás o clamó que lo perdonara. Iba a proceder con lo que le había mandado Jehová. Un ejemplo de fe inigualable a cualquier otro.

4) Génesis 22:13,14. Le fe plena de Abrahán hizo que fuera digno una vez más, como siempre lo había sido a los ojos De Dios. Quién juzgo sus actos presentes y volvió a ser un hombre inquebrantable. Como Dios justo y amoroso, proveyó en lugar de Isaac una ofrenda para que Abrahán pudiera continuar. Nuestra constante fe en Jehová y su Palabra hará que veamos grandes bendiciones hoy en nuestras vidas como las vieron Abrahán y Sara.

5) Génesis 23:11. Sara fallece antes que Abrahán y eso le supone un gran dolor. Abrahán se considera extranjero en esa tierra y pide un lugar para enterrar a su esposa. Ese lugar pertenecía a Efrón, quien se solidarizó con la muerte de su esposa y no solo le dio la cueva que pidió sino el campo y el entorno que la rodeaba. Abrahán dada su relación con Dios, era muy respetado entre los hijos de Het, quienes accedieron de forma solidaria y compasiva en ayudar a Abrahán.

6) Génesis 23:14,15. Efrón no sacó partida de la situación, muy al contrario, siempre estuvo dispuesto a concederle a Abrahán lo que necesitara. Tal es así, que Abrahán le insistió en comprarle con plata lo que habían acordado, y así fue. Fue justo y Efrón también, ya que lo importante no era sacar beneficio o lo que valía esos terrenos, las cosas materiales no eran lo principal en esa situación. Lo principal era que pudiera enterrar a su difunta esposa. Lo importante en nuestras vidas no es nuestra plata, sino las demás cosas.

¿Qué te ha parecido? ¿Qué puntos beneficiosos has encontrado? Comparte tus puntos de vista en los comentarios, todos lo agradeceremos porque serán muy provechosos. 


Cookies