Saltar al contenido

Busquemos perlas escondidas – Semana del 20 al 26 de Abril de 2020

Vídeo ya disponible en nuestro canal de YouTube

¿Cómo podemos imitar los esfuerzos de Jacob para hacer las paces? La Atalaya, 15 de junio de 2010.

Te suplico que me salves de las manos de mi hermano Esaú, pues tengo miedo de que venga y me ataque a mí, así como a los niños y a sus madres.

Génesis 32:11

Y pasó la noche allí. Luego juntó algunos de sus bienes para regalárselos a Esaú, su hermano: 200 hembras de las cabras, 20 machos de las cabras, 200 ovejas, 20 carneros, 30 camellas con sus crías, 40 vacas, 10 toros, 20 burras y 10 burros.

Génesis 32:13-15

Contexto: Jacob siempre mantiene una comunicación abierta con Dios, en todo momento y en especial, le pide y le suplica que le ayude cuando enfrenta grandes adversidades, como cuando tiene que salir huyendo de Labán, o en este caso, de su hermano Esaú. Ambos cuáles podrían querer acabar con su vida, logrando pactos de paz en ambas situaciones.

(1) Jacob mantenía siempre una comunicación abierta y constante con Jehová. Siempre que enfrentaba cualquier situación se lo hacía saber como se menciona en Génesis 32:11. Al igual que con Labán, con su hermano Esaú también le suplicó a Jehová. Jacob no quería problemas con nadie y siempre quería lograr La Paz, y con la ayuda de Jehová siempre lo conseguía. Seamos abiertos, de corazón sincero y confiemos siempre en la guía De Dios, de esa forma haremos verdadera esfuerzos para mantener la paz.

(2) Como bien dice La Atalaya de 2010, si somos amables en nuestro diálogo sincero y abierto con los demás será mucho más fácil lograr La Paz. Y este es un sentido de doble sentido, si nuestra actitud es siempre vivir en paz con las personas y ser amables con ellas, esto hará que fluya una comunicación sincera. Lograremos, con nuestro comportamiento amable y respetuoso, vivir en paz con todas las personas que nos rodea y con nosotros mismos, imitando las enormes cualidades de Jacob.

¿Por qué Jacob llamó a un altar “Dios, el Dios de IsraelPerspicacia tomo 1; p. 700.

Allí construyó un altar y lo llamó Dios, el Dios de Israel.

Génesis 33:20

Contexto: Jacob luchó contra un ángel materializado De Dios. Podemos leerlo en Génesis 32:24 en adelante. Los versículos 25 al 28 dice: “Cuando ese hombre vio que no lograba vencer a Jacob, entonces le tocó la cavidad de la cadera. Así que a Jacob se le dislocó la cadera mientras luchaba con él. Después, él dijo: “Suéltame, porque ya está amaneciendo”. Pero Jacob le respondió: “No te voy a soltar hasta que me bendigas”. Y por último, el versículo 28 dice: “Ya no te llamarás Jacob, sino Israel, porque has luchado con Dios (su ángel materializado) y con hombres, y por fin has vencido (vencido por su perseverancia en la lucha contra el ángel)”. Esta lucha tuvo lugar en Peniel, y luego tuvo su encuentro con Esaú, su hermano que quería matarlo, y éste fue pacífico.

(1) Tras la lucha de Jacob hasta el amanecer con el ángel de Dios, su perseverancia logró al final su bendición. Para materializar esto, se le fue cambiado el nombre por Israel. Como consecuencia de esto, Jacob construyó ese altar y lo llamó así como signo de que apreciaba enormemente tanto el nombre que Dios le puso como su constante guía, que le permitió siempre estar protegido y conducido a salvo de vuelta a la Tierra Prometida.

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana? Génesis 32,33.

CÓMO DE COSTUMBRE, SE PUEDEN EXPRIMIR MUCHOS Y MUY DIFERENTES PUNTOS DE VISTA DE LA LECTURA BÍBLICA SEMANAL, A CONTINUACIÓN EXTRAEMOS ALGUNOS.

1) Génesis 32:1,2. En estos versículos podemos detectar un pequeño detalle. Y es que cuando Jacob se puso en camino, también lo hicieron los ángeles de Dios hasta que Jacob los vio y dijo que este era el campamento De Dios. Vemos, que Jehová siempre acompaña a sus siervos fieles y leales y nunca los abandona.

2) Génesis 32:3-5. Notamos una vez más la humildad de Jacob. El mismo no llega de vuelta a su tierra con mensaje de triunfo o de riquezas (ya podía montar dos campamentos de la gente que le seguía y un extenso ganado) sino al contrario, antes de llegar avisa con un mensaje, una noticia en la que quiere ganarse el favor de su hermano. Aprendemos, que por mucho que podamos tener, nunca debemos considerarnos mejores o superiores a otros o darnos ínfulas por todo lo que hemos conseguido, al contrario, cuánto más tengamos más deberíamos y debemos sentirnos agradecidos con gran humildad y dar gracias.

3) Génesis 32:7,8. Jacob sentía miedo y angustia. Tenía miedo que Esaú acabara con su vida y con las vidas de quienes lo acompañaban. Aún sabiendo que Jehová lo había protegido en otras situaciones y que le hizo la promesa que volviera a su tierra donde no le pasaría nada. Fue supervisor, y mandó a formar dos campamentos. Así se salvaría al menos uno de ellos. En nuestra dedicación a Dios, en la que contamos con su ayuda y bendición, debemos planificar y tener planes de contingencias, ya que Satanás es astuto, y si tomamos medidas podemos evitar que nos entrampe en ciertas situaciones.

4) Génesis 32:9,10. Notamos la notable comunicación de Jacob con Dios. Además, de la humildad con la que se dirige al decir que no es merecedor de nada de lo que ha conseguido. Nuestras oraciones deben ser así, constantes, sinceras y humildes. Jehová es nuestro mejor amigo y nunca nos abandonará.

5) Génesis 32:9, 12. Jacob verá como esas dos promesas que le había hecho Jehová se iban a cumplir. Nosotros, también vemos como se cumplieron esas dos promesas, al igual que todas las demás promesas que se han hecho en la biblia a fieles del pasado. No cabe duda, que todas las promesas se cumplirán, y muchas de ellas serán dentro de muy poco tiempo.

6) Génesis 32:20. Vemos el gran temor que tenía Jacob a su hermano. De tal forma que estaba ofreciendo en forma de regalo gran parte de las posesiones que tanto sacrificio tuvo que pasar para tenerlas. Ese regalo, pensaba él, que lograría ganarse el favor de su hermano y que le perdonara la vida. Sin embargo, la protección de Jehová intervino, y cuando Esaú llega a Jacob le abraza, y rechaza múltiples veces el regalo de Jacob, hasta que tiene que aceptarlo debido a su insistencia. Jacob no actuó con avaricia o con maldad. Cuando hagamos un regalo, que no sea porque queremos esperar algo a cambio. Sino porque de verdad salió de nuestro corazón la felicidad de ser dadores.

7) Génesis 33:4. Aquí podemos notar la reacción de Esaú al ver a Jacob. Muy lejana a lo que Jacob tenía miedo de lo que podría pasar. Seguramente Jacob se habrá sentido muy feliz en ese momento. Jehová conoce cada uno de los miedos que tenemos sus siervos fieles, y es por eso, que su mano interviene en muchísimas ocasiones para protegernos.

8) Génesis 33:9. Esaú rechaza el regalo de Jacob diciéndole que ya tiene demasiados bienes. Pero no solo eso, lo llama “hermano mío”. Aún así, Jacob sigue dirigiéndose a él como respeto y humildad, con la expresión siervo tuyo. En ocasiones, podemos coger rápidamente confianza con ciertas personas, pero eso no significa que no tengamos que ser respetuosos, humildes o que nuestro trato tenga que cambiar. Debemos mantener, en todo momento, no importa cuánta confianza tengamos con una persona, nuestra integridad cristiana.

9) Génesis 33:13. Jacob, no se dejó llevar por la nueva situación de favor de Esaú. Siempre pensó en los suyos, en sus necesidades y limitaciones sin dejar a nadie atrás. Aprendamos de este ejemplo de Jacob a nunca dejar a nadie atrás, a ayudar a quienes lo necesitan, a entender sus limitaciones y dificultades y ser humildes con ellos, ayudándoles en todo lo que podamos.

¿Qué te ha parecido? ¿Qué puntos beneficiosos has encontrado? Comparte tus puntos de vista en los comentarios, todos lo agradeceremos porque serán muy provechosos. 



Cookies