Saltar al contenido

Busquemos perlas escondidas – 5 al 11 de Octubre

Pregunta 1. ¿en qué sentido Jehová descansó en el séptimo día creativo?

Es una señal permanente entre el pueblo de Israel y yo, porque Jehová hizo los cielos y la tierra en seis días, y el séptimo día dejó de trabajar y descansó’”.

Éxodo 31:17

1) Sabemos que Jehová no se cansa, es un Dios Todopoderoso, todo lo ha creado Él y no necesita descansar. Pero sí, y con más derecho que nadie, ya que es su creación, se merece descansar para observar, contemplar y disfrutar de todo lo bueno que ha creado. Nosotros si nos cansamos, y somos imperfectos, por lo que sí necesitamos descansar, pero no solo eso, también debemos saber disfrutar, desconectar del ajetreo diaria en el que nos envuelve un sistema económico perverso y tener un disfrute sano, con nuestra familia, hermanos y amigos… ya sea por medio del ministerio o con momentos de esparcimiento sanos.

2) La sociedad actual nos absorbe, exprime lo máximo de nosotros para nutrir su sistema capitalista. Muchas personas se desviven por fomentar riquezas materiales pero… lo mejor de esta vida es: gratis, y nos lo ha dado Dios. Su maravillosa obra de hacer discípulos, su extraordinaria creación (una puesta de sol, las olas del mar rompiendo en un acantilado, un paseo por la montaña,…). Descansemos de nuestro trabajo seglar, y disfrutemos en unidad con personas que comparten nuestros principios y valores de las mejoras cosas de este mundo, las que nos ha dado Jehová.

Pregunta 2. ¿Cómo sabemos que la enseñanza de “una vez salvo, siempre salvo” es falsa?

Pero, si lo deseas, perdona su pecado. Si no, bórrame del libro que has escrito, por favor”. Sin embargo, Jehová le respondió a Moisés: “Borraré de mi libro al que haya pecado contra mí.

Éxodo 32:32,33

1) Jehová le responde a Moisés que aquél que peca contra Él o se hace desobediente se le borrará del libro de la vida eterna. Y es que, ese dicho es completamente falso y por lógica, no aplica en nada a la realidad, ni en un sentido ni en el otro. Somos personas imperfectas, y tal como una persona puede ser pecadora pero se puede arrepentir y arreglar sus asuntos con Jehová. Otra persona puede ser fiel durante muchos años y de repente cambiar y ser un opositor. Por tanto, los verdaderos cristianos demostramos nuestra fe y obediencia día sí y día también en cada una de las pruebas que nos pone este sistema.

Comentarios adicionales sobre la lectura de Éxodo 31 y 32 sobre Jehová, el ministerio y demás temas de interés.

1) Éxodo 31:3. Jehová dotó a Bezalel de todo tipo de conocimientos necesarios para efectuar la obra que les había encomendado. Cuando decimos que Jehová provee del alimento espiritual, sustento, energía y fuerzas a su debido tiempo para afrontar las diversas adversidades de este mundo. También nos suministra el conocimiento necesario por medio de su Palabra la Biblia para mantenernos firmes e íntegros en su obra en tiempos tan difíciles como los de hoy con tantas tentaciones impropias para un cristiano.

2) Éxodo 31:4 en adelante. Podemos ver cómo Jehová suministró aquellos conocimientos técnicos necesarios para efectuar la obra que les había encomendado. De igual forma, podemos tener la certeza, que cuando llegue el momento señalado dispondremos de todas las habilidades necesarias para reconstruir la Tierra en el paraíso que tanto deseamos, pero de una forma correcta y no como se hicieron las civilizaciones actuales, ya que tendremos la guía y el conocimiento de Jehová, y seremos un único pueblo unido y amoroso.

3) Éxodo 31:7. Al igual que en la antigüedad. El pueblo De Dios por medio de su organización terrestre dispone de los medios necesarios mediante hermanos cualificados y voluntarios capaces y hábiles para la construcción de salones del reino y otras instalaciones necesarias para nuestra obra, y también en aquellos países y zonas más pobres y necesitados. Jehová mueve los hilos para que la construcción de cada Salón del Reino se pueda completar, sea de calidad y con condiciones de seguridad para que todos nuestros hermanos alrededor del mundo puedan servirle con gozo y alegría.

4) Éxodo 31:16. Jehová empleó uno de los siete días de la semana para descansar y observar su maravillosa obra. A los israelitas también le ordenó que descansaran un día, el sábado, era sagrado. No se podía trabajar, o morirán. Era un día de alabanza a Jehová, de disfrute de su creación (que era para ellos y para nosotros), que podían emplear para relajarse haciendo su obra, para ratos de esparcimiento sano con otros siervos fieles. El pacto con Israel del sábado santo ya no nos aplica a nosotros, sin embargo, nosotros también debemos reservar un día a la semana para adorar a Jehová y disfrutar con nuestra familia, hermanos y amigos.

5) Éxodo 31:14. Muchos israelitas empezaron a trabajar todos los días con el fin de hacerse con mucho dinero y ganar grandes riquezas y fortunas. Descuidando la adoración a Jehová… ya que estaban muy cansados y no tenían tiempo porque necesitaban más y más dinero, cuando lo mejor de esta vida es gratis y nos lo ha dado Jehová. La única forma de ser felices y sobrevivir a este sistema de cosas es haciendo la voluntad de Jehová y disfrutar de la maravillosa creación, de toda la Tierra y sus bellezas; es por ello, que debemos desconectar el mayor tiempo posible de este sistema materialista para dedicar tiempo a Dios, de esta forma, contemplaremos las grandes bendiciones que nos tiene preparadas.

6) Éxodo 32:1. Los israelitas sabían que Jehová detesta y prohibió la idolatría. La única adoración correcta era a Él y sin embargo, los israelitas terminaron pecando y construyendo un falso ídolo (un becerro de oro) que representaba supuestamente a Jehová y comenzaron a bailar y beber como una fiesta pagana se tratara. En la actualidad existen muchos ídolos, más sutiles que un becerro de oro (como imitar el comportamiento de una persona famosa o seguirla de forma incipiente en redes sociales)… debemos ser conscientes de ello y adorar exclusivamente a Jehová.

7) Éxodo 32:8. Los israelitas se desviaron rápidamente del camino que había señalado Jehová y pecaron gravemente con él. Conocemos lo que pasó, y decimos que nosotros nos mantendremos alertas y no pecaremos como los israelitas. Pero lo cierto, es que en este sistema, con tantas distracciones y tentaciones que existen, si no tenemos la guardia bien alta, podemos pecar y desviarnos muy rápidamente… con la tecnología actual, con cualquier dispositivo electrónico, internet y unos pocos clicks podemos pecar gravemente, en cuestión de segundos, más rápido que lo que tardaron los israelitas en construir el becerro.

8) Éxodo 32:11-13. Moisés defendió a los israelitas de la cólera fundamentada de Jehová hasta que el punto que reconsideró la destrucción de un pueblo terco y pecador. Cuando Moisés volvió junto al pueblo, y vio todo lo que estaba haciendo, se sintió profundamente defraudado como lo estaba Dios. Esto nos enseña, que en esta vida, muchas personas, incluso las más allegadas nos pueden defraudar en cualquier momento y por muy fuerte que pueda ser esto, o esta traición, debemos seguir firmes, porque la única persona que no nos fallará, ni nos defraudará ni nos traicionará será Jehová.

9) Éxodo 32:21,22. ¿Actuó Aaron bien en esta situación? ¿está libre de culpa?. Aarón justificó su comportamiento y sus acciones en los demás, en la presión y la conducta pecadora de la masa, de todas las personas. Pero esto no es excusa ni justificación, Aarón también pecó y falló, y en lugar de reconocer su error, se justificó en qué fue lo que el pueblo quería y esa presión lo llevó a esto. Si cometemos un pecado, lo cometemos nosotros. No hacemos nada que no queramos porque alguien nos presione a hacerlo, poner excusa no es una solución ni una justificación. Podemos cometer errores, y quizás podemos llegar a pecar, sí es así, lo reconocemos como cristianos que somos, nos arrepentiremos y pediremos que Jehová nos perdone, lleve el tiempo que lleve.

Cookies