Saltar al contenido

Busquemos perlas escondidas – semana del 6-12 de Enero de 2020

Busquemos perlas escondidas 06/01/20-12/01/20

¿Qué dice la Biblia sobre la edad de la Tierra? La Atalaya, 1 de Junio de 2015.

En el principio, Dios creó los cielos y la tierra.

Génesis 1:1

La Biblia como todos sabemos, no es un libro de ciencia pero cuando habla de ella, es exacta en todas sus palabras. Respecto a qué edad tiene la Tierra, no hace referencia a ella. Simplemente, como podemos leer en el primer versículo de la Biblia, tanto los cielos como la tierra fueron creadas en el principio. Por tanto, da la posibilidad a que los científicos actuales determinen la edad de las diferentes creaciones de nuestro Dios por medio de leyes y procedimientos probados.

En cierto modo, esto ensalza la grandeza de nuestro Creador, suponiendo un gran desafío la estimación de la Tierra, del universo y de cuerpos celestes que aún siguen descubriendo, se refleja el inmenso poder y sabiduría de Jehová.

Los científicos estiman que la Tierra tiene unos 4.000 millones de años, y que el origen del Universo tuvo lugar hace unos 13.000 o 14.000 millones de años. La catedrática de Astrofísica, Catherine Heymans, de la Universidad de Edimburgo, trabaja en los proyectos más punteros de la actualidad sobre el Universo, ella dice: “No sabemos nada del 95% del Universo”.

Podemos ver, que hoy día, dada la tecnología actual que ha avanzado de forma exponencial las últimas décadas (incluso con viajes al espacio), no logra descifrar el poder que tiene nuestro Dios.

¿Fue Jesús un cocreador? Perspicacia Tomo 2, página 80

Entonces Dios dijo: “Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza, y tenga autoridad sobre los peces del mar, los animales voladores de los cielos y los animales domésticos, sobre toda la tierra y sobre los animales que se arrastran sobre la tierra.

Génesis 1:26

Jesús no fue un cocreador, fue el instrumento que Dios utilizó para realizar sus obras. Pero el poder para crear todas las cosas se origina y proviene de Jehová, su fuerza activa recorría las aguas como dice Génesis en su versículo 2 del primer capítulo. También podemos ver lo que dice Salmos 36:9, allí dice: “En ti está la fuente de la vida; gracias a tu luz podemos ver la luz”. Jehová es la Fuente de vida de todas las creaciones animadas o inanimadas, tal como atribuye su Hijo en todas las Escrituras.

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Cómo de costumbre, se pueden exprimir muchos y muy diferentes puntos de vista de la lectura bíblica semanal, a continuación extraemos algunos.

1) En los días de la creación de la Tierra y todas las formas de vida que conocemos, incluidos nosotros mismos… podemos notar la bondad y amor que demuestra nuestro Dios en cada día. En este primer capítulo podemos leer la expresión sucesivas veces de: “Y Dios vio que esto era bueno”. Todo lo que Jehová fue creando fue bueno, no se limitaba a realizar grandes obras, sino que también se fijaba con igual importancia en todos los pequeños detalles para enriquecer la vida en la Tierra pensando en el más mínimo detalle.

2) En el versículo 11 y 12 del primer capítulo, podemos notar cuál era el objetivo de Jehová. No era más que convertir la tierra en un Jardín de Edén, en el que existiera paz y solamente alegría. Él quería que todas las creaciones, plantas, animales, personas, etc. se reproducieran según sus géneros poblando toda la Tierra. Desde estos primeros días, les dio autonomía, libertad, libre albedrío como a nuestros primeros padres.

3) En Génesis 1:20,21. Podemos denotar dos aspectos. El amor de Dios por la vida y la profundidad de la Creación de Jehová. Jehová ama la vida y no dejó al azar ningún aspecto como dice la ciencia, que el origen de la vida fue por medio de combinaciones genéticas al azar dando lugar a los diferentes seres vivos que conocemos. No. Jehová, creó el océano y sus profundidades y no se olvidó de llenarlos de seres vivos. Creó la superficie de la tierra, y no se olvidó de poblarla de humanos, de animales y de vegetación. Creó los cielos y no se olvidó de crear a sus seres vivientes. Cada milímetro de nuestro planeta está cuidadosamente diseñado sin un ápice de azar.

4) En Génesis 1:26, observamos nuevamente el amor que siente nuestro Dios hacia nosotros. A él no le gusta en la situación que nos encontramos o que suframos injusticias y no podamos ser felices en ese Jardín de Edén que había diseñado para todos nosotros, debido al pecado de nuestros primeros padres. ¿Cómo podemos asegurarnos de esto? Porque como dice en ese versículo, nos creó a su imagen y semejanza.

5) Con el versículo 7 del segundo capítulo de Génesis, podemos observar un argumento lógico que podemos utilizar en nuestro ministerio con las personas. Decimos que sería lógico ya que allí dice que Dios creó al hombre del polvo. Por tanto, si su origen fue el polvo, su final también lo tendrá que ser. No dejando lugar a dudas de otras creencias que se enseñan en otras religiones o que algunos científicos pueden hipotetizar sobre segundas vidas o la transformación de nuestro cuerpo en alma viajera hacia algún lugar.

6) Quizás uno de los versículos dela Biblia que más controversias nos puede ocasionar en el ministerio es Génesis 2:9. Nos podrían argumentar, si Dios es todo amor y todo lo que hizo o creó fue bueno… ¿Porqué crear un árbol en medio de dicho paraíso que te diera un conocimiento completo, de lo bueno y lo malo, que te haga morir? Es una pregunta justa. Dios nos creó con su misericordioso amor genuino, y no quería que muriéramos, sino que nos hagamos muchos y viviéramos felices el resto de nuestras vidas. Entonces, ¿porqué?. Jehová nos hizo superiores a los demás seres vivientes, nos dio la capacidad de razonar… nos puso un objetivo, una misión … poblar la Tierra. El libre albedrío consiste en poder elegir, y las elecciones tienen consecuencias. Muchos estudios científicos han estudiado el campo de las emociones y lo que se requiere para ser feliz, hay una frase que se repite mucho: “Ojalá hubiese tenido el valor de vivir una vida propia, no la vida que otros esperaban de mi”. Jehová, le dio al hombre la capacidad de elegir cómo vivir en todas las facetas de su entorno, de su vida, para ser feliz, incluyendo las consecuencias de sus propias elecciones.

7) Hoy día, consideramos el dolor y el sufrimiento como emociones cotidianas en nuestras vidas. Pero lo cierto, es que esto nunca fue la intención de Jehová. Con toda la Creación que había realizado y todo lo que le había dado al hombre, más de lo que podía imaginar, aún le iba a dar una cosa más, la importante de su vida, su complemento perfecto. Su futura esposa, y con ello, su descendencia. Algunos podríamos decir, bueno … con todo lo que ha hecho por él y encima le va a regalar su regalo más preciado, hagámoslo ahora y… bueno… si le duele un poco pues… que se aguante, no le va a pasar nada solo le dolerá un poco, quizás aprecia en mayor medida todo lo que he hecho por él. No. Ni mucho menos. Jehová es nuestro Padre, y ningún padre quiere ver a su hijo sufriendo… así que Él esperó a que Adán estuviera profundamente dormido para que no sintiera absolutamente nada cuando le sacara la costilla de la que proviene Eva. ¡Qué gran muestra del amor infinito de Dios!

8) Génesis 2:24. Es claro y conciso en cómo tienen que ser las relaciones entre los seres humanos. Lejos de las permisividades de nuestro actual sistema de cosas, allí dice que el único propósito de un hombre y una mujer (excepcionando la posible soltería) es la de su unión en un matrimonio puro, dice que, “serán una sola carne”.

¿Qué te ha parecido? ¿Qué puntos beneficiosos has encontrado? Comparte tus puntos de vista en los comentarios, todos lo agradeceremos porque serán muy provechosos. 

Cookies