Saltar al contenido

Aviso Importante – Cerramos Siervos de Jah

Nos duele tomar esta decisión, pero es definitiva. Han sido 2 años con todos vosotros y vosotras. A vuestro lado, preparando las reuniones y dándonos ánimo.

Siervos de Jah, ha sido y creemos pensar que para vosotros también, un recurso y una fuente de estímulo que llegó en un momento delicado para todo el mundo, sumido en una pandemia mundial. Creemos que hemos ayudado a muchos hermanos, hermanas y estudiantes durante este confinamiento a fortalecer su fe.

Hemos dado testimonio, tenemos algunas experiencias de personas no testigos de Jehová y creyentes de otras religiones que nos han leído, nos siguen, leen todo nuestro contenido, han contactado con nosotros y nos han agradecido nuestro trabajo.

Éste ha sido nuestro trabajo durante los últimos años, un trabajo para Dios y para todos vosotros hermanos. Todo el esfuerzo que hacíamos lo veíamos compensado en gran medida por vuestros buenos comentarios y ánimos. Muchos de vosotros nos ayudasteis con los costes de la página web, que no son pocos y los nuestros personales.

Queremos agradecer a estos hermanos que han contribuido económicamente en algún momento de todo el periodo que llevamos trabajando, y a los algunos hermanos que lo hacen regularmente todos los meses. No cabe en nuestro corazón el esfuerzo que hacéis por nosotros.

Vivimos en el sistema que vivimos, y desgraciadamente no hay nada gratis. Muchas personas no entienden esto y hemos sido objetivo de muchos ataques. No por personas del mundo, sino por propios “hermanos”. Han sido muchas las amenazas, insultos y discriminación que hemos recibido. Nos ha sorprendido profundamente estos comportamientos y palabras hasta el punto de afectar temporalmente nuestra fe. No merece la pena entrar en este aspecto, pero ha sido duro para nosotros y nos ha marcado. Hermanos y hermanas, solo recordemos algo: “Somos el pueblo de Dios” y por algo debemos de ser diferentes al resto. Se nos conoce por el amor, no por el odio.

Estos malos sentimientos los hemos combatido gracias a todos vosotros, que nos siguen y nos animan con vuestros comentarios y correos electrónicos. Gracias a Jehová, sois la mayoría.

Cerramos Siervos de Jah porque nos conlleva un esfuerzo y trabajo enorme que ya no podemos mantener. La preparación personal de nuestras reuniones es muy diferente a prepararlas al nivel en el que lo hacemos desde aquí. Conlleva mucho estudio, horas y dedicación preparar cada una de las partes con el rigor que desde Siervos de Jah siempre hemos hecho y preparar muchos más comentarios para todos, así como cada uno de los discursos y demostraciones semana tras semana, y con semanas de antelación para vuestra preparación. Hay semanas que prácticamente no hacemos nada más en nuestro día a día que dedicarnos a la web y esto es insostenible.

Aunque nos encantaría dedicarnos a tiempo completo a vosotros, como hemos estado haciendo estos 2 últimos años, porque lo merecéis… no podemos. Hemos tenido que aceptarlo y seguir adelante.

Gracias a todos vosotros por el amor que nos habéis demostrado. Nos quedamos con todas las muestras de ánimo y amor que nos habéis transmitido. Y nos quedamos con muchos nombres propios -que no citaremos aquí públicamente- de muchos hermanos y hermanas con los que hemos mantenido una relación especial, donde hemos mantenido conversaciones especiales, que nos han apoyado de forma especial. No hace falta decir nombres, cada uno de vosotros y vosotras lo sabéis, y queremos transmitirle personal y especialmente nuestro agradecimiento, probablemente es mucho más grande que el que podéis imaginar.

El cierre de Siervos de Jah es una decisión muy meditada y que llevamos pensando desde hace mucho tiempo. Hoy hemos visto que otros hermanos cierran su web por otros motivos y hemos dado el paso definitivo. Nuestros motivos son los que hemos citado, es insostenible económicamente para nuestra situación personal actual y no podemos continuar así.

Este mes de Julio es el último mes. En Agosto la web ya no existirá y solo quedará el dominio hasta su expiración. El canal de YouTube continuará abierto pero no se subirán vídeos sobre las partes de las reuniones, se subirán vídeos sobre cartas para el ministerio de forma más o menos frecuente, sabemos que les ayudan mucho.

Esto es un adiós, y aunque por motivos lógicos de confidencialidad, privacidad, seguridad y protección personal, nunca hemos revelado nuestra identidad, hemos conocido a muchos hermanos de cientos de países y nos sentimos muy agradecidos por ello. Aún cuando vosotros no sepáis realmente quién está detrás de estas palabras, no ha supuesto un obstáculo para confiar en nosotros y amarnos por igual.

Muchas Gracias, nos vemos pronto en el paraíso

Cookies